María Esther Zuno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Esther Zuno

1 de diciembre de 1970-30 de noviembre de 1976
Predecesor Guadalupe Borja
Sucesor Carmen Romano

Datos personales
Nacimiento 8 de diciembre de 1924
Flag of Mexico.svg México, Guadalajara, Jalisco
Fallecimiento 4 de diciembre de 1999 (74 años)
Flag of Mexico.svg México, Ciudad de México
Cónyuge Luis Echeverría (1945-1999)
Hijos Luis Vicente, María del Carmen, Álvaro, María Esther, Rodolfo, Pablo, Benito y Adolfo.
Profesión Primera Dama de México
Religión Ninguna

María Esther Zuno Arce (Guadalajara, Jalisco, 8 de diciembre de 1924 - Ciudad de México, 4 de diciembre de 1999) fue la esposa del presidente Luis Echeverría Álvarez y Primera Dama de México entre 1970 y 1976. Se negó a adoptar el título de "Primera Dama" y prefirió que se le llamara "compañera".

Los orígenes[editar]

María Esther Zuno Arce nació en Guadalajara el 8 de diciembre de 1924. Fue hija de José Guadalupe Zuno Hernández (1891-1980), ex Gobernador de Jalisco, y Carmen Arce, dedicada al hogar. Sus padres habían contraído matrimonio tres años atrás, en 1921. María Esther era la tercera de doce hijos, seis hombres (José Vicente, José Guadalupe, Juan Ramón, Rubén, Álvaro, Andrés Amado) y seis mujeres (Rebeca, María Eugenia, María Esther, Ana Beatriz y Carmela).

El acta de nacimiento de María Esther fue firmada por tres generales que en diferentes momentos se desempeñarían como presidentes de México: Álvaro Obregón, Lázaro Cárdenas y Manuel Ávila Camacho.

Matrimonio y familia[editar]

María Esther conoció a Luis Echeverría en casa de sus amigos Diego Rivera y Frida Kahlo, a quiénes Luis admiraba. Después de cinco años de noviazgo, contrajeron matrimonio el 2 de enero de 1945, cuando él aún era estudiante de leyes. José López Portillo fue testigo del enlace ya que era amigo de Luis Echeverría.

Luis y María Esther procrearon ocho hijos:

  • Luis Vicente (fallecido)
  • María del Carmen
  • Álvaro
  • María Esther
  • Rodolfo (fallecido)
  • Pablo
  • Benito
  • Adolfo

Primera Dama de México[editar]

La señora Echeverría llevó a cabo un intenso trabajo de asistencia social, el más amplio, decidido y claro en sus objetivos que se había visto en nuestro país desde la época de Eva Sámano y que ninguna Primera Dama lo volvería a hacer igual.

María Esther consideraba que no era posible atender al niño sin atender a toda la familia, cuyo pilar es la mujer. Se trataba de que las mujeres ya no sólo recibieran ayuda sino que participaran en la solución de los problemas de sus familias y comunidades, luego de que se les impartiera capacitación. Se impulsaron programas de orientación familiar, principalmente en aquellas comunidades con menos de 2,500 habitantes, a las cuales no llegaban los servicios del gobierno federal.

La atención se dirigía hacia los problemas cotidianos y los cursos que se impartían eran sobre alimentación y salud. Pero al mismo tiempo se aprovechó para cubrir otros campos: alfabetizar, iniciar a algunas mujeres en el liderazgo político y, como parte fundamental del programa, preparar parteras empíricas.

De modo que la Primera Dama no sólo hizo trabajar a las campesinas: con ella se volvió obligatorio que participaran en la asistencia social las esposas de los gobernadores, de los presidentes municipales, de los miembros del gabinete y funcionarios de alto rango y nivel, incluso las esposas de los funcionarios de alto mando del ejército y hasta las de los embajadores. Organizó a todas ellas para que colaboraran en forma conjunta en lo que paradójicamente se llamó la Red de Servicio Social Voluntario, que ella misma encabezó.

En cuanto al cumplimiento del protocolo que era tradicional para la esposa del presidente, María Esther Zuno lo hizo con todo rigor: emprendió con su marido los viajes al extranjero y también efectuó varias visitas ella sola.

La señora Echeverría era una persona sencilla, quizá la más sencilla de las primeras damas que ha tenido México. Eso se notaba sobre todo en su modo de vestir: una falda y una blusa o un vestido de algodón eran su atuendo y jamás se le vio usar pieles, sombreros o joyas.

Después de ser Primera Dama y últimos años[editar]

Terminado el sexenio echeverrista, aún joven y llena de energía, María Esther se tuvo que retirar de la luz pública y encerrar en su casona de la calle Magnolias en San Jerónimo a dejar pasar el tiempo sin nada que hacer. La señora Zuno no volvió a ser la misma de antes.

María Esther Zuno de Echeverría, la primera dama que daba agua de jamaica en las recepciones oficiales, la que recibía a los invitados extranjeros con atuendos típicos de la nación, falleció el 4 de diciembre de 1999 a la edad de 75 años.

Víctima de la diabetes y las complicaciones que esa enfermedad le causó en los últimos años, la esposa del ex presidente Luis Echeverría Álvarez dejó de existir a las 14:30 horas en el Hospital Ángeles de la Ciudad de México, al que había ingresado el 26 de noviembre.

Su cuerpo fue trasladado al que fuera su hogar, en donde vestida con un llamativo traje de tehuana, fue velada por familiares, amigos e integrantes de la nueva y la vieja clase política del país.