María de Francia (1145-1198)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María de Francia.

María de Francia, condesa de Champaña (1145 - 11 de marzo de 1198) era la hija mayor de Luis VII de Francia y su primera esposa, Leonor de Aquitania.

Familia[editar]

La hermana menor de María era Alix de Francia.

Por parte de padre, era hermanastra de Margarita de Francia y Adela de Francia (del matrimonio con Constanza de Castilla), y de Felipe Augusto e Inés de Francia (del matrimonio con Adela de Champaña). Por parte de madre, de su matrimonio con Enrique II de Inglaterra era hermanastra de Guillermo, conde de Poitiers, Enrique, Matilde, Ricardo Corazón de León, Leonor, Juana y Juan Sin Tierra.

Biografía[editar]

El matrimonio de los padres de María fue anulado en 1152, y la custodia de María y de su hermana, Alix, fue concedida a su padre, el rey Luis. Su madre, Leonor, se casó con Enrique, conde de Anjou y duque de Normandía, más tarde el rey Enrique II de Inglaterra. En 1160, cuando su padre, el rey Luis, se casó con Adela de Champaña, el comprometió a María y Alix a los hermanos de Adela. Después de su compromiso, María fue enviada a la abadía de Avenay en Champaña para su educación.

En 1164 María se casa con Enrique I el Liberal († 1182) conde de Champaña y tienen cuatro hijos:

María fue la regente de Enrique cuando éste fue en peregrinación a Tierra Santa desde 1179 hasta 1181. Mientras su marido estaba ausente, el padre de María murió y su medio hermano, Felipe Augusto, se convirtió en rey. Él confiscó tierras de viudedad de su madre y se casó con Isabel de Henao, quien estaba prometida con anterioridad al hijo mayor de María.[1] Esto llevó a María a unirse al partido de los nobles descontentos -incluyendo a la reina Adela y el arzobispo de Reims, para conspirar contra Felipe.[2]

Con el tiempo, las relaciones entre María y su real hermano mejoraron. Su marido murió poco después de su regreso de Tierra Santa. Ahora, viuda con cuatro hijos pequeños, María consideró casarse con Felipe de Alsacia, pero el compromiso se rompió de repente por motivos desconocidos.

Tras la muerte de su esposo asume la regencia del condado de Champaña en el nombre de su hijo hasta 1187. En 1190, su hijo se va a combatir a Tierra Santa y ella vuelve a ser la regente del reino, hasta que Enrique II se casa con la reina de Jerusalén y es nombrado rey.

Cuando su hijo Enrique II muere, en 1197, María cede el poder a su segundo hijo Teobaldo III y se retira al convento de Fontaines-les-Nones cerca de Meaux. Murió al año siguiente. Su tumba en la catedral de Meaux, fue destruida en el siglo XVI, durante las guerras de religión.

María también fue mecenas de la literatura, incluyendo Andreas Capellanus, que sirvió en su corte, y Chrétien de Troyes. Ella sabía leer y escribir en francés y latín y mantuvo su propia biblioteca.

Existía un gran afecto entre María y su medio hermano Ricardo I de Inglaterra, y su célebre poema J'a nuns hons pris, lamentando su cautiverio en Austria, fue dedicada a ella.

Referencias[editar]

  1. Nolan. p. 79.
  2. John Baldwin, Philippe Auguste, Fayard, 1991, p. 38.

Bibliografía[editar]

  • Wheeler, Bonnie. Eleanor of Aquitaine: Lord and Lady, 2002
  • Evergates, Theodore. Aristocratic Women in Medieval France, 1999
  • Nolan, Kathleen D. Capetian Women, 2003.

Enlaces externos[editar]