Manifestación "Catalunya, nou estat d'Europa"

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La manifestación «Catalunya, nou estat d'Europa» —traducido al español como «Cataluña, nuevo estado de Europa»—[1] fue una manifestación que tuvo lugar en Barcelona el 11 de septiembre de 2012 durante el Día de Cataluña. Fue convocada por la Asamblea Nacional Catalana,[1] una organización española de ámbito catalán que tiene por objetivo alcanzar la independencia política de Cataluña.

La afluencia de manifestantes se estimó entonces entre 600 000 personas, según la Delegación del Gobierno en Cataluña, y 1 millón y medio de personas, según la Guardia Urbana de Barcelona y el Departamento de Interior.[2]

Esta manifestación es considerada como un punto de inflexión en las pretensiones independentistas de Cataluña, como también lo había sido la sentencia sobre el Estatuto de autonomía de Cataluña de 2006 del Tribunal Constitucional de España, que abre una etapa mucho más beligerante de los agentes políticos implicados.[3] [4] El día 25 de septiembre de ese mismo año, dos semanas después de la manifestación, el presidente de Cataluña, Artur Mas, convocó elecciones con claras referencias a esta manifestación:[5]

Contexto[editar]

Municipios adheridos a la plataforma Asociación de Municipios por la Independencia.

Con la crisis económica y la crisis de valores en España durante el periódo 2008-2014 como contexto de fondo, se acrecentaron las voces críticas con la organización territorial de España, adoptada con la Constitución española de 1978.[6] [7] Así, el independentismo catalán resurgió con mucha fuerza y militancia, materializándose en numerosas entidades de la sociedad civil como la Asamblea Nacional Catalana [8] o la Asociación de Municipios por la Independencia. Un claro ejemplo de lo mencionado se encuentra en las estadísticas de opinión, en las que los partidarios de la independencia se triplicaron en el periodo 2006-2013, de un 14 % a un 47 % de partidarios de un estado independiente.[6]

Estas —y otras— organizaciones civiles ya habían protagonizado algunos eventos en apoyo al independentismo anteriores, como el referéndum por la independencia del 2009 en el que participó un 30 % del electorado, o la manifestación "Som una nació. Nosaltres decidim"; los precedentes más inmediatos a esta manifestación.

La historia reciente del independentismo catalán venía marcado por dos hechos fundamentales:[9] la sentencia sobre el Estatuto de autonomía de Cataluña de 2006 del Tribunal Constitucional de España, que negó la existencia de una nación catalana;[10] y un posible concierto fiscal que permitiría a Cataluña gestionar sus propios impuestos.[11] De hecho, un argumento frecuente es el de acusar al Estado de no ser justo en el reparto de lo recaudado en forma de impuestos.[12] Si bien es cierto que se trata de un tema de amplio calado político y social, relacionado con el sentimiento de pertenencia a una nación, la cuestión económica siempre ha acompañado al debate político en el caso de Cataluña.[12]

La manifestación[editar]

Número de participantes[editar]

Manifestantes en el Paseo de Gracia.

La afluencia de participantes motivó una guerra de cifras entre los convocantes, el Gobierno de España y la Generalidad de Cataluña.[13] Así, la Delegación del Gobierno en Cataluña estimó que habían acudido unas 600 000 personas,[2] [13] mientras que la Guardia Urbana de Barcelona estimó la afluencia de 1 500 000 de personas.[2] [13] Los organizadores, sin embargo, elevaron la cifra hasta dos millones de participantes.[13]

Las otras dos manifestaciones más multitudinarias de la historia reciente de Cataluña fueron la manifestación por el Estatuto de autonomía de Cataluña de 1979, a la que acudieron 1,2 millones de personas, y la manifestación «Som una nació. Nosaltres decidim» de 2010, estimada en 1,1 millones según la Guardia Urbana y 1,5 millones según los organizadores.

Algunos diarios realizaron sus propios sondeos de los participantes. Por ejemplo, El País calculó un total de 605 000 participantes desplegando varios redactores en la zona que evaluaron la superficie ocupada y la desidad de manifestantes a las 19:00h.[14] Un estudio posterior del diario La Vanguardia, que divide el área ocupada por los manifestantes en tramos y calcula la densidad por metro cuadrado en cada uno de ellos, también cifró la asistencia en unas 600 000 personas.[15]

Recorrido[editar]

Recorrido de la manifestación.

Como estaba previsto,[16] la manifestación se inició a las seis de la tarde en la confluencia del Paseo de Gracia con Gran Vía, y se dirigió después por la Vía Layetana y el Paseo de Isabel II hasta el Parque de la Ciudadela.

Sin embargo, los manifestantes desbordaron las vías principales de la protesta y, según sondeó el diario El País a las siete de la tarde, además del recorrido previsto los manifestantes llenaban las calles precedentes al inicio: Paseo de Gracia, Rambla de Cataluña, Pau claris, y las calles que conectan éstas.[14]

Consecuencias[editar]

Ese mismo día, antes de la manifestación, los medios ya recogían las declaraciones de las figuras políticas más importantes como previsión de que la jornada sería importante.[17] Mientras Mas pedía que «Iría bien que desde fuera de Cataluña escuchen bien con atención lo que va a pasar hoy», Mariano Rajoy sostenía que «No esta España para demasiadas algarabías».[17] En efecto, todos los medios de comunicación se hicieron rápidamente eco de la convocatoria, incluidos los medios internacionales, y muchos de ellos hablaron de una jornada "histórica".

La manifestación abrió una etapa mucho más beligerante de las fuerzas políticas de tendencias independentistas, de una forma que, en la historia reciente de la cuestión catalana, sólo lo había hecho la sentencia sobre el Estatuto de autonomía de Cataluña de 2006 del Tribunal Constitucional de España.[3] [4] La jornada sirvió como un argumento a favor de la independencia de Cataluña, ya que el impacto que provocó consiguió que la cuestión catalana volviese al primer plano de la agenda política.[18] En ese sentido, el día 25 de septiembre, dos semanas después de la manifestación, el presidente de Cataluña, Artur Mas, convocó elecciones con claras referencias a esta manifestación:[19]

“hay que traducir en acciones concretas el momento extraordinario que estamos viviendo. Es necesario que la voz de 1,5 millones de catalanes se traslade a las urnas”

Artur Mas[5]

Con la convocatoria de elecciones anticipadas, además, las fuerzas políticas afines a la independencia se comprometieron a realizar un referéndum de autodeterminación para Cataluña, si el apoyo ciudadano en las urnas les daba mayoría.[19]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Un millón y medio de personas se manifiestan en Barcelona bajo el lema «Cataluña, nuevo estado de Europa» publicado por La Voz de Galicia el 12 de septiembre de 2012. Consultado el 26 de diciembre de 2013. «(···) han participado en el centro de la ciudad en una manifestación independentista bajo el eslogan «Cataluña, nuevo Estado de Europa», (···) La manifestación está encabezada por la plataforma organizadora, la Asamblea Nacional Cataluña (ANC) y detrás, a bastante distancia, participan nueve de los once consellers del Ejecutivo catalán, así como de partidos como ERC e ICV.»
  2. a b c La Generalitat dice que 1,6 millones de personas secundan la Vía Catalana, mientras Interior baraja 600.000 publicado por ABC el 12 de septiembre de 2012. Consultado el 26 de diciembre de 2013. «El año pasado, mientras el Gobierno de Artur Mas cifraba en millón y medio de personas los asistentes a la Diada, el Ejecutivo central rebajó el dato a menos de la mitad. El Ministerio de Interior baraja una participación de 600.000 personas este año»
  3. a b Pastor Verdú, Jaime. «La cuestión catalana en el marco de la crisis del régimen político español». Anuari del conflicte social 2012. http://revistes.ub.edu/index.php/ACS/article/download/6333/8088. «El conflicto abierto a partir, sobre todo, de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el nuevo Estatut de Catalunya y de la Diada celebrada el 11 de septiembre de 2012 en torno al lema “Catalunya, nou Estat d’Europa”, ha suscitado una reacción especialmente beligerante desde las principales fuerzas políticas de ámbito estatal y en la opinión pública española en general.». 
  4. a b Amat, Oriol. Instituto de estudios económicos. ed. «Radiografía del tejido empresarial catalán y posibles impactos del debate independentista». La cuestión catalana, hoy. http://www.catalunyainformacio.cat/multimedia/pdf/6/7/1353587358676.pdf#page=101. «Este debate se ha ido acrecentando a partir de la sentencia de 2010 del Tribunal Constitucional que anuló diversos artículos del Estatuto de Autonomía que había sido aprobado por el Parlamento catalán, por las Cortes españolas, y refrendado en el referéndum de 2006. Posteriormente, la intensidad del debate creció exponencialmente a partir de 2012 tras la manifestación del 11 de septiembre y la convocatoria de elecciones autonómicas del 25 de noviembre.». 
  5. a b Presidente de Cataluña convoca elecciones anticipadas para el 25-N publicado por TeleSUR el 25 de septiembre de 2012. Consultado el 26 de diciembre de 2013. «En declaraciones este martes ante el Parlamento regional, Mas manifestó que “hay que traducir en acciones concretas el momento extraordinario que estamos viviendo. Es necesario que la voz de 1,5 millones de catalanes se traslade a las urnas”.»
  6. a b «El apoyo a la independencia en Cataluña: ¿identidad o cálculos económicos?». ZoomPolítico. http://www.falternativas.org/en/content/download/21023/534234/version/1/file/zoomPol19.pdf. «Las encuestas señalan, de manera consistente, un fuerte crecimiento del apoyo a la independencia entre la población catalana durante los últimos años. A lo largo del período 2006-2013, los que optan por el estado independiente al ser preguntados sobre sus preferencias constitucionales se han triplicado, pasando del 14% en 2006 a alrededor del 47% en 2013». 
  7. Cataluña se asoma al soberanismo por Miquel Noguer y publicado por El País el 28 de abril de 2012. Consultado el 27 de diciembre de 2013. «La crisis es ahora el principal motor del soberanismo. "El independentismo aumenta en la media que se ve como la solución a los problemas; mucha gente cree que le iría mejor fuera de España", relata Subirats»
  8. Constituyen la Asamblea Nacional Catalana, una plataforma por la independencia publicado por Europa Press el 10 de marzo de 2012. Consultado el 27 de diciembre de 2013. «Diferentes colectivos de la sociedad civil han constituido este sábado la Asamblea Nacional Catalana, una entidad que nace con el objetivo de presionar a los partidos políticos para ir hacia la independencia de Catalunya»
  9. Ovejero Lucas, Félix. «La estrategia nacionalista de la tensión». elboomerang.com. http://www.elboomeran.com/upload/ficheros/noticias/3ovejero_3__repaired.pdf. «Salvo para los que no quieren enterarse, las cosas están bastante claras. Basta con escuchar al actual presidente de la Generalitat, por ejemplo, en su discurso de investidura: la sentencia del Estatut confirma que el pacto Constitucional entre España y Cataluña no da más de sí y hay que ir a un pacto fiscal, como primer paso hacia la aplicación del derecho a decidir.». 
  10. Sentencia del Estatut: «La Constitución no conoce otra que la Nación española» publicado por La Razón el 11 de julio de 2011. Consultado el 27 de diciembre de 2010. «El Tribunal Constitucional (TC) ha establecido que los símbolos nacionales de Cataluña, proclamados en el artículo 8 del Estatut, sólo pueden ser entendidos como referentes a una "nacionalidad integrada en la indisoluble unidad de la nación española" y recuerda que la Carta Magna "no conoce otra nación que la española"»
  11. A qué aspira Cataluña con el pacto fiscal por María Teresa Coca y publicado por El Mundo el 20 de septiembre de 2012. Consultado el 27 de diciembre de 2013. «Pese a las encontradas posiciones que hacen prácticamente imposible el acuerdo, el Govern de la Generalitat ha decidido no cejar en su empeño y exigir a Rajoy que Cataluña pueda gestionar directamente sus tributos.»
  12. a b «El apoyo a la independencia en Cataluña: ¿identidad o cálculos económicos?». ZoomPolítico. http://www.falternativas.org/en/content/download/21023/534234/version/1/file/zoomPol19.pdf. «Aunque el núcleo del debate ha sido eminentemente político, relacionado con el estatus político de Cataluña en su relación con España, la economía ha estado presente a lo largo de todo el proceso. Una de las demandas clave del nuevo estatuto era la de más autonomía fiscal, entendida como una forma de canalizar lo que la mayoría de los partidos catalanas entendía como un problema de distribución injusta de recursos dentro de España, arrastrado desde largo tiempo atrás. La idea de que la diferencia entre la contribución de Cataluña a las arcas del Estado y lo que recibe en transferencias e inversiones del gobierno español es demasiado grande, es ampliamente compartida en Cataluña.». 
  13. a b c d El clamor independentista colapsa Barcelona, publicado por El Mundo el 11 de septiembre de 2012. Consultado el 26 de diciembre de 2013. «Guerra de cifras: dos millones de asistentes para los convocantes, 1,5 para los Mossos y 600.000 para la Policía Nacional y la Guardia Civil»
  14. a b Cálculo de manifestantes por el Defensor del Lector de El País y publicado por el diario citado el 13 de septiembre de 2012. Consultado el 28 de diciembre de 2013.
  15. Unas 600.000 personas en la manifestación independentista, artículo del diario La Vanguardia
  16. La manifestación se inicia a las seis de la tarde en Gran Via con paseo de Gràcia publicado por El Periódico de Cataluña el 10 de septiembre del 2012. Consultado el 28 de diciembre de 2013.
  17. a b Mas advierte que sin el pacto fiscal se abre la vía hacia la independencia por Àngels Piñol y publicado por El País el 11 de septiembre de 2012. Consultado el 31 de diciembre de 2013.
  18. Pastor Verdú, Jaime. «La cuestión catalana en el marco de la crisis del régimen político español». Anuari del conflicte social 2012. http://revistes.ub.edu/index.php/ACS/article/download/6333/8088. «En ese nuevo contexto, la manifestación multitudinaria de la Diada del 11 de septiembre de este año con el lema “Catalunya, nou Estat d’Europa” confirma que el sentimiento de agravio comparativo refuerza la corriente de opinión favorable a la secesión, cambia el escenario y pone en el centro de la agenda política la demanda de independencia.». 
  19. a b Pastor Verdú, Jaime. «La cuestión catalana en el marco de la crisis del régimen político español». Anuari del conflicte social 2012. http://revistes.ub.edu/index.php/ACS/article/download/6333/8088. «Respondiendo a ese punto de inflexión, el propio gobierno catalán muestra su disposición a asumir esa reivindicación frente al gobierno central anunciando la convocatoria de unas elecciones anticipadas y comprometiéndose, en caso de obtener la mayoría absoluta, a celebrar una consulta soberanista en la siguiente legislatura.». 

Enlaces externos[editar]