Manilkara zapota

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Chicle
Manilkara zapota Blanco2.297.png
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Dilleniidae
Orden: Ericales
Familia: Sapotaceae
Género: Manilkara
Especie: M. zapota
(L.) P.Royen
Sinonimia
Chicozapotes, crudos
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 80 kcal 350 kJ
Carbohidratos 19.96 g
 • Fibra alimentaria 5.3 g
Grasas 1.1 g
Proteínas 0.44 g
Riboflavina (vit. B2) 0.02 mg (1%)
Niacina (vit. B3) 0.2 mg (1%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.252 mg (5%)
Vitamina B6 0.037 mg (3%)
Ácido fólico (vit. B9) 14 μg (4%)
Vitamina C 14.7 mg (25%)
Calcio 21 mg (2%)
Hierro 0.8 mg (6%)
Magnesio 12 mg (3%)
Fósforo 12 mg (2%)
Potasio 193 mg (4%)
Sodio 12 mg (1%)
Zinc 0.1 mg (1%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Chicozapotes, crudos en la base de datos de nutrientes de USDA.

El chicle (del náhuatl tzictli[3] ) es un polímero gomoso que se obtiene de la savia del árbol Manilkara zapota, de la familia de las sapotáceas (antes llamado Sapota zapotilla o Achras zapota) originario de México, América central y América del Sur tropical. Por su sabor dulce y aromático, numerosos pueblos amerindios utilizaban la goma para mascar. En otras partes de Iberoamérica y en España, es sinónimo de goma de mascar; si bien la mayoría de las actuales emplean una base de plástico neutro, el acetato polivinílico. Hasta hace relativamente poco tiempo el chicle utilizaba aún esta savia como material. Un sustituto del chicle también se puede obtener de la piel de vacuno.

Recolección[editar]

Corteza con incisiones usadas para la extracción del látex en Quintana Roo, México.

El proceso de la recolección del chicle se asemeja mucho al que se utilizaba para extraer el caucho de la Hevea brasiliensis.

Entre julio y febrero, en la estación lluviosa, el tronco del árbol se marca por la mañana con cortes de machete poco profundos y en zigzag, para que la savia mane por los cortes y se deposite en bolsitas colocadas a ese efecto; por la tarde, los chicleros recogen el kilogramo y medio (aproximadamente) de savia que ha brotado y lo transportan a plantas de procesamiento.

El Manilkara zapota no se explota hasta que alcanza los 25 años, y, puesto que necesita cicatrizar la escarificación de los cortes antiguos, sólo puede drenarse cada árbol una vez cada dos o tres años. Asimismo, las posibilidades de explotación no son indefinidas. La demanda de chicle creció enormemente a lo largo del siglo pasado, lo que condujo a la utilización de otras especies parecidas (la balatá, M. bidentata, y la Mimusops globosa). Hoy en día se emplean preferentemente productos a base de petróleo en lugar de resinas naturales.

Industrialización[editar]

Antonio López de Santa Anna, tras haber sido depuesto del gobierno mexicano por la revolución liderada por Juan Álvarez, se exilió en los Estados Unidos. Mientras vivía en Staten Island, Nueva York, se hizo llevar un cargamento de chicle natural, al que era muy aficionado. Un conocido suyo, el industrial e inventor Thomas Adams concibió el proyecto de utilizar el material como sustituto del caucho, que alcanzaba precios estratosféricos para la época.

Sin embargo, la resina del M. zapota se mostró demasiado blanda para ese fin, y Adams perdió grandes cantidades de dinero en el proceso, después de haber intentado emplearla para hacer neumáticos de bicicleta, juguetes, botas de lluvia y máscaras. La afición del general López de Santa Anna a mascar el material le sugirió la idea de comercializarlo como sustituto de la parafina, que la gente joven usaba para mascar por ese entonces. En 1869 obtuvo una patente para la goma de mascar, y dos años más tarde comenzó a comercializarla en masa bajo la marca Adams New York Chewing Gum. En 1875 tuvo la idea de mezclar el producto con jarabe de arce y regaliz para darle sabor.

El sabor de menta, tan popular actualmente, no se introdujo hasta 1880; en ese año, William White fabricó la primera goma con ese sabor bajo la marca Yucatán. Otros inventos de la época fueron la Beemans Chewing Gum, desarrollada por el médico Edward Beeman, con peptina añadida para facilitar la digestión, la goma Dentyne del dentista Franklin V. Canning (1889) y los Chiclets (chicles con cobertura de caramelo). En 1888, Adams fabricó además la primera máquina de expendio automático de chicles.

En 1915 William Wrigley Jr, el fundador de la marca Wrigley's, tuvo la ocurrencia de enviar por correo tres tabletas de su chicle de menta a todas las personas que aparecían en las guías de teléfonos de todas las ciudades de los Estados Unidos. El éxito rotundo de la idea le granjeó el primer lugar en ventas durante mucho tiempo.

Fruto[editar]

Fruto entero y cortado por la mitad

El Manilkara zapota se cultiva también por su fruto comestible, similar a la ciruela. Su pulpa es parda, translúcida y muy dulce. El color de la cáscara es café claro, el de la pulpa, naranja claro, y el de la semilla, negro.

En México, esta fruta es comercializada con dos nombres: chicozapote y chupeta, palabra esta última que proviene del náhuatl y significa zapote de miel, precisamente por ser el más dulce de los frutos que producen los árboles de la familia de las sapotáceas.

En Guatemala también se cultiva con este último nombre y se comercializa ampliamente por todo el territorio guatemalteco. Incluso se utiliza su madera para elaborar adornos artesanales y esculturas con formas muy diversas: ruinas mayas, armadillos (en Guatemala: hueche), jaguares, tucanes y muchas formas más relacionadas con la diversidad de cultura y fauna guatemalteca.[4]

En Venezuela el fruto se le conoce con el nombre de níspero y es muy común en las zonas occidentales, como la región zuliana. En la República Dominicana también se lo denomina níspero.

Estudios médicos[editar]

Los compuestos extraídos de las hojas mostraron efectos antidiabéticos, antioxidantes e hipocolesterolémicos.[5]

El extracto de acetona de las semillas tiene actividades antibacterianas, específicamente contra ciertas cepas de las especies Pseudomonas oleovorans y Vibrio cholerae.[6] También , según varios médicos, el árbol Manilkara zapota contiene un bajo nivel de serina (un aminoácido situado en las proteínas). Este aminoácido se encuentra en las proteínas del chicle.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Sinónimos en Tropicos
  2. Sinónimos en Catalogue of life
  3. Enciso, Angélica (18 de enero de 2007). «Chicle, el blanco jugo de la selva». La Jornada. Consultado el 6 de enero de 2011. 
  4. Montemayor, Carlos: "Notas sobre nahuatlismos", en La Jornada, 3 de julio de 2007.
  5. Fayek NM, Monem AR, Mossa MY, Meselhy MR, Shazly AH (2012). «Chemical and biological study of Manilkara zapota (L.) Van Royen leaves (Sapotaceae) cultivated in Egypt.». Pharmacognosy Res. 4 (2):  pp. 85-91. doi:10.4103/0974-8490.94723. PMID 22518080. 
  6. Kothari V, Seshadri S (2010). «In vitro antibacterial activity in seed extracts of Manilkara zapota, Anona squamosa, and Tamarindus indica.». Biol Res. 43 (2):  pp. 165-8. doi:10.4067/S0716-97602010000200003. PMID 21031260. 

Enlaces externos[editar]