Mama Negra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Mama Negra es una celebración ecuatoriana, festejada en Latacunga, Mama Negra Conocida como Santísima Tragedia es una fiesta tradicional propia de la ciudad de Latacunga, es una simbiosis de las culturas indígena, española y africana. La Mama Negra nos demuestra, en una mágica ceremonia destinada a interpretar la vida de diferentes pueblos, como el mestizaje de las expresiones populares es capaz de crear fenómenos mucho más bellos y ricos que los que proceden del exclusivismo cultural, en la cual sus habitantes rinden homenaje a la Virgen de la Merced como demostración de agradecimiento por los favores concedidos.

Las fiestas de la Mama Negra se realiza en dos ocasiones :

• La primera se realiza en el mes de septiembre como una fiesta de fe organizada por las vivanderas, devotos y donantes de los mercados La Merced y del Salto, en honor a la Virgen de la Merced quien aplacó la furia del volcán Cotopaxi en su erupción de 1742, razón por la cual los latacungueños la proclamaron "Abogada y patrona del volcán".

• La segunda se realiza en la primera semana de noviembre, es la fiesta con la cual los habitantes de la ciudad de Latacunga celebran año tras año el aniversario de su independencia o fiesta política. Es un desfile de personajes populares, militares, civiles, eclesiásticos y míticos que dan lustre al cortejo, cada uno de estos personajes son escogidos por su desempeño y labores que realizan cada año.

Historia[editar]

La Mama Negra es una fiesta popular ecuatoriana de la sierra propiamente de la ciudad de Latacunga es muy conocida dentro del país y fuera de el .Su origen es una muestra de las manifestaciones populares mestizas históricas que impregnan toda su historia y folklore a través de esta celebración.

Marco Karolys, conocido arqueólogo de Latacunga, expresa que la Mama Negra está marcada por dos corrientes claramente definidas: la de los tiempos precolombinos y la del colonialismo, como un legado cultural de carácter folklórico, consolidado por la iniciativa creadora de muchas generaciones y que presenta las características de un ceremonial ajustado a determinar técnicas del acto sacramental de la conquista española, «forma dramática que se fincó a la par del teatro clásico español».[1]

Pero el origen de esta celebración es aún más interesante: su celebración es un acto de agradecimiento a la Virgen de la Merced por haber salvado a la población que hace 251 años vivía atemorizada por las constantes erupciones del volcán Cotopaxi. Eduardo Paredes, estudioso de la historia de Cotopaxi, señala que la fiesta anual, que inicialmente se celebraba el 9 de diciembre con el nombramiento de dos priostes, «uno de los blancos y otro de los tiznados», se realizaba en conmemoración del aniversario de la tragedia ocasionada por el volcán Cotopaxi. El rumbo de esta celebración cambia cuando en el año de 1877 el Cotopaxi vuelve a reactivarse y, el martes [26 de junio]], entra en erupción y causa tanto la muerte de más de 300 personas como la destrucción de la fábrica de tejidos San Gabriel, cuyas ruinas aún existen así como las de otros inmuebles históricos que se mantienen desde la época precolonial. Como consecuencia de esta tragedia, se cambia de fecha la festividad popular a ese día, hasta que en el año de 1945, se renuevan los votos a la Virgen de las Mercedes proclamándola "Patrona contra la Furia del Volcán", y se traslada la fiesta definitivamente al 24 de septiembre, fecha con la que quedó institucionalizada hasta nuestros días.[2]

Celebración[editar]

Esta fiesta se lleva a cabo a finales de septiembre, los días 23 y 24, días en los que la Iglesia Católica conmemora a la Virgen de la Merced. Esta celebración se ha convertido a lo largo de los años en una de las festividades de mayor importancia en el país. Ésta es una celebración que consiste en un desfile de varios personajes pintorescos que realizan una comparsa por la calles de Latacunga, en donde la Mama Negra es el personaje principal, y representa a la Virgen María, la cual pasa por las calles cabalgando con una vestimenta muy peculiar: camisa bordada, adornos múltiples y pañolones largos sobresalen en el conjunto de su vestimenta. Lleva una muñeca a la que hace bailar, pero lo más característico durante esta comparsa es el recipiente lleno de leche y agua que hacer caer sobre los espectadores de personajes como el Rey Moro, el Ángel de las Estrellas y los Huacos, que también son parte de esta comparsa, representando cada uno parte de la historia precolombina de la región. Esta celebración convoca a miles de turistas nacionales y extranjeros.

Personajes[editar]

La MAMA NEGRA.- Este personaje es la figura Central de la fiesta que va cabalgando con donaire y maestría, ataviada con ricos ropajes típicos del poblado y coloristas compuestos de grandes faldones, blusa bordada, adornos y hermosos pañoloneso (chalinas) que son cambiados en cada esquina del recorrido, la renovación constante la realizan dos personas mientras que una tercera persona porta un maletín lleno de estas prendas, gama completa de colores y modelos de estas prendas.

En las alforjas del caballo van introducidos dos muñecos negros que representan a los hijos de Mama Negra, en sus brazos lleva a la hija menor haciéndola bailar con gestos picarescos, de vez en cuando la Mama Negra aprieta un "chispero" lleno con leche y agua, lanzando el líquido a los boquiabiertos espectadores.

La Negra es guiada por el negro Trota frenos y el caballo es seleccionado cuidadosamente pues tiene que dominar el espantarse ante el enorme bullicio del gentío, los fuegos artificiales y las estruendosas bandas de música. siempre será un hombre disfrazado de mujer, y se lo designa con un año de anticipación. Algunas veces, su rostro es pintado de negro o será cubierto con una careta negra muy bien adornada. La Mama Negra va siempre a caballo: en la mano derecha lleva una muñeca negra (su hija Baltasara) a la que hace bailar al ritmo de la banda del pueblo que lo acompaña; con la mano izquierda, arroja leche con agua a los espectadores.

LOS HUACOS: A la cabeza de las comparsas, los "huacos" o brujos toman "voluntarios" del público (generalmente mujeres) y les aplican limpias, el personaje del "huaco" invoca la fiesta indígena precolonial de la "Citua", un rito de purificación para alejar las epidemias que vienen con las lluvias de septiembre.

La limpia consiste en un contundente soplo de trago, un baño de humo de cigarrillo y la invocación a las montañas "taitas" Imbabura, Chimborazo, y Carihuairazo, y listo. La limpia, por supuesto no es gratuita.

El ANGEL DE LA ESTRELLA.- Representa al Arcángel Gabriel: es un joven que va montado en un caballo y viste una túnica blanca adornada con encajes dorados o plateados. A la espalda lleva un par de alas de cartón igualmente blancas. Lleva también una corona en la que destaca una estrella grande, y en la mano lleva un cetro con una estrella en la punta. Este personaje es el encargado de recitar allí donde haya mayor concentración de gente las alabanzas a la Virgen.

El REY MORO.- Siempre está muy arreglado para representar a un rey moro, es el encargado de adornar la procesión.

El ABANDERADO.- Una especie de militar adornado, encargado de entretener al público flameando coordinadamente una gran bandera a cuadros.

El CAPITAN.- Este es el prioste mayor , el que se gasta la fiesta, “elegantemente” uniformado y con espada a la mano.

El ASHANGUERO.- Papel que es representado por los más fuertes, pues a sus espaldas llevan una canasta grande con alimentos como pan, frutas, gallinas, cuyes y licores, necesarios para repartir a los invitados mientras dure la fiesta.

Referencias[editar]

Diario El Hoy, 7 de noviembre de 1998, A4

Diario El Comercio, 26 de septiembre del 200, A5

  1. El Comercio
  2. El hoy

Enlaces externos[editar]