María Presentación Salas Larrazábal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Presentación Salas Larrazábal
Marysalaslarrazabal.JPG
Fotografía de Mary Salas Larrázabal.
Nacimiento 22 de noviembre de 1922
Burgos, Bandera de España
Defunción 15 de noviembre de 2008 85 años
Madrid, Bandera de España
Nacionalidad Flag of Spain.svg España
Ocupación Escritora y periodista
Período Siglo XX

María Presentación Salas Larrazábal (Burgos, 22 de noviembre de 1922, Madrid, 15 de noviembre de 2008) fue una escritora, periodista, especialista en educación de adultos y pionera del laicado femenino español.

Licenciada en Filosofía y Letras, durante toda su vida estuvo vinculada a la Acción Católica —de la que fue dirigente nacional durante más de veinte años— y a los Centros de Cultura Popular, que presidió hasta 1968.

Asimismo fue una de las fundadoras y primera presidenta nacional de Manos Unidas y, también junto con Pilar Bellosillo (única mujer española auditora en el Concilio Vaticano II), fue pieza fundamental de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas.

Mary Salas fue la encargada de iniciar en España la «Campaña contra el hambre». Su trabajo en Manos Unidas fue intenso y básico para la asociación, pues se produjo en momentos cruciales, cuando todo estaba por hacer.

Muchos de los primeros artículos que se escribieron para difundir las ideas básicas de Manos Unidas, la necesidad de incrementar el compromiso en favor de las poblaciones más pobres de la tierra y la difusión de las ideas contenidas en el manifiesto fundacional de la UMOFC de 1955, en el que se declaraba la «guerra al hambre», se deben a su pluma.

En 1968 viajó al África negra con Pilar Bellosillo en una misión para la promoción de la mujer. Tras una reunión en Kinshasa (República Democrática del Congo), recorrieron Costa de Marfil, Camerún y Senegal para formar a dirigentes católicas a fin de orientales en la nueva era de la independencia.

Antes recorrieron Argentina, Colombia y México, en un curso de un mes pagado por la UNESCO para la formación de dirigentes. Y a Madagascar, donde se aplicó a instruir a mujeres rurales.

Pero, de todas sus misiones, la que le dejó más profunda huella fue la que le llevó a la India. «Hubo una hambruna tremenda, yo creo que la última. En Roma nos encargaron a Acción Católica que hiciéramos colectas. Era una situación angustiosa, se estaba muriendo mucha gente. Sacamos 110 millones de pesetas. Escribimos a Indira Gandhi preguntándole qué necesitaban. Nos dijeron que arroz y vehículos para transportar las ayudas que les llegaban al puerto de Bombay».

Tuvieron problemas para fletar un barco para llevar el suministro, para sacar las divisas, para conseguir el arroz adecuado… pero allí se presentaron con 35 camiones ‘Barreiros’, otros tantos ‘Pegasos’, toneladas y toneladas de arroz y dinero en efectivo para ir cubriendo las necesidades que encontraban a su paso. «Dimos dinero para abrir pozos, comprar arados. Parecíamos mafiosas sentadas a la mesa contando los fajos de nuestro maletín», pero reconoce que «lo que más satisfacción me produjo fue ayudar a la primera mujer médica de la India a equipar un quirófano elemental. Costó —recuerda— 800.000 pesetas».

También fue jefa de ediciones de PPC, y presidenta del Foro de Estudios sobre la Mujer, asociación de talante ecuménico.

En 1996 recibe el primer premio Alandar, por su labor incansable a favor de los derechos de la mujer.

En 2004 recibió el premio Bravo especial de la Conferencia Episcopal Española.

Colaboró asiduamente en las revistas Ecclesia, Vida Nueva y fue columnista habitual en la nueva andadura de la revista Signo, hasta que se despidió de los lectores en junio de 2008, al verse agravada su enfermedad.

Fue una mujer de Iglesia, pionera, muy comprometida, que favoreció el encuentro de la fe con la cultura y la sociedad de su tiempo... que fue reconocida por el Consejo de la Mujer de Madrid como una de las «Cien ilustres del siglo XX».

Enlaces externos[editar]