Manbiy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Manbij»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Manbiy
Localidad de Siria
Manbiy
Manbiy
Localización de Manbiy en Siria
Coordenadas: 36°32′00″N 37°57′00″E / 36.533333333333, 37.95


Coordenadas: 36°32′00″N 37°57′00″E / 36.533333333333, 37.95
Entidad Localidad
 • País Bandera de Siria Siria
 • Gobernación Alepo
 • Distrito Manbiy
 • Subdistrito Manbiy
Altitud  
 • Media 460 msnm
Población (2004)  
 • Total 99,497 hab.[1]
Huso horario EET (+2)
 • en verano EEST (+3)
[Editar datos en Wikidata]

Manbiy o Manbij (en árabe: منبج / ALA-LC: Manbij; en siríaco clásico: ܡܒܘܓ <span lang="syc-Latn" xml:lang="syc-Latn" title="Idioma no definido en la plantilla {{obtener idioma}}. transliteration" class="Unicode" style="white-space:normal; text-decoration: none">mabbug) es una antigua ciudad de Siria, dentro de la Gobernación de Alepo. Se encuentra a 30 kilómetros del Éufrates. En el censo de 2004 llevado a cabo por la Oficina Central de Estadísticas, Manbiy tenía una población de 99.497 habitantes.[1]

Las ruinas de la antigua ciudad de "Hierápolis Bambice," también conocida como "Hierápolis Eufratensis" o "Hierápolis en Eufratesia", se encuentran a 20 kilómetros al norte, donde todavía permanecen en pie restos de acueductos y las murallas bizantinas de Justiniano.[2]

Etimología[editar]

El lugar aparece primero mencionado en griego como Bambice, pero Plinio (v. 23) nos dice que su nombre sirio era Mabog (también llamado Mabbog o Mabbogh). Como centro de veneración de la diosa siria Atargatis, los griegos llamaron la ciudad Ἱερόπολις (Hierópolis), "ciudad del santuario", y finalmente Ἱεράπολις (Hierápolis), "ciudad sagrada".

Culto de Atargatis[editar]

Este culto de Atargatis quedó inmortalizado en Sobre la Diosa Siria (o De Dea Syria), atribuido tradicionalmente a Luciano de Samosata, nativo de Comagene, que dio una descripción completa del culto religioso del santuario y del tanque de peces sagrados de Atargatis, del que Eliano también quedó maravillado. Según De Dea Syria, el culto era de carácter fálico, con devotos ofreciendo pequeñas figuras masculinas de madera y bronce. Habían también enormes falos colocados como obeliscos enfrente del templo, que eran escalados de forma ceremonial una vez al año y decorados.

El templo contenía una cámara sagrada a la que solo podían acceder sacerdotes. Un gran altar de bronce yacía enfrente, rodeado con estatuas. En el patio vivían numerosos animales sagrados y pájaros (aunque no cerdos) usados para sacrificios.

Unos trescientos sacerdotes servían en el santuario y había numerosos ministrantes. El lago era el centro de las festividades sagradas y era costumbre que los devotos lo nadaran y decoraran un altar situado en medio del agua. En el recinto del templo se llevaban a cabo automutilaciones y orgías, y había un ritual elaborado para entrar en la ciudad y visitar el santuario por primera vez. Hoy en día, el Shawaya domina el área.

Historia[editar]

Mabog era un antiguo santuario comagene, pero los registros históricos sólo comienzan con los seléucidas, que hicieron del santuario la zona de descanso principal en el camino entre Antioquía y Seleucia del Tigris

El templo fue saqueado por Craso mientras iba de camino para encontrarse con los partos en el año 53 a.C.

En el siglo III de la Era Común, la ciudad se constituyó como la capital de la provincia del Éufrates y una de las grandes ciudades de Siria. Procopio la llamó la mejor en esa parte del mundo. Se encontraba, sin embargo, en estado ruinoso cuando Juliano recogió allí sus tropas antes de dirigirse hacia su derrota y muerte en Mesopotamia. Durante las guerras entre bizantinos y sasánidas Cosroes I retuvo el territorio para pedir un tributo, dado que el Emperador Bizantino Justiniano I fue incapaz de defender la ciudad.

A finales del siglo VIII, Harún la restauró, y se convirtió en la manzana de la discordia entre bizantinos, árabes y turcos. Los cruzados la capturaron de manos de los selyúcidas en el siglo XII, pero Saladino la recuperó en 1175, y más tarde Hulagu y sus mongoles establecieron allí su cuartel, con lo que la ciudad quedó definitivamente arrasada.

Hay una gran cantidad de restos arqueológicos, pero casi en su totalidad recientes, como es de esperar en una ciudad que sobrevivió hasta la época musulmana. Las murallas son árabes, y no queda ninguna ruina del gran templo. La reliquia antigua más notable es el lago sagrado, a ambos lados del cual todavía se pueden ver muelles escalonadas y escaleras de agua. El primer relato occidental moderno del lugar se encuentra en Journey from Aleppo to Jerusalem (1699), de Henry Maundrell.

La ciudad empezó a acuñar monedas a partir del siglo IV a.C., en arameo, mostrando el ídolo, ya sea en forma de busto con una corona mural o montando sobre un león. En tiempos imperiales se seguían haciendo monedas, que la mostraban sentada con un timbal en su mano.

Era otomana[editar]

Bajo el Imperio Otomano, Manbiy fue un kaza del sanjak y valiato de Alepo.

En 1879, tras la Guerra ruso-turca, una colonia de circasianos de Vidin se instaló en las ruinas, y el resultado fue el descubrimiento constante de antigüedades, que se vendieron en bazares de Alepo y Aintab (ahora Gaziantep, en la actual Turquía).[3] En 1911, los 1.500 habitantes eran todos circasianos.[2]

Guerra Civil Siria[editar]

El 20 de julio de 2012, France 24 informó que los rebeldes contrarios al gobierno de Bashar al-Asad habían capturado la ciudad.[cita requerida] En diciembre se celebraron elecciones para designar a un consejo local.[4] En abril de 2013 el pueblo pasó a estar controlado por los grupos islamistas Ahrar ash-Sham y el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).[5]

Durante el conflicto entre el EIIL y los otros rebeldes, éstos capturaron la base del EIIL en el pueblo el 5 de enero de 2014, según informó el OSDH.[6] El 23 de enero, el EIIL recapturó la ciudad tras días de combates.[7] [8]

Historia eclesiástica[editar]

Le Quien nombra a diez obispos de Hierápolis.[9] Entre los más conocidos se encuentra Alejandro de Hierápolis, un ardiente defensor del Nestorianismo, que murió en el exilio en Egipto; Filoxeno de Mabog, un famoso erudito miafisista; y Esteban de Hierápolis (fl. 600), autor de una hagiografía de Santa Golinduch. En el siglo VI, la sede metropolitana tenía nueve obispados sufragáneos.[10] Chabot menciona trece arzobispos jacobitas entre el siglo IX y el siglo XII.[11] Se sabe de la existencia de un obispo latín, Franco, en 1136.[2] [12]

Referencias[editar]

  1. a b Censo General de Población de 2004. Oficina Central de Estadísticas (CBS). Gobernación de Alepo. Archivado en [1]. (en árabe)
  2. a b c Enciclopedia Católica
  3. Encyclopædia Britannica, edición de 1911
  4. «المجالس المحلية .. خطوة نحو الأمام». SyriaTomorrow (9 de diciembre de 2012). Consultado el 9 de diciembre de 2012.
  5. The Islamic State of Iraq and ash-Sham Expands Into Rural Northern Syria Joshualandis.com, 18 de julio de 2013
  6. Diaa Hadid (5 de enero de 2014). «Syrian rebels battle Al-Qaeda-linked fighters». The Daily Star. 
  7. Al-Qaida Chief: Syria Rebels Must End Infighting NPR, 23 January 2014
  8. Al Qaeda chief Zawahri tells Islamists in Syria to unite - audio Reuters UK, 23 de enero de 2014
  9. Or. Christ. II 925-8
  10. Echos d'Orient 14:145
  11. Revue de l'orient chrétien VI:200
  12. Lequien, III, 1193

Enlaces externos[editar]