Marina Semiónova

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Marina Semyonova.jpg

Marina Timoféievna Semiónova (Марина Тимофеевна Семёнова) (San Petersburgo, 12 de junio de 1908 -† 9 de junio de 2010, Moscú) fue una célebre bailarina clásica rusa.

Se la considera la primera gran bailarina emergida de la era soviética y responsable de haber "salvado" la tradición clásica cuando en 1918 la Revolución Rusa estuvo a punto de prohibir el arte del ballet, por considerarlo "burgués". Entonces, el ministro de educación Anatoly Lunacharsky y su comitiva quedaron tan impresionados con una actuación de Semiónova que decidieron apoyar esa disciplina artística.[1]

Semiónova había estudiado con la legendaria Agrippina Vagánova en Petrogrado, graduándose en 1925 y convirtiéndose en estrella del Ballet Kírov de San Petersburgo. En su momento se la consideró la sucesora de bailarinas imperiales como Anna Pávlova, Olga Preobrazhénskaya y Tamara Karsávina.

Formó parte del cuerpo de baile del Teatro Bolshói a partir de 1930, donde debutó con La Bayadera. En 1935, en París, fue una aclamada Giselle con Serge Lifar, impresionando vivamente al novelista Stefan Zweig[2]

Famosa como Odette-Odile en El lago de los cisnes,[3] Raymonda, Aurora en La bella durmiente del bosque, Kitri en Don Quijote, Nikiya en La bayadera, Esmeralda, Cenicienta y otras, también actuó en varias películas.[4]

Se retiró en 1952 para dedicarse a la enseñanza; entre sus pupilas directas figuran Maya Plisétskaya, Marina Kondrátieva (su sucesora directa en el Bolshói), Nina Timoféyeva, Natalia Bessmértnova,[5] Nadezhda Pávlova, Nina Sorókina, Ludmila Semenyaka y Nina Ananiashvili.

Fue Artista del pueblo de la URSS y recibio el Prix Benois de la Danse.

En 1941 recibió el Premio Stalin. Se retiró de la docencia a los 96 años.

El Bolshói celebró su centenario[6] con una gala y un documental,[7] [8] [9] murió tres días antes de cumplir 102 años.

Su primer marido fue Víctor Semiónov —partenaire de Olga Spesívtseva— y su segundo, el diplomático Lev Karaján, víctima de las purgas estalinistas, condenado y fusilado en 1937. Con su tercer marido, el actor Vsévolod Axiónov, tuvo una hija, Yekaterina Axiónova, que fue bailarina del Bolshói.

Referencias[editar]

  • M.T. Semiónova. Moscú, 1953
  • S. Ivanova. Marina Semiónova. Moscú, 1965

Enlaces externos[editar]