María Romero Meneses

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Romero Meneses
Beata María Romero Meneses.jpg
Nacimiento 13 de enero de 1902
Granada, Bandera de Nicaragua Nicaragua
Padres Félix Romero Arana y Ana Meneses Blandón
Fallecimiento 7 de julio de 1977
Las Peñitas, León, Bandera de Nicaragua Nicaragua
Venerada en Iglesia Católica
Beatificación 14 de abril de 2002
Festividad 7 de julio

Sor María Romero Meneses nació el 13 de enero de 1902, en Granada, Nicaragua, y falleció el 7 de julio de 1977, en Las Peñitas, León, Nicaragua, a la edad de 75 años. Fue hija de Félix Romero Arana y Ana Meneses Blandón, de origen español. Don Félix se desempeñó como Ministro de Hacienda del Gobierno de José Santos Zelaya. Este matrimonio procreó trece hijos. La biografía oficial de Sor María Romero fue escrita por Sor Domenica Grassiano, FMA, y su título es «Con María toda para todos como Don Bosco: se llama María Romero Meneses de Nicaragua».[1]

Infancia[editar]

Cuando tenía 8 años de edad, el 8 de diciembre de 1909, María Romero Meneses hizo su Primera Comunión. Al año siguiente, llegaron a Nicaragua las misioneras de Don Bosco, hijas de María Auxiliadora (FMA), congregación de la que sería parte integrante durante todo el resto de su vida.

Noviciado en El Salvador[editar]

A inicios de 1920, a los 18 años de edad, María Romero parte hacia El Salvador al Instituto de las FMA, para iniciar su noviciado. El 19 de marzo de ese mismo año, recibe la esclavina negra e inicia con el uso del hábito negro que la caracterizó durante todo el resto de su vida. El 16 de enero de 1921, recibe el hábito religioso de las Hijas de María Auxiliadora, por lo que pasa a llamarse formalmente «Sor María Romero».[2]


Durante sus años en el noviciado se destaca por sus habilidades en la música, especialmente el piano, por lo que se le asigna la responsabilidad de profesora de música y directora del coro. El 6 de enero de 1923 emitió los Votos Temporales de pobreza, castidad y obediencia que requería el proceso de noviciado. Al terminar el noviciado en la ciudad de San Salvador se desempeña como asistente de las aspirantes, postulantes y novicias.

Votos Perpetuos y profesorado en Nicaragua[editar]

El 24 de mayo de 1924, Sor María Romero regresa a Nicaragua para dar clases de música en el Colegio María Auxiliadora de Granada, donde trabajó durante 7 años consecutivos. Durante esos años se desempeñó además como asistente de las alumnas internas e impartiendo clases de piano, canto, dibujo, pintura y mecanografía. El 6 de enero de 1929, en el Colegio María auxiliadora de Granada, pronuncia sus Votos Perpetuos.

Obras sociales en Costa Rica[editar]

En 1931 la congregación la envió a San José, Costa Rica, donde se dedicó a servir a los necesitados durante 46 años. A pesar de considerar a Costa Rica como una «segunda patria», Sor María siempre se consideró nicaragüense y nunca renunció a su ciudadanía. Entre sus obras sociales y espirituales más importantes en Costa Rica están las siguientes:

  • Internado para jóvenes en la Casa María Auxiliadora que favorece a muchachas que antes vivían en la calle.
  • Capacitaciónen actividades como la cocina, la costura y otros oficios a muchachas y señoras.
  • ASAYNE: Asociación de Ayuda a Necesitados, en Ciudadelas en Salitrillos de Aserrí, que se compone de 70 viviendas para albergar a familias que antes vivían en condiciones infrahumanas. Se extendió a San Miguel de Desamparados y San Gabriel, en el cantón de Aserrí.
  • «Ropero», servicio que ofrece prendas de vestir a precios simbólicos y, en oportunidades, en forma gratuita.
  • Repartición diaria de canastas de alimentos básicos a personas de escasos recursos económicos.

Las obras de Sor María Romero han funcionado con base en donaciones y colaboraciones de carácter voluntario, bajo la consigna "Pon tu mano, Madre Mía. Ponla antes que la mía."[3]

Su Muerte en Nicaragua[editar]

En 1977, estando en Costa Rica, había expresado a su superiora que se sentía cansada, por lo que planea con sus hermanas reunirse en Nicaragua como parte de unas vacaciones. El 2 de julio, Sor María parte hacia su país natal. Su hermana Pastora alquila una casa en el balneario de Las Peñitas, en León. El 7 de julio, estando en la casa de veraneo a orilla de la playa, falleció de un infarto al corazón.

Traslado de restos a Costa Rica[editar]

El sábado 9 de julio de 1977, los restos mortales de Sor María Romero fueron trasladados a Costa Rica y enterrados en el Cementerio General. El 9 de noviembre de 1991 se procedió a su exhumación y fueron depositados finalmente en la Casa de la Virgen, al lado de la capilla, conocido ahora como Mausoleo de Sor María Romero.

Proceso de Canonización[editar]

La apertura del proceso Diocesano de Sor María Romero se dio el 18 de noviembre de 1988. Durante los años 1988 y 1992, se llevan a cabo las sesiones declaratorias de los testigos citados por el Tribunal de la causa de Canonización, teniendo como sede del Tribunal la Casa Provincial de las FMA en San José. Los testigos llamados a dar testimonio de la fama de santidad de Sor María Romero fueron 50, y seis testigos de oficio.

El tribunal realizó 90 sesiones. Se efectuaron, además, 40 sesiones de estudio de documentos relativos a la Sierva de Dios, presentados por el Vice Postulador para ser incluidos en el proceso.

Fue declarada Venerable por el Papa Juan Pablo II el 18 de diciembre del año 2000 y el 14 de abril de 2002, el Papa Juan Pablo II la proclamó Beata,[4] siendo la segunda mujer centroamericana a la que se otorga dicho reconocimiento por parte de la Iglesia Católica. Con ocasión de la beatificación, se generaron algunas diferencias entre autoridades políticas y religiosas de Nicaragua y Costa Rica.[5]

Actualidad de su figura[editar]

La figura de Sor María Romero, ha surgido, como un regalo oportuno, un fenómeno de identificación y de interés común para los pueblos de Nicaragua y Costa Rica. El mensaje y el ejemplo de esta Beata se ofrecen ahora a estos dos países.

Reta a los nicaragüenses a no exportar más sus heridas y a ser conscientes de cuánto son capaces de engrandecer cualquier país, si viven y trabajan dignamente multiplicando sus talentos con un sano orgullo. Les reta, particularmente a los nicas residentes en Costa Rica, a dejar una huella como la que ella misma dejó en ese país.

Ofrece a los costarricenses el reto de descubrir lo que puede hacer un extranjero en su país cuando se le acoge con generosidad y se le conceden oportunidades. Les persuade también a desarrollar un sentido de auténtica superioridad humana, la cual se basa en la humildad y en el servicio desinteresado a los demás.

Sor María Romero ofrece ahora a los pueblos, gobiernos e Iglesia de Nicaragua y de Costa Rica, la posibilidad de reencontrarse en ella y a través de ella reencontrarse también en Cristo y en su buena noticia de perdón y de solidaridad.

Reconocimientos no religiosos[editar]

El 27 de agosto de 1968, la UMA (Unión de Mujeres Americanas) la nombró "mujer del año". En 1976 el Rotary Club de Costa Rica le otorgó una Medalla de Oro. Después de su fallecimiento, la Asamblea Legislativa de Costa Rica la declaró “Ciudadana Honoraria de Costa Rica”.[6]

Referencias[editar]

  1. GRASSIANO, María Doménica, "Con María toda para todos como Don Bosco: se llama María Romero Meneses de Nicaragua", Ed. Instituto Hijas de María Auxiliadora, Roma, 1987
  2. «Biografía de nuestra Beata Sor María Romero». Consultado el 17 de agosto de 2008.
  3. GÓLCHER B., Rachel (14 de abril de 2002). «La huella de Sor María». La Nación.com. Consultado el 17 de agosto de 2008.
  4. «Beata María Romero Meneses». Santopedia. Consultado el 17 de agosto de 2008.
  5. «Arzobispo de Costa Rica descalifica afirmaciones de expresidente de Nicaragua sobre beatificación de Sor María Romero». La Nación.com (25 de enero de 2002). Consultado el 17 de agosto de 2008.
  6. Santopedia, Beata María Romero Meneses, op. cit.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]