Maria Valtorta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

María Valtorta O.S.M. (Caserta, 14 de marzo de 1897 - Viareggio, 12 de octubre de 1961) fue una escritora mística italiana.

Fue autora de diversos cuadernos de apuntes, que componen la base de su obra fundamental, Il Poema dell'Uomo-Dio ("El poema del hombre-Dios", más tarde reimpreso con el título de El Evangelio como me ha sido revelado). Esta obra suscitó una importante polémica, ya que fue inicialmente aprobada para su impresión pero luego incluida en el Índice de Libros Prohibidos por su sucesor, Juan XXIII. La postura oficial de la Iglesia católica hacia las obras de Valtorta es todavía hoy en día ambigua.

María Valtorta escribió de una vez, sin un esquema preparatorio y sin rehacer sus escritos, más o menos quince mil páginas de cuaderno. Esta notable producción literaria está publicada en quince volúmenes, además de la Autobiografía. De ellos, diez encierran la obra mayor y cinco las obras menores. La obra mayor es El Evangelio como me ha sido revelado o Poema del Hombre-Dios.

Esta obra es un compendio de visiones que María Valtorta decía haber tenido de la vida de Jesús hace dos mil años, caminando junto a los apóstoles, junto a su madre, María. En sus diez volúmenes narra el nacimiento y la infancia de María y de su hijo Jesús, los tres años de la vida pública de Jesús, su Pasión, muerte, Resurrección y Ascensión al Cielo, Pentecostés, los albores de la Iglesia y la Asunción de María.

El director espiritual de María Valtorta, un miembro de la congregación de los Siervos de María, el Padre Migliorini, y el obispo Roman Danilak posiblitaron que estos escritos salieran a la luz y fueran publicados.

Monseñor Danylak dijo en su escrito de otorgamiento de Nihil Obstat e Imprimátur al Poema del Hombre-Dios (aprobación de la obra y de la publicación, respectivamente):

“Digo que no hay nada objetable en el Poema del Hombre-Dios y en todos los demás escritos de Valtorta en lo que respecta a la fe y la moral”.

Testimonios y comentarios[editar]

Testimonio desde la ciencia: el doctor Vittorio Tredici, geólogo y mineralogista, Italia (1952):

"Quiero subrayar la precisión inexplicable del conocimiento del autor en cuanto a Palestina en sus aspectos panorámicos, topográficos, geológicos y mineralógicos."

Testimonio desde la historia: Jean Aulagnier, reconocido especialista en calendarios de la Antigüedad, escribió en 1995 un libro sobre la obra de Valtorta:

"Habiendo establecido una cronología científica de todos los eventos y ocurrencias en la obra de María Valtorta, yo solo puedo decir que continúa siendo inexplicable de otra forma fuera de intervención divina".

Testimonios desde la teología y la Biblia: arzobispo Alfonso Carinci, Secretario de la Congregación de Ritos Sagrados (1946):

"No hay nada contrario al Evangelio. Más bien, este trabajo es un buen complemento al Evangelio, contribuye a una mejor comprensión de su significado".

Padre Agostino Bea S.J., rector del Instituto Bíblico Pontificio y consejero al Santo Oficio, 1952 (después fue cardenal), director espiritual del papa Pío XII:

"He leído en manuscrito mecanografiado muchos de los libros escritos por María Valtorta... En cuanto a exégesis, no encontré ningún error en las partes que yo examiné".

Padre Gabriel Allegre, reconocido traductor de la Biblia al Chino, Macao/Hong-Kong (1970):

"El dedo de Dios está aquí. En cuanto a justificación teológica para un libro tan convincente, tan carismático, tan extraordinario, aun desde el punto de vista meramente humano, como lo es "El Evangelio como me ha sido revelado" de María Valtorta, encuéntrelo en la Primera Epístola de San Pablo a los Corintios 14,6"

Padre Dreyfus, de la Escuela Francesa de Biblia y Arqueología, Jerusalén (1986):

"Yo estuve grandemente impresionado al encontrar en la obra de María Valtorta los nombres de seis o siete pueblos que están ausentes del Antiguo y Nuevo Testamento. Estos nombres solo son conocidos por unos pocos especialistas, y por medio de fuentes fuera de la Biblia... [...] Ahora, ¿como pudo ella saber esos nombres, si no por las revelaciones que ella dijo tener?'