María Pávlovna Románova (1786-1859)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de María Pavlovna, por Vladimir Borovikovsky.

Gran Duquesa María Pavlovna de Rusia (en ruso: Мария Павловна, San Petersburgo, 16 de febrero de 1786 - Belvedere, Weimar, 23 de junio de 1859) era la tercera hija del zar Pablo I de Rusia y de Sofía Dorotea de Wurtemberg (María Feodorovna).

De niña no fue considerada bonita: sus rasgos fueron desfigurados como resultado de una pionera aplicación de la vacuna de la viruela. Su abuela, Catalina II, admiraba su precoz talento como pianista, pero declaró que habría sido mejor que hubiese nacido varón. Su instructor de música fue Giuseppe Sarti, un compositor.

Matrimonio[editar]

El 3 de agosto de 1804 se casó con el Gran Duque Carlos Federico de Sajonia-Weimar-Eisenach (1783-1853). La pareja se quedó en San Petersburgo durante nueve meses, antes de partir para Weimar. Allí María fue recibida con una ola de celebraciones, tal y como describe Christoph Martin Wieland: "La parte más festiva de los bailes, fuegos artificiales, paseos, comedias e iluminaciones fue la generalizada alegría por la llegada de nuestra nueva princesa" .

Descendencia[editar]

Carlos y María tuvieron cuatro hijos:

Después de la muerte de su marido se retiró de la vida pública. Su último viaje a Rusia fue para la coronación de su sobrino Alejandro II de Rusia en 1855.

Mecenazgo sobre las artes y ciencias[editar]

Maria Pavlovna of Saxe-Weimar-Eisenach by F.Durck.jpg

María fue una gran interesada tanto en las artes como en las ciencias. Era una mecenas de las artes, las ciencias y el bienestar social de los pobres del gran ducado de Sajonia-Weimar-Eisenach. Mantuvo una correspondencia por toda la vida con Vasily Zhukovsky y a ella dedicó Friedrich Schiller uno de sus últimos poemas. Asistió a diez cursos en la Universidad de Jena, algunos impartidos por Alexander von Humboldt, y contribuyó a la creación del Falk Institut en Weimar.

Seleccionó como tutora de su hijo, Carlos Alejandro, al ginebrino Frédéric Soret, que llegó a ser un gran amigo de Johann Wolfgang von Goethe.

En años posteriores, María Pavlovna invitó a Franz Liszt a su corte, estableciendo una mecenazgo artístico que se asociará a Weimar. Sin embargo, su creciente sordera le impidió disfrutar del estreno del Lohengrin en Weimar el 28 de agosto de 1850.

Muy famosas fueron las veladas literarias (Literarische Abende), donde académicos de la Universidad de Jena y de fuera del gran ducado fueron invitados a dar conferencias sobre diversos temas. Este círculo será un foco de los clásicos de Weimar.

Varias colecciones de la Universidad de Jena se beneficiaron de su patronazgo, entre ellas el Gabinete Granducal de Monedas Orientales, fundado en 1840 por Johann Gustav Stickel, orientalista de la Universidad de Jena.

Schiller la elogió: "talentosa en la música y la pintura y auténtico amor a la lectura", mientras que Goethe la aclamó como una de las más valiosas mujeres de su tiempo.

Trazos en Jena y Weimar[editar]

Medalla por su 50º aniversario en Weimar en 1854, por Angela Facius.

Era propietaria de un pequeño chalet cerca de Jena, anteriormente propiedad del teólogo protestante de la Ilustración Griesbach, que lo utilizaba para pasar el verano con sus hijos. María Pavlovna fue enterrada en Weimar, en una capilla de estilo ruso al lado del Mausoleo de Goethe-Schiller.

Ancestros[editar]

Referencias[editar]

  • Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre María Pávlovna Románova (1786-1859)Commons.
  • Jena, Detlef, Maria Pawlowna. Großherzogin an Weimars Musenhof, Regensburg 1999.
  • Ihre Kaiserliche Hoheit. Maria Pawlowna. Zarentochter am Weimarer Hof, ed. Stiftung Weimarer Klassik und Kunstsammlungen, Weimar, Weimar 2004.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Luisa de Hesse-Darmstadt
Gran Duquesa consorte de Sajonia-Weimar-Eisenach
14 de junio de 1828 - 8 de julio de 1853
Blason Grand-Duché de Saxe-Weimar-Eisenach.svg
Sucesor:
Sofía de los Países Bajos