Mandy (personaje de The Grim Adventures of Billy & Mandy)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mandy
Personaje de The Grim Adventures of Billy & Mandy
Primera aparición Meet the Reaper
Última aparición Underfist (Hasta Ahora)
Voz original Grey DeLisle
Doblador en Hispanoamérica Rebeca Gómez
Doblador en España Carmen Cervantes
Información
Nombre original Mandy
Raza Humano
Sexo Femenino
Edad 11 Aprox.
Color de pelo Amarillo
Color de ojos Negros
Ocupación Estudiante
Nacionalidad Flag of the United States.svg estadounidense Familia: Philiph (Phil)(padre)
Claire (madre)
Saliva (mascota)
[editar datos en Wikidata ]

Mandy es un personaje de ficción en Las Sombrías Aventuras de Billy y Mandy. Ella tiene cabello rubio con una diadema negra, usa un vestido rosa con una margarita dibujada, usa zapatos Mary Jane negros sin medias y no tiene nariz (de lo cual recurrentemente se harta). Su voz en inglés es interpretada por Grey DeLisle y su voz en español es interpretada por Rebeca Gómez.

Personalidad[editar]

Mandy es una vieja amiga de Billy. Tiene una personalidad completamente diferente: una niña rubia con un acérbico, nunca sonríe (aunque tiene una tortuosa sonrisa en el fondo), personalidad malvada (ella cree en el abuso y explotación de la estupidez), intelecto y conocimiento de lo sobrenatural e insensible. Ella es ruda prácticamente con todos, incluso con sus padres, y se dice que colecciona servilletas. Originalmente, de lo tranquilizante, ella se volvía completamente sádica y oscura. Su papel con Billy también tenía que cambiar de una buena amiga a gobernar a Billy, constantemente mandándolo y abusando de él. La única cosa que hizo que tuviera miedo fue cuando Billy robó su agalla en un episodio y algunas veces se asusta como cuando Billy perdió su miedo hacía los payasos y empezó a atacar a los payasos que estaban enfrente de él, los cuales eran Puro Hueso y ella. Ella también experimentó un miedo con el Santa Vampiro, el cual le preguntó que quería para Navidad, mientras bailaba y cantaba una canción de Navidad, y mientras ella estaba cantando, ella se veía asustada. Un dato poco conocido es su temor a los patinadores profesionales, a lo que ella solo responde ser "desconfianza". Durante la película de "La gran aventura de Billy y Mandy contra el Coco" se puede observar que su mayor miedo es el convertirse en una persona gorda, amable y feliz.

A pesar de tenerle un odio a Billy por su estupidez incontrolada, ella llega a apreciarlo, ya que en la película "La Gran Aventura de Billy & Mandy Contra el Coco", Billy es tragado por un Kraken que desaparece en el agua, Mandy dice que estará bien pero luego mira el agua y empieza a recordar a Billy, en ese momento se puede ver que está a punto de soltar una lágrima, en si Billy es la única persona que ella quiere y le importa.

Misterio en su sonrisa[editar]

En el episodio donde Mandy participa en un certamen para ser coronada como la Señorita Escorbuto, logra pasar (increíblemente) todas las pruebas; pero en las finales, en el concurso de talentos, debía sonreír para lograr alto puntaje. Al sonreír, la realidad se quiebra causando una alteración en el espacio-tiempo, en la cual se dispersan dimensiones alternas, todo un caos.

Pues bien, Mandy es una niña que guarda un mal indescriptible en su interior. Al obligarla a sonreír, se desata el caos. Pero en algunos episodios esto no estaba establecido pues ella sonríe en algunas ocasiones, y nada sobrenatural sucede.

- En el 1.er episodio, en los últimos minutos se observa que Puro-Hueso debe dormir con los niños que ganaron una apuesta: Billy y Mandy. El cuerpo de éste, se queda con Billy, y el cráneo, con Mandy. Al ver a Puro-Hueso sufrir por las travesuras de Billy, Mandy sonríe.

- En un episodio, en el que la madre de Puro-Hueso aparece como genio dentro de una lámpara; Mandy, llena de ira, pide que las personas desaparezcan. Una vez cumplido su deseo, ella observa que todos desaparecen. Estando completamente sola, sonríe.

- En un episodio, en el que se enamora del chico nuevo de la escuela sonríe al entrar en el "trance del enamoramiento".

Explicación: Quizás porque tenía motivos malignos o propios para sonreír (sonrisa malvada) no había efectos en la realidad.

Curiosidades[editar]