Macbeth

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Macbeth y Banquo reuniéndose con las brujas en el brezal
por Théodore Chassériau.

Macbeth, una de las obras más conocidas de William Shakespeare, es una tragedia en cinco actos, escrita en prosa y en verso, que fue compuesta probablemente hacia 1606 y estrenada poco después.[1] Fue publicada por primera vez en 1623, en la edición conocida como First Folio.

Macbeth es una tragedia acerca de la traición y la ambición desmedida. No hay seguridad absoluta de que la tragedia sea en su totalidad obra de Shakespeare, ya que algunos afirman que ciertos pasajes podrían ser adiciones posteriores del dramaturgo Thomas Middleton, cuya obra La bruja (The witch) tiene múltiples afinidades con Macbeth.[cita requerida]

Macbeth

La obra está libremente basada en el relato de la vida de un personaje histórico, Macbeth, que fue rey de los escoceses entre 1040 y 1057. La fuente principal de Shakespeare para esta tragedia fueron las Crónicas de Raphael Holinshed, obra de la que extrajo también los argumentos de sus obras históricas. Holinshed se basó a su vez en Historia Gentis Scotorum (Historia de los escoceses), obra escrita en latín por el autor escocés Hector Boece e impresa por primera vez en París en 1527. Para agradar a su mecenas, el rey Jacobo V de Escocia, Boece había oscurecido deliberadamente la figura de Macbeth, con el fin de exaltar a un hipotético antepasado del rey, Banquo.

Es importante resaltar que el texto llega a nosotros únicamente a través del First Folio, a diferencia de otras obras de Shakespeare de las que además se conservan algunas ediciones en "cuartos", aprobadas unas por el autor y otras provenientes de la labor de memorillos. Cierta corriente de la crítica sostiene que, dada la extensión menor de esta obra en relación con otras tragedias del Folio, puede argumentarse que lo que ha llegado a nosotros sea un resumen de la obra completa de Shakespeare, justificado además por la existencia de ciertos pasajes oscuros en el texto que dan la impresión de necesitar información adicional para ser interpretados dentro del contexto de la obra.

Cronología[editar]

No existe acuerdo en cuanto a la fecha de composición de la obra. Según Henry N. Paul (The Royal Play of Macbeth) se escribió en 1616 aproximadamente . Se basa para ello en un pasaje cómico de la obra (II, 3), interpretado como una alusión a la doctrina jesuítica de la equivocación (equivocation), que podría tener relación con el juicio que tuvo lugar en 1606 contra el jesuita Henry Garnet por su participación en la "Conspiración de la pólvora" de Guy Fawkes. Otros autores creen, sin embargo, que esta doctrina era ya conocida años antes, por lo cual éste no resulta un argumento definitivo para la fecha de la obra. También se ha utilizado como argumento para fechar la obra su posible relación con la entronización de Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra (se hace referencia en la obra a un imaginario antepasado suyo, Banquo), que tuvo lugar en 1603. No obstante, la fecha exacta de composición de la obra no ha podido, hasta el momento, determinarse con seguridad.

Personajes[editar]

  • Duncan, rey de Escocia. Basado en un personaje histórico, el rey de Alba Duncan I, muerto en 1040 a manos del Macbeth histórico. En la obra se destaca su benevolencia, para acentuar lo terrible del crimen de Macbeth: «Además, este Duncan ha usado de sus poderes con tal bondad, ha sido tan claro en su gran dignidad, que sus virtudes argüirán como ángeles de lengua de trompeta en contra de la profunda condenación de eliminarle.» (I, 7).[2]
  • Malcolm, hijo mayor de Duncan heredero del trono.
  • Donalbain, hijo menor de Duncan.
  • Macbeth, Thane (barón) de Glamis, luego Thane de Cawdor y futuro Rey de Escocia.
  • Macduff, Thane de Fife.
  • Lady Macbeth, esposa de Macbeth.
  • Banquo, amigo de Macbeth y general en el ejército de Duncan.
  • Lennox, Ross, Mentieth, Angus y Caithness, nobles escoceses.
  • Fleance, hijo de Banquo.
  • Siward, conde de Northumberland, general de las fuerzas inglesas.
  • Hijo de Siward.
  • Las tres brujas.
  • Un gran caballo, envidiado por todos aquellos poderosos de aquella época.

Sinopsis[editar]

Acto I[editar]

La obra comienza con tres brujas, las tres "Hermanas Fatídicas" hacen un hechizo en el que se ponen de acuerdo acerca de su próximo encuentro con Macbeth. En la escena siguiente, Duncan, rey de Escocia, comenta con sus oficiales el aplastamiento de la invasión de Escocia por noruegos e irlandeses, acaudillados por el rebelde Macdonwald, en la cual Macbeth, thane (barón) de Glamis y primo del rey, ha tenido un importante papel. Duncan se propone darle en recompensa el título de thane de Cawdor.

Macbeth y Banquo con las brujas por Johann Heinrich Füssli.

Cuando Macbeth y su compañero Banquo cabalgan hacia Forres desde el campo de batalla, se encuentran con las brujas, quienes saludan a Macbeth, primero como thane de Glamis, luego como thane de Cawdor, y por último anunciándole que un día será rey. A Banquo le dicen que sus descendientes serán reyes. Cuando Macbeth pide a las brujas que le aclaren el sentido de las profecías, ellas desaparecen. Se presenta un enviado del rey (Ross), quien notifica a Macbeth la concesión real del título de thane de Cawdor.

And, for an earnest of a greater honor,

He bade me, from him, call thee Thane of Cawdor:
In which addition, hail, most worthy thane,

For it is thine.

Viendo cumplida la profecía de las brujas, Macbeth comienza a ambicionar conseguir el trono. Macbeth escribe una carta a su esposa, en Inverness, explicando las profecías de las brujas. Lady Macbeth, al leer la carta, concibe el propósito de asesinar a Duncan para lograr que su marido llegue a ser rey. De improviso se presenta Macbeth en el castillo, así como la noticia de que Duncan va a pasar allí esa noche. Lady Macbeth le expone sus planes. Macbeth duda, pero su esposa le inculca cizañas , estimulando su ambición.

Acto II[editar]

Al llegar la noche, Macbeth, instigado por su esposa, da muerte al rey cuando duerme en su aposento. Antes de su muerte ve visiones de una espada con sangre y siente fuertes remordimientos, que Lady Macbeth se esfuerza por acallar, y ve lo débil que es su esposo y decide ella incriminar a los criados tiñéndolos de sangre. A la mañana siguiente se descubre el crimen. Macbeth culpa a los sirvientes de Duncan, a los que previamente ha asesinado, supuestamente en un arrebato de furia para vengar la muerte del rey. Los hijos de Duncan, Malcolm y Donalbain, que se encuentran también en el castillo, no creen la versión de Macbeth, pero disimulan para evitar ser también asesinados. Malcolm huye a Inglaterra y Donalbain, a Irlanda. Gracias a su parentesco con el rey fallecido y a la huida de los hijos de éste, Macbeth consigue ser proclamado rey de Escocia, cumpliéndose así la segunda profecía de las brujas.

Acto III[editar]

A pesar del éxito de sus propósitos, Macbeth continúa intranquilo a causa de la profecía que las brujas hicieron a Banquo, según la cual éste sería padre de reyes. Encarga a unos asesinos que acaben con su vida, y la de su hijo, Fleance, cuando lleguen al castillo para participar en un banquete al que Macbeth les ha invitado. Los asesinos matan a Banquo, pero Fleance consigue huir. En el banquete, poco después de que Macbeth sepa por los asesinos lo ocurrido, se aparece el espectro de Banquo y se sienta en el sitio de Macbeth. Sólo Macbeth puede ver al fantasma, con el que dialoga, y en sus palabras se hace evidente su crimen.

Acto IV[editar]

Escena de Macbeth: el conjuro de las brujas (acto IV, escena I). Cuadro de William Rimmer.

Macbeth regresa al lugar de su encuentro con las brujas. Inquieto, les pregunta por su futuro. Ellas conjuran a tres espíritus. El primero advierte a Macbeth que tenga cuidado con Macduff. El segundo dice que "ningún hombre nacido de mujer" podrá vencer a Macbeth, y el tercero hace una curiosa profecía:

Macbeth seguirá invicto y con ventura

si el gran bosque de Birnam no se mueve
y, subiendo, a luchar con él se atreve

en Dunsinane, allá en la misma altura.

Estas profecías tranquilizan a Macbeth, pero no se queda satisfecho. Quiere saber también si los descendientes de Banquo llegarán a reinar, como las brujas profetizaron. En respuesta a su demanda, se aparecen los fantasmas de ocho reyes y el de Banquo, con un espejo en la mano, indicando así que ocho descendientes de Banquo serían reyes de Escocia. Un vasallo de Macbeth le notifica que Macduff ha desertado. En represalia, Macbeth decide atacar su castillo y acabar con la vida de toda su familia. La acción se traslada a Inglaterra, donde Macduff, ignorante todavía de la suerte que ha corrido su familia, se entrevista con Malcolm, hijo de Duncan, al que intenta convencer para que reclame el trono. Recibe la noticia de la muerte de su familia.

Acto V[editar]

Lady Macbeth empieza a sufrir remordimientos: sonámbula, intenta lavar manchas de sangre imaginarias de sus manos.

Lady Macbeth sonámbula por Johann Heinrich Füssli.

Malcolm y Macduff, con la ayuda de Inglaterra, invaden Escocia. Macduff, Malcolm y el inglés Siward, conde de Northumberland, atacan el castillo de Dunsinane, con un ejército camuflado con ramas del bosque de Birnam, con lo que se cumple una de las profecías de las brujas: el bosque de Birnam se mueve y ataca Dunsinane. Macbeth recibe la noticia de que el bosque se mueve y de la muerte de su esposa por suicidio. Tras pronunciar un monólogo nihilista, toma la determinación de combatir hasta el final. Tras matar al hijo de Siward, se enfrenta con Macduff. Se siente todavía seguro, a causa de la profecía de la bruja. Demasiado tarde, Macduff le comenta que su madre había muerto una hora antes de que él naciera, y que los médicos habían realizado una cesárea para mantener a Macduff vivo, y así se cumple la profecía de que «no podría ser muerto por ningún hombre nacido de mujer» y Macbeth comprende que las profecías de las brujas han sido engañosas. Macduff mata a Macbeth. En la escena final, Malcolm es coronado rey de Escocia. La profecía referente al destino real de los hijos de Banquo era familiar a los contemporáneos de Shakespeare, pues el rey Jacobo I de Inglaterra era considerado descendiente de Banquo.

Temas y motivos recurrentes[editar]

  • Ambición y traición. Temas estrechamente relacionados. Macbeth puede verse como una advertencia acerca de los peligros que entraña la ambición. La ambición es el rasgo principal del carácter de Macbeth y de Lady Macbeth, y la causa de su ruina. Aparece por primera vez cuando, a comienzos del acto II, Macbeth asesina a su rey, al que debe lealtad y que acaba además de recompensarle con un título; y se reitera cuando ordena matar a su amigo Banquo, en el acto III. Antes de eso, el tema de la traición había aparecido ya tras la profecía, en el acto III.
Macbeth viendo el espectro de Banquo por Théodore Chassériau.
  • Visiones y el sentimiento de culpa. A lo largo de la obra, Macbeth y su esposa sufren varias visiones. En la escena primera del segundo acto, poco antes de asesinar a Duncan, Macbeth cree ver un puñal ensangrentado flotando ante sí. Más adelante, en la escena primera del quinto acto, Lady Macbeth, sonámbula, ve en sus manos manchas de sangre que no consigue lavar, imagen con la que se muestran sus remordimientos por su responsabilidad en el asesinato de Duncan. Una tercera visión —aunque no está claro si se trata de una alucinación de Macbeth, atormentado por su conciencia culpable, o de la aparición sobrenatural de un fantasma— es el espectro de Banquo que se presenta en el banquete (acto III, escena IV).

Adaptaciones[editar]

Versiones cinematográficas[editar]

Existen varias adaptaciones de la obra al cine:[3] [4]

Versiones literarias[editar]

Adaptaciones musicales[editar]

Referencias en otras obras[editar]

  • La banda costarricense Escats incluye una canción llamada Tu Nombre (Macbeth) en su álbum Para quien quiera que seas, donde quieras que estés, que menciona a Shakespeare en uno de los versos.
  • En el trabajo Macbeth: Culturas Populares y Fandom[5] se estudian las distintas formas culturales en las que se encuentra presente Macbeth y sus relaciones transtextuales con la obra de Shakespeare.

La obra en España[editar]

La primera traducción al español no fue directa del inglés sino a través de la versión francesa de Jean-François Ducis de 1784. Se debe a Teodoro de la Calle, y se representó por Isidoro Máiquez el 25 de noviembre de 1803.[6]

Se trata de la primera obra de William Shakespeare que se representó sobre los escenarios españoles en traducción directa del inglés, concretamente en el Teatro del Príncipe de Madrid, el 13 de diciembre de 1838, en versión de José García de Villalta y con interpretación de Julián Romea y Matilde Díez. La puesta en escena no contó con el favor del público y solo permaneció tres días en cartel.[7] Entre las traducciones posteriores, se incluyen las de Francisco Nacente (1870), Guillermo Macpherson (1880), Marcelino Menéndez y Pelayo (1881) y Fernando Díaz-Plaja (1964).

Entre las representaciones posteriores, puede destacarse el montaje de Cayetano Luca de Tena en el Teatro Español en 1942, con Mercedes Prendes; en 1957 por José Luis Alonso Mañés, con José María Mompín, María Jesús Valdés y Paco Valladares; Miguel Narros para el Teatro Español, en 1980, interpretado por Joaquín Hinojosa, Berta Riaza, Alejandro Ulloa, Ricardo Tundidor, Pep Munné y Ángel de Andrés;[8] y en la Muralla Árabe de Madrid, en 2004, con Eusebio Poncela, Clara Sanchís y Fernando Conde, con dirección de María Ruiz.[9]

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

  1. Hay noticias de una representación en El Globo el 20 de abril de 1611, pero es seguro que ya se había representado con anterioridad, pues no se menciona que se trate de la primera representación.
  2. Según la traducción de José María Valverde (ver bibliografía), p. 46. En el original: «Besides, this Duncan / Hath borne his faculties so meek, hath been/ So clear in his great office, that his virtues /Will plead like angels, trumpet-tongued, against /The deep damnation of his taking-off».
  3. http://www.revistacomunicacion.org/pdf/n5/articulos/shakespeare_compra_palomitas_adaptaciones_filmicas_de_macbeth.pdf
  4. http://www.uhu.es/cine.educacion/cineyeducacion/shackmacbeth.htm#Pel%C3%ADculas%20sobre%20Macbeth
  5. Macbeth: Culturas Populares y Fandom.
  6. William Shakespeare (ed.): «Macbeth» (1838).
  7. Clara Calvo, Universidad de Murcia (ed.): «Neoclásicos y Románticos Ante la Traducción» (2002).
  8. Diario ABC (ed.): «Macbeth, al fin un espectáculo para el Español» (30 de octubre de 1980).
  9. El País (ed.): «El 'Macbeth' de Poncela y la danza de Bocca ponen broche final a Los Veranos de la Villa» (26 de agosto de 2004).

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]