Marialuisa (arte)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enmarcado de una fotografía con paspartú

Una marialuisa o paspartú (del francés passepartout) es el pequeño marco que rodea las fotografías o pinturas antes del marco, en caso de que existan.

Normalmente las marialuisas son grandes con respecto a la obra y lisas, es decir, no presentan ningún tipo de textura o relieve, para facilitar al observador la posibilidad de centrarse en la imagen que admira.

Por lo general son de cartón, cartulina o papel opalina y poseen tonos neutros, como blanco (el más usado) o negro.

Historia de la Maria Luisa

Por Arturo Ortega Morán

Si echamos un vistazo al resto del mundo hispano, encontramos que la marialuisa se conoce en algunos países de Sudamérica como Colombia y Venezuela, pero en España, es un término practicamente desconocido. Ellos la llaman paspartú, palabra tomada del francés y que no nos resulta rara, porque en México usábamos el papel  paspartú, una cinta de colores brillantes, con la que poníamos marco y adornábamos muchos trabajos escolares.

A propósito, se cuenta que durante el Porfiriato, se pusieron de moda los nombres romanos: abundaron los Tulios, Marcos, Césares y Octavios. Se dio el caso de que el orador Chucho Urueta, bautizó a uno de sus hijos con el nombre de Marco y José Juan Tablada, destacado poeta de aquel tiempo, lo interpeló con esta cuarteta:


Urueta, no seas canijo Chucho, por Belcebú, no le pongas Marco a tu hijo mejor ponle “paspartú”.


Pero, volvamos con la marialuisa y el origen de este nombre. Las primeras pesquisas nos llevan al Diccionario de México de Juan Palomar, en donde dice que marialuisa es una deformación de “area lisa”, una manera de referirse a ese marco interior. Esta ingeniosa explicación suena convincente pero, no es correcta. La verdad es que el término fue acuñado en Francia, en la década de los cuarenta, cuando allá se pusieron de moda los antropónimos, es decir dar nombres de personas a instrumentos, artefactos, técnicas, etc.

Muy probablemente, el nombre fue inspirado en María Luisa, la segunda esposa de Napoleón, de quien se conservan cuadros en los que ya la imagen no cubre todo el espacio; una franja evita que la pintura se extienda hasta la orilla, es decir, una marialuisa.

A mediados del siglo pasado, la marie louise francesa llegó a México y desde entonces, cuando solicitamos un servicio de enmarcado nos preguntan ¿lo quiere con marialuisa?