Manuel Márquez Sterling

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manuel Márquez
Manuel Marquez Sterling.jpg

Coat of arms of Cuba.svg
Presidente de la República de Cuba
18 de enero de 1934-18 de enero de 1934, 6 h
Predecesor Carlos Hevia
Sucesor Carlos Mendieta

Datos personales
Nacimiento 28 de agosto de 1872
Bandera del Perú Lima, Perú
Fallecimiento 9 de diciembre de 1934
Bandera de los Estados Unidos Washington D. C., EE.UU
Partido Partido Liberal
Cónyuge Mercedes Márquez Sterling y Ziburu
Profesión escritor, diplomatico, político
Religión católica
[editar datos en Wikidata]

Manuel Márquez Sterling y Loret de Mola (Lima; Perú 1872Washington D. C., EE.UU 1934), periodista, escritor, ajedrecista, diplomático y político cubano, presidente provisional de Cuba, durante 6 horas en 1934.

Manuel Márquez Sterling nace el 28 de agosto de 1872, en Lima, Perú, bajo pabellón de la República de Cuba en armas. Hijo de Manuel Márquez Sterling y Belén Loret de Mola.

Desde los diez y seis años debuta su carrera periodística escribiendo para "El Pueblo" y "El Camagueyano" (1889), fundado por su padre.

Pasa parte de su adolescencia en Mérida, México, enviado por su padre para calmar sus ataques de asma, allí colabora en "El Eco del Comercio", y en "La Revista de Mérida de Ajedrez.

Conoce a José Martí, y en 1895 declara en España : "Estoy por la independencia de Cuba y como no hay otro medio posible para lograrla estoy por la guerra," en Madrid colabora en "La Revista Internacional de Ajedrez".

Sabiendo que iba a ser arrestado por separatista una vez regresado a Cuba, parte hacia México y más tarde hacia los Estados Unidos.

Trabajó como secretario de Gonzalo de Quesada y Aróstegui cuando este era comisionado de Cuba en Washington, regresa a Cuba cuando la intervención norteamericana y colabora en varios periódicos como "La Verdad","El Fígaro", en 1901 funda el periódico "El Mundo" junto a varios colegas y después colabora en "La Lucha" (1905) funda el "El Heraldo de Cuba". (1913) y "La Nación" (1916).

Mientras él fuera embajador en México le tocaron los hechos de la Decena Trágica, pequeña lucha armada ocurrida en 1913 en la ciudad de México con la finalidad de derrocar al presidente, mantuvo una postura muy diplomática y muy humana, -al contrario que otros varios embajadores que intervinieron más que los mismos golpistas mexicanos- llegando al grado de quedarse a dormir "en zapatos" en la improvisada habitación (un salón donde dormían en sofás) del derrocado presidente mexicano Francisco I. Madero y otros fieles seguidores suyos. Es autor de un gran reportaje sobre este personaje de la revolución Mexicana que culmina siendo un libro, « Los Últimos días de Madero ».

Escribe alrededor de 15 libros ya por esa época sobre temas muy diversos, Política, Ajedrez, Historia.

Su amigo René Lufriu refiere : "El pesimista por temperamento, yo Optimista por habito, eslabonabamos el diálogo, situándonos en posiciones inversas, contradictorias con nuestras propias modalidades," Solía decir : "El mal existe, lo que es necesario es hacer el bien."

Durante la dictadura de Gerardo Machado se opuso encarnizadamente a la misma y después cuando más tarde el presidente Carlos Hevia se vio forzado por Fulgencio Batista a dimitir, un vacío de poder se instaló en palacio, para evitarlo Marquez Sterling que era secretario de estado, acepto la presidencia desde las seis de la mañana hasta las doce del mediodía en que traslada el poder a Carlos Mendieta.

Obra política e intelectual[editar]

Combatió la Enmienda Platt desde sus inicios hasta que el 29 de mayo de 1934 como embajador cubano en Washington firma el tratado que deroga el tan rechazado texto, después de haber firmado dijo a su secretario personal: "Ya puedo morir tranquilo".

Carrera ajedrecística[editar]

Participó en el Torneo de París de 1900, acabando en el puesto 16-17, el torneo lo ganó Emanuel Lasker campeón del mundo de ajedrez y se celebró durante la Exposición Universal.

Don Manuel Márquez Sterling, falleció el 9 de diciembre de aquel mismo año de 1934.

En 1943, la Escuela Profesional de Periodismo la primera de Cuba adopta su nombre.