Manuel Tovar y Chamorro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manuel Tovar y Chamorro
Obispo de la Iglesia católica
Manuel Tovar y Chamorro.jpg

25.º Arzobispo de Lima
Primado del Perú
1898 - 1907
Predecesor Manuel Antonio Bandini
Sucesor Manuel García Naranjo
Ordenación 1866
Consagración episcopal 1891
Otros títulos Obispo titular de Marcópolis (1891)
Obispo auxiliar de Lima
Nacimiento 20 de mayo de 1844 Sayán, Lima, Perú
Fallecimiento 25 de mayo de 1907, Tarma, Perú
Profesión Educador, político, periodista

Manuel Tovar y Chamorro (* Sayán, 1844 - † Tarma, 1907) fue un sacerdote peruano y el XXV Arzobispo de Lima de 1898 a 1907. Fue además catedrático, escritor y orador; diputado por Lima, ministro de Justicia y miembro correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua.

Biografía[editar]

Manuel Tovar nació en Sayán, el 20 de mayo de 1844. Fue hijo de Ángel Tovar Giraldez y Manuela Chamorro Mesinas. Estudió en el Seminario Conciliar de Santo Toribio, en donde se graduó de maestro a la edad de diecisiete años. Recibió la primera tonsura y las Órdenes Menores en 1862, el subdiaconado en 1865 y el diaconado en 1866.

Fue redactor del periódico católico El Bien Público, pero sus opiniones en defensa de los intereses de la Iglesia le atrajeron las críticas de sectores anticlericales ligados al poder político. Enviado a Roma, se le confirieron Órdenes Mayores en la Basílica de San Juan de Letrán en 1866. Retornó al Perú, y de 1870 a 1889 fue redactor de La Sociedad, diario católico de Lima, donde se hicieron célebres sus cartas al clérigo apóstata Francisco de Paula González Vigil. Fue profesor en el Seminario de Santo Toribio, del cual fue rector en 1880. También fue miembro del Coro Metropolitano, al que se incorporó en 1871 como canónigo teologal; luego fue tesorero, maestrescuela y deán.

Durante la guerra del Pacífico alentó el patriotismo de los peruanos, al lado del arzobispo Francisco Orueta y Castrillón y otras figuras notables del clero peruano. Finalizada la guerra, pronunció una elocuente Oración Fúnebre durante los oficios religiosos efectuados en homenaje a los soldados peruanos caídos en la defensa de Lima. Dicha ceremonia se realizó el 15 de enero de 1884 en el templo de Nuestra Señora de la Merced, al conmemorarse tres años de las batallas de San Juan y Miraflores.

Elegido diputado por Lima en 1884, integró el Congreso Constituyente que aprobó el Tratado de Ancón. Llegó a ser vicepresidente de dicho congreso.

El 14 de marzo de 1885 fue nombrado ministro de Justicia y Culto del gobierno de Miguel Iglesias, a quien representó en las negociaciones realizadas con Andrés Avelino Cáceres, caudillo que se había sublevado contra el gobierno. Durante el gobierno interino del Consejo de Ministros presidido por Antonio Arenas se mantuvo como ministro de Justicia y Culto, del 3 de diciembre de 1885 al 3 de junio de 1886.

El Papa León XIII lo nombró Obispo Titular de Marcópolis y Obispo Auxiliar de Lima. Tras el fallecimiento del arzobispo de Lima Manuel Antonio Bandini pasó a ser Vicario Capitular de la Arquidiócesis, el 11 de abril de 1898. Finalmente pasó a ser Arzobispo de Lima, del 22 de agosto de dicho año hasta su muerte el 25 de mayo de 1907.

Fundó el periódico católico El Bien Social, en cuyas columnas defendió la integridad de las doctrinas eclesiásticas y su propaganda. Asistió con notable lucimiento al Concilio Plenario de la América Latina, inaugurado por S.S. León XIII en Roma, el 28 de mayo de 1898. Llevó a cabo la restauración de la Catedral de Lima cuyo viejo Altar Mayor lo obsequió a la Iglesia San Jerónimo de Sayán. Accedió prontamente a que se crease el obispado de Huaraz, segregado de su propio territorio arquidiocesano por letras apostólicas del 15 de mayo de 1899 y cuyo primer obispo fue el padre Francisco de Sales Soto.

La Iglesia Peruana a principios del siglo XX[editar]

Por esta época el pensamiento positivista y liberal iba ganando terreno. La Iglesia Católica sufrió constantes ataques de los pensadores anticlericales, que usaban como tribunas el periodismo, la cátedra universitaria y el Congreso. Sin embargo, el Estado, por mandato constitucional, protegía a la Iglesia Católica y prohibía la expresión pública de otros credos. También le daba cierta ayuda económica, pero no existía un concordato.

En 1900 el Papa León XIII creó las tres primeras prefecturas eclesiásticas en el país: septentrional, meridional y central, asignadas a agustinos, franciscanos y dominicos. Con ello se buscaba adaptar la estructura religiosa a las necesidades del tiempo y del desarrollo del país (más tarde dichas prefecturas fueron elevadas a vicariatos apostólicos). Al año siguiente, el Estado autorizó que la Iglesia hiciera libre administración de sus bienes, lo cual le dio cierta autonomía económica.

En 1906 se planteó un problema delicado entre Estado e Iglesia, pues al fallecer el destacado político liberal Cesáreo Chacaltana, muy conocido por su anticlericalismo, monseñor Tovar se negó a decir la oración fúnebre en su entierro, lo que causó que la cámara de diputados pidiera al ejecutivo la supresión de las ceremonias religiosas en los honores fúnebres oficiales; más aún, exigió el reemplazo del arzobispo.

Víctima de la tuberculosis, monseñor Tovar se retiró a Tarma (sierra central del Perú), donde falleció cuando apenas había cumplido los 63 años de edad (1907). Sus restos yacen actualmente en una cripta de la Catedral de Lima.

Referencias[editar]

  • Fernández García, Enrique S.J: Perú Cristiano, PUCP, Fondo Editorial 2000.
  • Guerra, Margarita: Historia General del Perú. Tomo XI. Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú, 1984.
  • Tauro del Pino, Alberto: Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 16. TAB/UYU. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-165-0

Véase también[editar]


Predecesor:
Mariano Castro Zaldívar
Ministro de Justicia y Culto del Perú
Perú

14 de marzo de 1885 - 3 de junio de 1886.
Sucesor:
Juan Francisco Pazos Monasí
Predecesor:
Manuel Antonio Bandini
Arzobispo de Lima
Arzobispo

1898 - 1907
Sucesor:
Manuel García Naranjo