Manta eléctrica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manta eléctrica

Una manta eléctrica es una manta con un aparato calefactor eléctrico integrado que se coloca generalmente sobre la sábana superior de la cama. Otra variación de la manta eléctrica es la almohadilla eléctrica, que se coloca debajo de la sábana inferior de la cama. La manta eléctrica se puede utilizar para precalentar la cama antes de su uso o para mantener al usuario caliente mientras está en la cama.

Las mantas eléctricas tienen generalmente un termostato que ajusta la cantidad de calor que la manta produce. Las mantas para camas más grandes tienen a menudo controles separados para cada uno de los lados de la cama.

Cuestiones de seguridad[editar]

Debido a la combinación de calor, electricidad, abundancia de material inflamable y una persona que duerme, el uso de mantas eléctricas es una preocupación internacional para los funcionarios de seguridad contra incendios. Como preocupación prioritaria se encuentran las mantas que tienen más de diez años y/o han sido dañadas al arrugarlas, doblarlas, raerlas, rasgarlas o por desgaste ordinario. En el Reino Unido, se estima que 5.000 incendios al año son causados por culpa de las mantas eléctricas, de las cuales el 99% se cree que han sido causados por mantas de diez años o más.[1]

Las mantas eléctricas también presentan un riesgo de quemaduras a aquellos que no puedan sentir dolor o no puedan reaccionar a él. Los individuos incluidos en este grupo son bebés, niños pequeños, diabéticos y ancianos.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]