Manapa-Tarhunta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Manapa-Tarhunta I (1330-1300 a. C.) fue un rey de Seha, en la Anatolia occidental, durante la Edad del Bronce. Manapa-Tarhunta es conocido a través de los archivos de los reyes de Hattusa.

Era el hijo menor del rey Muwa-Walwis del territorio del río Seha.

En 1323 a. C., Muwa-Walwis murió y dejó su reino a Manapa-Tarhunta. Sus hermanos, liderados por el primogénito, Ura-Tarhunta, depuso a Manapa-Tarhunta y lo condujo al territorio de Karkiya, si bien otras fuentes la llaman Karkišša (tal vez la Caria de la época clásica).
Allí sus bienes fueron expropiados por el gobernante local y Suppiluliuma I hubo de intervenir para que recibiera un buen trato. Mientras tanto, el rey Ura-Tarhunta se había hecho impopular. Suppiluliuma murió, entre el 1345 a. C. y el 1320 a. C. (¿1336 a. C.?), debido a una epidemia causada por los prisioneros de guerra que había deportado de Egipto.
Le sucedió su hijo, el enfermizo Arnuanda II, quien ayudado por su hermano menor (el futuro Mursili II), escribió al pueblo de Karkiya, solicitando asilo para el rey exiliado. El pueblo de Seha se rebeló contra Ura-Tarhunta e invitó a volver a Manapa -Tarhunta que subió otra vez al trono gracias a l ayuda de Karkiya.

Un año después murió también Arnuanda II a causa de la epidemia, y le sucedió su hermano menor Mursili II. Durante este período se había hecho con el poder del reino de Arzawa, el cacique Uhha-Ziti, instalado por Suppiluliuma I, pero al final de cuyo reinado se independizó, mediante una rebelión contra los hititas que se extendió desde Arzawa hasta el sur del río Seha.
Uhha-Ziti convenció a Manapa-Tarhunta para unirse a la rebelión, pero Mursili II derrotó al rey de Arzawa, a sus dos hijos y a Manapa-Tarhunta. Unha-Ziti murió por las heridas infligidas por la caída de un meteorito. Mursili II, al acabar la campaña avanzó por el río Seha donde el Manapa-Tarhunta le pidió perdón e imploró por su vida y por que le mantuviera en su reino. Al no acceder el rey hitita, Manapa-Tarhunta envió a su madre y otros ancianos de la familia que se tiraron, con las lágrimas anegándoles los ojos, a los pies de Mursil, quien, conmovido, perdonó a Manapa-Tarhunta. Luego recibió al soberano hitita solemnemente en su reino. Mursili le confirmó las tierras del río y las tierras de Appawiya.

Poco después de estos incidentes, Manapa-Tarhunta, presumiblemente escribió la llamada Carta de Manapa-Tarhunta.

A partir de entonces fue leal a Mursili hasta que murió. Su sucesor fue Masturi, casado con una hermana de Mursil.

Después de los reinados de Manapa-Tarhunta y Mursili II, Muwatalli II, sucesor de Mursili firmó un tratado con Alaksandu de Wilusa, que mencionaba que Manapa-Kurunta era el nuevo rey de las tierras del río Seha. No existe ninguna documentación que mencione problemas en la sucesión, lo que hace suponer que la sucesión era patrilineal, y que fue transferida pacíficamente de padre a hijo.