Manual de identidad corporativa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Manual de Imagen Corporativa de una empresa es básicamente una guía que permite unificar criterios y normalizar el manejo de la imagen gráfica y corporativa de la misma. Es una guía sencilla que orienta a los miembros de la empresa, colaboradores y proveedores en la forma de hacer un buen uso de los lemas y signos institucionales. El seguimiento de dichas normas o directrices de este manual suele ser de caracter obligatorio y solo podrán hacer uso de él quienes estén autorizados, ya que dicha coherencia en la imagen visual ayuda al reconocimiento y el posicionamiento de la empresa en el mercado. El manual corporativo estará compuesto de los siguientes apartados:

1. Imagotipo o Isologo: - Isotipo: es el símbolo o signo que representa a la empresa, una imagen sin texto. - logotipo: es la tipografía o escritura que representa el nombre de la empresa, una o varias palabras que funcionan como imagen. Para que un Imagotipo se aceptable ha de cumplir unos requisitos indispensables: - Que sea escalable (ampliar y reducir). - Que sea legible (hasta el tamaño más pequeño planteado). En ocasiones nos podremos encontrar Imagotipos a los que les acompaña un breve texto explicativo que se puede incluir. Este texto se denomina CLAIM. Otro añadido de gran valor en este apartado suele ser una construcción de las proporciones usadas (distancias) para crear el Imagotipo.

2. Colores corporativos: Se definirán y aplicarán los colores que doten de una personalidad a la marca y que la hagan fácilmente identificable a los ojos de cualquier consumidor. Se suelen definir colores principales y secundarios, así como sus valores en los distintos sitemas: RGB, CMYK, tintas planas, blanco y negro, … Estos valores han de ser inalterables. Si en algún momento se desean utilizar tintas planas o un solo color se deberán incluir pruebas (se recomienda …) del Imagotipo en positivo y en negativo.

3. Tipografía: Explicar el porqué de su elecció y uso brevemente y se deberán incluir todos los caractéres de la tipografía empleada en la creación del logotipo, letras, números y símbolos, tanto en mayuscula como en minúscula. Si utilizamos una tipografía que pertenezca a una familia y tenga distintas versiones es aconsejable incluirlas todas. En el caso del uso del Imagotipo en la web y su tipografía suele traer problemas porque en la mayoría de los casos se usan tipografías de “diseño” para su creación por lo que de un tiempo atrás se suele incluir un uso alternativo de una tipografía genérica para este caso (véase arial,verdana,etc…).

4. Distintas Versiones de la Marca: Se llevarán a cabo distintas versiones de la marca con el fin de que puedan ser adaptadas a cualquier tipo de entorno o de material. Indicar en que ubicaciones o distancias ha de situarse respecto a otros elementos que le acompañen o le rodeen.

5. Versiones no autorizadas: es recomendable realizar una serie de muestras de como NO se debe de usar el Imagotipo, sobre que fondos o marcas de agua no se considera legible, incluso de que distancias de separación NO son las adecuadas respecto a otros marcas y que efectos no quedan bien es sus distintas aplicaciones (sombras, brillos, …)

6. Fondo y Firma: Además de los elementos principales corporativos, se podrán utilizar otros de carácter auxiliar. Esto corresponderá a un fondo que bien podría ser una “marca de agua” o la firma de la empresa o el encargado.

7. Papelería: A continuación describiremos mediante unos ejemplos el uso del Imagotipo en distintos elementos de una empresa como tarjetas de visita, folios, sobres, cartas, facturas, pies de página, folletos, lonas, banners, … Ventajas de una buena imagen corporativa • Aumento del reconocimiento de la marca de la empresa. • Al aplicarse los mismos estilos en toda la documentación y elementos de comunicación, se consigue que el consumidor o cliente recuerde con más facilidad la marca y sus atributos. • Mayor confianza de los empleados o voluntarios de la empresa. • Se crea un ambiente de trabajo con referentes visuales en los que el empleado acaba por identificar y asumir como propios. • Ahorro de costos por estandarización. • Se ahorran costos ya que al generar nueva documentación no es necesario las tareas de creación de estilos. • Aumento del conocimiento público de una empresa u organización. Si mejoramos la pregnancia de la marca en el consumidor o cliente, automáticamente mejoraremos el posicionamiento de ésta en el mercado.


Referencias[editar]