Marcha de los Cuatro Suyos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Marcha de los Cuatro Suyos
Nombre oficial Marcha de los Cuatro Suyos
Tipo Protesta
Ámbito Nacional
Lugar Centro de Lima
Ubicación Lima
País Flag of Peru.svg Perú
Fecha Del 26 al 28 de julio de 2000
Organización
Organizador Alejandro Toledo
Perú Posible
[editar datos en Wikidata ]

La Marcha de los Cuatro Suyos consistió en una movilización popular realizada en el Perú en los días 26, 27 y 28 de julio del 2000, encabezada por Alejandro Toledo, Carlos Ferrero Costa líderes del partido político peruano Perú Posible y secundado por diversos movimientos sociales, partidos en su mayoría de izquierda pero también de centro y de la derecha democrática. El motivo de esta marcha fue la acusación de fraude que rondó la tercera elección consecutiva de Fujimori como presidente del Perú.

Contexto[editar]

En el año 1996 Alberto Fujimori inició maniobras ilegales para presentarse por tercera vez como candidato, desatando la controversia política en torno a la Constitución al promulgar una ley denominada de Interpretación Auténtica de la Constitución, en la que se facultaba a sí mismo para presentarse por tercera vez a la presidencia pesar de la constitución recientemente promulgada lo prohibía textualmente. El argumento de esta ley señalaba que si bien el artículo 112ª indicaba que el presidente puede ser reelegido sólo para un periodo inmediato o después de transcurrido otro período constitucional, la elección de Fujimori el año 1990 no contaba porque no se encontraba vigente la Constitución de 1993 sino la de 1979. La ley fue promulgada el 23 de agosto de 1996, quedando Fujimori apto para postular a la Presidencia en las Elecciones generales del 2000.

El 9 de abril de 2000 se realizaron los comicios, siendo Alberto Fujimori y Alejandro Toledo los favoritos para ganar la elección. Los diversos sondeos a boca de urna que daban las encuestadoras y los famosos flashes electorales anunciaron a Alejandro Toledo como vencedor por un margen del 10% contra su contricante, pero horas más tarde en resultados oficiales que daba la ONPE, Alberto Fujimori salió victorioso. Diversos organismos internacionales denunciaron que hubo un 10 por ciento más de votos de los que efectivamente sufragaron. Ante ello, Toledo desistió de participar en la segunda vuelta electoral.

En la segunda vuelta, Alberto Fujimori resultó victorioso, pese a ello la Organización de los Estados Americanos no lo reconoció como Presidente; y los mandatarios Fernando de la Rúa (Argentina), Said Musa (Belice), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Jean Chrétien (Canadá), Ricardo Lagos (Chile), Andrés Pastrana (Colombia), Miguel Ángel Rodríguez Echeverría (Costa Rica), Fidel Castro (Cuba), Francisco Flores (El Salvador), Bill Clinton (Estados Unidos), Alfonso Portillo (Guatemala), René Préval (Haití), Carlos Flores Facussé (Honduras), Percival James Patterson, (Jamaica), Ernesto Zedillo (México), Arnoldo Alemán (Nicaragua), Mireya Moscoso (Panamá), Luis Ángel González Macchi (Paraguay), Leonel Fernández (República Dominicana), Basdeo Panday (Trinidad y Tobago), Jorge Batlle (Uruguay) y Hugo Chávez (Venezuela), con excepción de Gustavo Noboa de Ecuador y Hugo Banzer de Bolivia rechazaron la invitación a la ceremonia de asunción.[1]

En seguida apareció un escándalo como consecuencia del descubrimiento de que la compra de 50 mil fusiles Kalashnikov AK 47, hecha en 1999 por el gobierno peruano junto con Jordania, fue un lucrativo negocio promovido por Montesinos, fueron a parar a las manos de las FARC por lo menos 10 mil armas.[2]

Convocatoria[editar]

Tras el triunfo forzado que obtuvo el gobierno en elecciones con un solo candidato, Toledo propuso una marcha nacional de "Los cuatro suyos" hacia Lima para el 26 de julio, dos días antes de la eventual proclamación de Fujimori.[3]

Marcha[editar]

El día 25 de julio de 2000 centenares de peruanos llegaron a Lima desde distintos puntos del país para participar de la primera fecha de la masiva marcha frente al Congreso de la República del Perú, día en que los congresistas electos asumen su cargo y misma jornada en que los legisladores opositores podrían declarar la vacancia presidencial si logran reunir una mayoría suficiente de 61 congresistas.[4]

La llamada “Marcha de los Cuatro suyos” recordando el nombre de los cuatro puntos cardinales y simbolizando las cuatro regiones en que se dividía Tahuantinsuyo, el imperio inca.[2]

El 27 de julio desfilaron miles de peruanos por Los Cuatros Suyos ingresando por por la Av. Bolivia (Chinchaysuyo), Roosevelt (Contisuyo), Paseo Colón-Av. Wilson (Collasuyo) y Plaza Manco Cápac-Av. Grau (Antisuyo); después tomaron posición frente al estrado colocado a un lado del Palacio de Justicia, dando pase a una ceremonia de jura de la bandera. Terminada la ceremonia inició el mitin con la participación de líderes democráticos como el ex presidente argentino Raúl Alfonsín; luego Alejandro Toledo se dirigió a las masas. Posteriormente le siguió una vigilia con la participación de artistas populares, en lo que se llamó la "Noche Buena de la Patria".[5]

La marcha tuvo como punto central el día 28 de julio, que coincidió con la celebración de las Fiestas Patrias en el Perú y la juramentación de Fujimori como presidente por tercera vez consecutiva; en ese día se desataron movilizaciones populares durante las cuales se atacaron importantes lugares públicos y privados (como los medios de comunicación). En medio de las protestas, la sede del Banco de la Nación fue incendiada como consecuencia de una explosión que posteriormente se descubrió que fue provocada desde el interior del inmueble, en ella se encontraban 6 guardias de seguridad, los cuales murieron intoxicados por el humo. Otros guardias sobrevivieron al escapar hacia la calle a través de las ventanas de los pisos superiores.

El asesor presidencial, Vladimiro Montesinos, consiguió que se infiltraran agitadores profesionales en el medio de la marcha que dejo de ser pacifica cuando, bloqueados por la policía, pequeños grupos comenzaron a saquear el centro de la ciudad. La policía reacciono con chorros de agua, bombas de gas lacrimógeno y fuerza bruta, mientras aviones Mig de la Fuerza Aérea volaban sobre la multitud.[6]

La marcha se prolongó durante toda la noche del 28 de julio del 2000 hasta la medianoche del 29; sin embargo hubo cientos de detenidos por los disturbios. Fujimori uso los hechos para acusar a Toledo y apartarlo de los sectores moderados de la sociedad que lo apoyaban. La prensa y los medios electrónicos solo emitían noticias que pasaban por el filtro del gobierno, a pesar de todo, la marcha pasó a ser el gran símbolo de la resistencia a la presidencia dictatorial, donde muchos peruanos anónimos arriesgaron la vida, hombres que no pertenecían a ningún partido o movimiento político dieron la cara por la democracia en el Perú. Entre los principales participantes, ante los sindicatos bastante desmantelados por el gobierno y los partidos oficiales muy reducidos, destacaron los estudiantes de diversas universidades, institutos e incluso colegios[6]

Referencias[editar]

  1. Fujimori bajo la mirada de la OEA y con la oposición en pie de guerra
  2. a b Gomes, Victor (2005). Guerra en los Andes. Ecuador: Abya Yala. 
  3. Toledo llamó a impedir que asuma Fujimori
  4. Están marchando hacia Lima miles de opositores a Fujimori
  5. http://www.caretas.com.pe/2000/1629/articulos/suyos.phtml SUYOS Al Ruedo
  6. a b Dagnino, Evelina; Olvera, Alberto; Panfichi, Aldo (2006). La disputa por la construcción democrática en América Latina. México: CIESAS.