María Loreto Sánchez Peón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Loreto Sánchez Peón
Nacimiento 3 de enero de 1777
Ciudad de Salta, Salta (Argentina)
Fallecimiento 10 de agosto de 1870
Nacionalidad Argentina
Partido político Patriota
Cónyuge Pedro José Frías Castellanos
Hijos Eustoquio Frías y Pedro José Frías Sánchez
Padres Ramón Sánchez Peón y María Antonia Ávila
[editar datos en Wikidata ]

María Loreto Sánchez Peón fue una patriota argentina que lideró en Salta (Argentina) (junto con Juana Moro) la organización de mujeres que efectuó eficaces tareas de espionaje y sabotaje contra las fuerzas realistas que ocupaban su ciudad durante la Guerra de Independencia de la Argentina.

Biografía[editar]

María Loreto Sánchez Peón nació el 3 de enero de 1777 en la ciudad de Salta, hija de Ramón Sánchez Peón, comerciante natural de Asturias, y de María Antonia Ávila.

Casó con el patriota Pedro José Frías Castellanos, hijo de Manuel Tomás de Frías Quijana y Rosa Valeriana de Escobar Castellanos Moreno Maldonado y nativo de San Carlos, Salta, quien perdió una pierna en la batalla de Tucumán.

Tras vencer en Vilcapugio y Ayohuma el general realista Joaquín de la Pezuela ocupó la ciudad de Salta. Juana Moro y María Loreto Sánchez Peón constituyeron una eficaz red de espionaje a la que contribuyeron mujeres de todos los rangos sociales, entre las cuales se encontraban Gertrudis Medeiros, Celedonia Pacheco y Melo, Magdalena Güemes, Juana Torino, María Petrona Arias, Martina Silva de Gurruchaga y Andrea Zenarrusa.

El mismo Pezuela informaría al virrey del Perú en una comunicación interceptada por los patriotas que "Los gauchos nos hacen casi con impunidad una guerra lenta pero fatigosa y perjudicial. A todo esto se agrega otra no menos perjudicial que es la de ser avisados por horas de nuestros movimientos y proyectos por medio de los habitantes de estas estancias y principalmente de las mujeres, cada una de ellas es una espía vigilante y puntual para transmitir las ocurrencias más diminutas de éste Ejército."

Ayudadas por sus hijos pequeños y sus criados espiaban al enemigo realista e informaban a los patriotas, aprovechando de su sociabilidad y afición a las fiestas. Solía disfrazarse para vender pan y pasteles al ejército realista y a la hora de pasar lista se sentaba en un rincón tomando silenciosa nota del número de fuerzas enemigas ayudada de dos bolsas de maíz, una para los presentes y otra para los ausentes.

Para sus comunicaciones con el coronel patriota Luis Burela utilizaba un hueco practicado en un árbol a orillas del río Arias, donde sus criadas que acudían al río con la excusa del lavado de la ropa, depositaban los mensajes y retiraban instrucciones mientras al río para el lavado de la ropa o para conducir el agua para el servicio doméstico.

Efectuó también numerosos viajes a Orán y Jujuy llevando ocultos los papeles de comunicaciones en el ruedo de su pollera.

En 1817 el general La Serna había planeado una entrada al Valle Calchaquí y para distraer a los salteños de la salida organizó un baile, al que concurrió María Loreto. Al enterarse por un oficial de la expedición, dejó el salón y aún de noche montó un caballo y partió a dar aviso a los patriotas que pudieron así organizar la defensa.

Los realistas tenían conocimiento de las actividades de las salteñas aunque se dificultaba probarlo. Mientras ya Pezuela había intentado en su momento la ejecución de Juana Moro[1] María Loreto Sánchez Peón fue presa en el Cabildo.

Sus esfuerzos no le merecieron más que una mísera pensión. Falleció pobre, ya viuda y casi centenaria el 10 de agosto de 1870. Hasta su muerte se prendía en el peinado moños con los colores de la patria, la última que ostentara aquellos distintivos de guerra populares en tiempos de la lucha por la emancipación, recibiendo de sus conciudadanos el nombre de madre de la patria.

Sus hijos, el teniente general Eustoquio Frías y Pedro José Frías Sánchez se destacaron en la lucha por la independencia.

Referencias[editar]

  1. Fue encerrada en su casa y tapiadas todas las aberturas para dejarla morir de inanición. La salvó la piedad de una vecina que abrió un boquete en una pared divisoria y le pasó secretamente agua y alimentos hasta la partida de los realistas.

Bibliografía[editar]

  • Lily Sosa de Newton, Diccionario biográfico de mujeres argentinas, Buenos Aires, 1972
  • Vicente Osvaldo Cutolo, Nuevo diccionario biográfico argentino (1750-1930), Editorial Elche, 1968.
  • Frías, Bernardo, Historia del General Güemes, Depalma, El Cívico, 1911.
  • Frías, Bernardo, Tradiciones Históricas, Buenos Aires, 1929.
  • Güemes, Luis, Güemes Documentado, Plus Ultra, Buenos Aires, 1990.
  • Vitry, Roberto, Mujeres Salteñas, Hanne, Salta, 2000.
  • Villafañe, Benjamín, Las Mujeres de Antaño en el Noroeste Argentino, 1953.
  • Drucaroff, Elsa, La Patria de las Mujeres: una historia de espías en la salta de Güemes, Sudamericana, Buenos :*Aires, 1999, ISBN 950071700X, 9789500717007
  • Academia Nacional de la Historia (Argentina), Investigaciones y ensayos, Números 22-23, 1977

Enlaces externos[editar]