Manio Tulio Longo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Manio Tulio Longo (en Latín Manius Tullius Longus) fue un político romano que ocupó el cargo de cónsul en el año 500 a. C., con Servio Sulpicio Camerino en el décimo año de la República. Es el único representante de la gens patricia Tulia.

Dionisio de Halicarnaso señala que durante el consulado de Tulio Longo ocurrió la rebelión de la ciudad de Fidenas y que hacia el final de su mandato sufrió un mortal accidente.

Precedido por:
Póstumo Cominio y Tito Larcio
Cónsul de la República Romana junto con Servio Sulpicio Camerino
500 a. C.
Sucedido por:
Tito Ebucio Helva y Vetusio Gémino Cicurino