Manio Aquilio (cónsul 129 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Manio Aquilio (en latín, Manius Aquillius) fue un político y militar de la República Romana.

Aquilio pertenecía a la gens Aquilia, una de las familias más antiguas de la República. Fue elegido cónsul en 129 a. C. junto a Cayo Sempronio Tuditano. Aquilio finalizó la guerra que enfrentaba a Roma con Aristónico, el hijo de Eumenes II de Pérgamo, y que había sido prácticamente finalizada por su predecesor, Marco Perperna. Aquilio cedió la región de Frigia a Mitrídates V Evergetes, alegando que debido a su buen comportamiento para con Roma durante la guerra, pero es más probable que esta cesión se debiera a un sustancioso soborno del rey póntico al senador.

A su regreso a Roma, Aquilio fue acusado de malversación por P. Léntulo, y a pesar de la multitud de pruebas que demostraban su culpabilidad fue absuelto probablemente tras el soborno del jurado.[1] Tras el juicio, Manio Aquilio fue honrado con un triunfo, sin embargo éste no se celebró hasta 126 a. C.[2]

Manio Aquilio, tuvo un hijo, también llamado Manio Aquilio, que fue partidario de Cayo Mario y luchó junto a él durante la Guerra Cimbria.

Referencias[editar]

  1. Flor. ii. 20; Justino xxxvi. 4; Vell. Pat. ii 4; Cic. de Nat. Deor ii 5, Div. in Caecil. 21; Apiano, B. C. i. 22
  2. Fast. Capitolio.
Precedido por:
Cayo Claudio Pulcro y Marco Perperna
Cónsul de la República Romana junto con Cayo Sempronio Tuditano
129 a. C.
Sucedido por:
Cneo Octavio y Tito Annio Rufo