Mal Evans

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Malcolm Evans (27 de mayo de 19355 de enero de 1976), es más conocido como el roadie, asistente, y amigo de la banda de rock The Beatles.

Evans trabajaba como técnico de comunicaciones para el Servicio Postal británico en 1962 la primera vez que oyó que los Beatles actuaban en el Cavern Club de Liverpool. Finalmente se hizo amigo del grupo y pronto fue contratado como roadie.

Evans conducía la furgoneta del grupo cuando salían de gira, montaba y probaba los equipos, y después volvía a recogerlo todo.

Cuando los Beatles dejaron de hacer giras en 1966, Evans continuó siendo su amigo y trabajando con ellos en el estudio. Evans incluso participó en muchas grabaciones de los Beatles, entre otras cosas puso su voz en "Yellow Submarine", tocó el órgano Hammond en "You Won't See Me", la armónica en "Being for the Benefit of Mr. Kite!", la pandereta en "Dear Prudence", la trompeta en "Helter Skelter", hizo coros en "You Know My Name (Look Up The Number)" y en la canción inédita "What's The New Mary Jane" y contó en voz alta los compases en los cortes de la canción "A Day in the Life" (Evans fue también uno de los cinco pianistas que tocaron simultáneamente el último acorde de esta canción).

En la película Let It Be, se puede ver a Evans tocando el yunque durante las primeras sesiones del "Maxwell's Silver Hammer" de Paul McCartney, aunque no lo tocó en la grabación final.

En 1968, Evans descubrió al grupo Badfinger (que entonces se llamaban The Iveys) y se los presentó a los Beatles, quienes finalmente les contrataron para Apple Records.

Evans murió por disparos realizados por agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles el 5 de enero de 1976, cuando erróneamente pensaron que la pistola de aire que sostenía era en realidad un revólver.

Una maleta que llevaba en aquella época, y que contenía grabaciones inéditas, fotografías y otros recuerdos, fue perdida por la policía durante la investigación y se hizo famosa como el "Archivo de Mal Evans". Se informó que en junio de 2004 un turista inglés, Frasier Claughton, había comprado dicha maleta por unos 36 dólares en un mercadillo a las afueras de Melbourne, Australia, sin conocer su contenido. Sin embargo, en agosto de 2004, expertos determinaron que los documentos contenidos en la maleta eran en realidad fotocopias hechas en los 90 y declararon que el "archivo" era falso.