Mantequilla clarificada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mantequilla clarificada recién hecha, todavía líquida.
Mantequilla clarificada a temperatura ambiente.

La mantequilla clarificada es una grasa láctea anhidra procesada de la mantequilla para separar los sólidos lácteos y el agua de la grasa butírica.[1] Por lo general se produce derritiendo mantequilla y dejando que los diferentes componentes se separen por densidad. El agua se evapora, algunos sólidos flotan en la superficie y son espumados, y el resto de los sólidos lácteos se hunden hasta el fondo y se quedan atrás cuando la grasa de la mantequilla (que entonces está arriba) se vacía.

Preparación[editar]

En Oriente, el ghi se elabora friendo lentamente mantequilla de vaca (preferiblemente sin sal) en una olla o sartén, hasta que se evapora toda el agua y su proteína se decanta hasta el fondo. Entonces se vierte la mantequilla frita en otro recipiente, teniendo cuidado de no remover los sólidos de la leche que se encuentran en el fondo de la sartén. Este método de preparación del ghi le da un ligero aroma a nuez, que no posee el ghi occidental (que se prepara por centrifugado de mantequilla licuificada, y por lo tanto no tiene tanta cantidad de grasas saturadas).

Los métodos comerciales de producción incluyen también la evaporación directa, pero también puede lograrse por decantación y centrifugación seguidas de secado al vacío, o directamente de la nata por desemulsificación seguida de centrifugación.[2] [3]

En el norte de la India, los sólidos lácteos son una delicia comida con diversos panes sin levadura. En idioma hindí, los sólidos lácteos se llaman mejrán.

Propiedades[editar]

La mantequilla clarificada tiene un punto de humeo más alto que la mantequilla normal, siendo por tanto preferida en algunas aplicaciones culinarias, tales como el salteado. La mantequilla clarificada también tiene una vida útil mucho más larga que la mantequilla fresca.

En clima cálido se mantiene líquido, y en bajas temperaturas se solidifica; para su conservación se puede guardar indefinidamente en el refrigerador (algunos recomiendan nunca refrigerarlo), pero también se puede almacenar en un lugar fresco, donde se mantendrá en perfectas condiciones mientras no sufra cambios fuertes de temperatura o contaminación por la presencia de restos de comida.

Análisis[editar]

Según la antigua medicina hinduista aiurveda el ghi es un excelente alimento y funciona como un medicamento. Pero en la actualidad se sabe que el ghi contiene 100 % de grasas (aproximadamente 14 gramos por cucharada) y las dietas con grasas incrementan el riesgo de enfermedades cardíacas. Además la grasa del ghi es altamente saturada. Esas grasas incrementan la fracción de “mal colesterol” llamada LDL y elevan también el colesterol total.

100 gramos de ghi contienen 99,8 g de grasa de mantequilla (de la cual 29 g son grasas monoinsaturadas y 4,6 g de grasas poliinsaturadas). El resto es colesterol (0,278 g) y agua (0,1 g).

Los comerciantes de productos naturistas sostienen que el ghi ha sido utilizado durante miles de años debido a sus muchos valores saludables.

Sin embargo, estudios científicos occidentales demuestran que hay una relación entre el consumo moderado de ghi y el incremento de enfermedades en las arterias coronarias.[4]

La siguiente lista muestra la cantidad de colesterol que contienen los distintos tipos de aceites comestibles:

  • 1 cucharada de aceite de almendra: 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de colza (en inglés canola): 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de girasol: 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de maíz: 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de maní (cacahuete): 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de mostaza: 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de semillas de uva (o pepitas de uva): 0 mg
  • 1 cucharada de aceite de soya: 0 mg
  • 1 cucharada de ghi: 39 mg de colesterol.

Comercialización[editar]

El ghi es un remedio folclórico hindú.

El ghee se utiliza extensamente en la medicina aiurveda y se recomienda para personas que estén practicando yoga.[5]

En el envase de un frasco de ghi, se escriben frases extraídas de la medicina aiurvédica como:

  • daría fuerza.
  • suavizaría la voz,
  • aumentaría la percepción
  • aumentaría la inteligencia
  • sería un alimento superior
  • daría buena complexión física
  • repararía la mucosa estomacal.
  • tendría propiedades medicinales
  • sería un ingrediente antienvejecimiento.
  • promovería el aprendizaje y la memoria.
  • equilibraría el exceso de ácidos estomacales
  • promovería y fortalecería la función del hígado
  • incrementaría la esencia sutil de todos los tejidos
  • sería un «alimento» para la médula ósea y el cerebro
  • sería un tónico rejuvenecedor para la mente sutil y el cuerpo burdo
  • eliminaría cicatrices y regeneraría la piel cuando se aplica externamente
  • como no es necesario agregarle conservantes ni sal, es puro e incorruptible
  • sería excelente, debido a que es un derivado de la leche de vaca, que se considera sagrada
  • aumentaría el fuego digestivo (los hinduistas creían que en el estómago existía una especie de fuego) sin incrementar el humor pitta.
  • mejoraría la calidad y cantidad de oyas [pronunciado /óshas/], que sería el principal coordinador de la mente y el cuerpo.
  • fortalecería el hígado, de manera que no lo obstruye como lo hacen otros aceites (los hinduistas creían que el hígado podía obstruirse con el aceite comestible).
  • incrementaría la calidad y cantidad de secreción masculina (semen), lo que aumentaría la fertilidad y engendraría niños varones (según las creencias hinduistas, cuando la mujer produce más secreciones sexuales que el hombre engendraría mujeres). Esta mejora de la calidad del semen aumentaría la longevidad masculina

Variantes regionales[editar]

En Oriente Medio se le llama samna y en el sur de Asia, ghi.

La mantequilla se cuece el tiempo suficiente para evaporar la parte de agua y caramelizar los sólidos lácteos (que luego se filtran), resultando en un sabor a nuez.[6] [7] [8] En la cocina francesa se llama beurre noisette (traducido libremente como ‘mantequilla avellana’) o beurre brun (‘mantequilla morena’).[9]

Uso culinario[editar]

En India, Pakistán y Bangladés, el ghi para uso culinario se prepara igualmente con mantequilla de vaca o de búfala (para el uso religioso está prohibido cualquier producto de búfala, porque se dice que pertenece a la familia de los cerdos, que es un animal prohibido).

Se puede comprar en recipientes metálicos y su precio es mucho más alto que el de la mantequilla.

A diferencia de la mantequilla (que se rancia con el tiempo), si el ghi se guarda en un recipiente hermético (para prevenir la oxidación) se puede almacenar por más de un año sin refrigeración.

También a diferencia de la mantequilla, el ghi se puede recalentar hasta su punto de humo (205 °C) sin decolorarse ni desarrollar sabor a quemado, haciéndolo adecuado para el fritado profundo. De hecho, hasta que el aceite vegetal refinado se volvió popular en la India, el ghi era el ingrediente principal en todos los alimentos.

Se puede comer untado sobre los chapatis (el pan de la India).

Nombres y usos en diferentes países[editar]

  • En Inglaterra, la mantequilla clarificada se utiliza en el proceso de conserva llamado potting, en la que los alimentos tales como la gamba y la liebre se conservan en tarros de mantequilla.
  • En Brasil es conocida como manteiga de garrafa y aparece principalmente en la cocina del noreste del país.
  • En Irán es conocida como ‘aceite amarillo’ y se utiliza en lugar de otros aceites.
  • En los países árabes es conocida como samnah. Sustituye al aceite en frituras y salteados por su mejor sabor percibido.
  • En las cocinas de Etiopía y Eritrea (especialmente en el macizo), la mantequilla clarificada se infunde con jengibre, ajo y varias especias, y es conocido como niter kibbeh en amhárico y tesmi en tigriña.
  • En Pakistán es conocida como ghi, o más correctamente desi ghi. Se emplea como sustituto del vanaspati (aceite vegetal hidrogenado) y del aceite de cocina. Se utiliza para hacer dulces, conocidos localmente como methai y como combustible para lámparas llamadas diyas.
  • En la India es conocida como ghi ―pronunciado /gi/, gui (no güí)― y se utiliza en lugar de otros aceites. Se emplea en ceremonias religiosas para encender lámparas y piras. Las ofrendas a los dioses se elaboran con ghi y los dulces hechos con ella se consideran un manjar. Según la medicina áiur-veda el ghi purifica los alimentos, especialmente el arroz. El término ghi proviene del hindi घी (ghī), el cual a su vez viene del sánscrito घृत (ghritá, pronunciado /jritá/), que literalmente significa ‘salpicado’. En inglés se escribe ghee (y se pronuncia /gi/, gui).
  • En Uganda, entre las culturas ankole, se elabora con mantequilla clarificada un plato llamado eshabwe, una crema espumosa blanca que se come con alimentos sólidos y a veces se añade a la carne ahumada.

Uso religioso[editar]

El ghi era utilizado frecuentemente para libaciones en los rituales védicos, basados principalmente en el Iáyur-veda (que no se debe confundir con el nombre de la medicina áiur-veda). Incluso existe un himno dedicado al ghi personificado como divinidad.

En la ceremonia hindú del árati (adoración a estatuas de Visnú u otros dioses), una de las ofrendas que se hacen al ícono es una lámpara con mechas (bolitas de algodón) empapadas en ghi y encendidas. (En inglés se llaman ghee wicks, ‘mechas de gui’). Se ofrecen a Dios haciendo ondas o círculos con la lámpara ante la estatua.

En las ceremonias de fuego (para invocar a los dioses) se hace una fogata en el interior del mandir (templo), donde se vierten cucharadas de ghi mientras los sacerdotes recitan mantras.

Se utiliza también como uno de los baños rituales a los ídolos (se usa agua, miel, ghi, yogur, leche, agua de rosas y jugos de fruta).

En otras observancias religiosas, como las oraciones dirigidas al dios Shivá (el día de Shiva-Ratri), el ghi se ofrece en sacrificio junto con otras cuatro sustancias sagradas: azúcar, leche, yogur y miel.

De acuerdo con el texto épico religioso Majábharata, el abuelo Bhismá decía que el ghi es la propia raíz de todo sacrificio.

Notas[editar]

  1. BBC. «Clarified butter» (en inglés). GoodFood. Consultado el 26 de febrero de 2010.
  2. «Butteroil» (en inglés). www.dairyforall.com. Consultado el 26 de febrero de 2010.
  3. Walstra, P. Wouters, J. Geurts, T. (2006). Dairy Science and Technology. CRC Press - Taylor and Francis Group. 
  4. Singh, R. B. y otros: “Association of trans fatty acids (vegetable ghee) and clarified butter (Indian ghee) intake with higher risk of coronary artery disease in rural and urban populations with low fat consumption”, en la International Journal of Cardiology (Revista Internacional de Cardiología) 56: 289-298, 1996.
    Lip, G. Y. y otros: “Dietary fat purchasing habits in whites, blacks and Asian peoples in England. Implications for heart disease prevention”, revista International Journal of Cardiology 48: 287-293, 1995.
    Jacobson, M. S.: “Cholesterol oxides in Indian ghee: possible cause of unexplained high risk of atherosclerosis in Indian immigrant populations” (óxidos de colesterol en el ghi indio: posible causa del alto riesgo inexplicado de aterosclerosis en poblaciones inmigrantes indias), revista Lancet, 2 (8560): 656-658, 1987.
  5. Escuela de Ayurveda de California. «El ghee en la medicina ayurveda» (en español). Consultado el 26 de mayo de 2014.
  6. Raghaván Iyer (2008). 660 curries. Nueva York: Workman Publishing. p. 21. ISBN 978-0-7611-3787-0. 
  7. Madhur Jaffrey (1982). Madhur Jaffrey’s indian cooking. Londres: BBC Books. p. 211. ISBN 0-8120-6548-4. 
  8. Julie Sahni (1998). Julie Sahni’s introduction to indian cooking. Berkeley: Ten Speed Press. p. 217 bajo “usli ghee”. ISBN 0-89815-976-8. 
  9. Julia Child (1961). Mastering the art of french cooking. Alfred A. Knopf.