Música independiente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se ha llamado música independiente o música indie (proveniente del inglés independent), a diferentes géneros, subculturas, corrientes e intervenciones, con atributos estilísticos con un acercamiento autónomo, por diferentes motivos:

  • cuando el grupo que interpreta ese género no está ligado a circuitos del mercado musical o la difusión sonora o publicitaria.
  • cuando se hace con vocación puramente artística y no comercial.
  • cuando el estilo que toca un artista o un conjunto no parece cumplir los parámetros de ninguna etiqueta de definición conocida o utilizada por la prensa especializada.
  • cuando el sello discográfico encargado de editar las grabaciones o los medios que la difunden (radios, publicaciones...) son de pequeña envergadura o de carácter amateur.
  • cuando todo el proceso artístico está controlado por los músicos y en él no interfieren directrices ni condiciones de departamentos de marketing, compañías discográficas, instituciones o medios de comunicación.

Han sido considerados música independiente el blues, el punk, el reggae, el grunge, el indie rock, el indie pop, el grindcore, el death metal... cuando su eclosión o desarrollo artísticos cumplían alguno de los puntos de esta definición. Existen medios de comunicación dedicados específicamente a la música independiente, como la revista Supernovapop, el netlabel Gudnois, el portal Popmadrid, la emisora Radio 3 y programas como Plástico Elástico en Telemadrid Radio.

Historia[editar]

Durante los años 20 las grandes compañías estadounidenses (también conocidas como "multis" o "majors") tales como Columbia Records o RCA Victor fueron desafiadas por cantidad de pequeñas discográficas llamadas "independientes". Éstas estaban especializadas en el mercado de música de raza (negra), que es como se clasificaba entonces a los compradores de música blues y jazz, pero la crisis de finales de los años 20 minó a esas compañías que acabaron en bancarrota o en el mejor de los casos absorbidas por una "mayor".

El término "independiente" resurge en los años 50 en Norteamérica cuando el mercado discográfico lo conformaban canciones y sus intérpretes. Las grandes corporaciones discográficas pagaban a compositores para que compusieran canciones y buscaban a intérpretes para que las presentaran. Todas ellas tenían un sistema de distribución propio que aseguraba que todas sus canciones y discos llegaran a todos los puntos del país. Sin este sistema de distribución era muy difícil hacer que un disco pudiese disfrutar de un mínimo éxito, y cualquier discográfica pequeña evidentemente no lo tenía.

Por esta época y desde 1912 existía la ASCAP (American Society of Composers, Authors and Publishers) mediante la cual los compositores y editores protegían sus intereses (similar a la SGAE española) y que además concedía los derechos de interpretación a los medios de difusión, principalmente los radiofónicos. Esta asociación no consideraba "de buen gusto" que la música negra se pudiera escuchar por la radio así que censuraba sistemáticamente cualquier canción de blues o jazz que le pudiera llegar a través de un sello independiente. Así que además de no poderla encontrar en las tiendas, la música "diferente" tampoco se podía escuchar por las radios locales de frecuencia concesionada. Es así como surgen las radios piratas, que emitían desde vetustos cobertizos o desde embarcaciones alejadas a varios kilómetros de las costas.

En 1941 una asociación de radios y dj puso en marcha una asociación rival a la ASCAP que se llamó BMI (Broadcast Music Incorporated), que representaba a muchos compositores y editores que hasta entonces habían sido ignorados (de hillbilly, country, blues, jazz y extranjeros). La ASCAP hizo todo lo que pudo para que las radios locales no programasen canciones de la BMI, muchas canciones fueron censuradas como "Such a Night" de Johnnie Ray por supuesta incidencia sexual, pero el virus estaba ya inoculado en la sociedad. La BMI sobrevivió e incrementaron sus ingresos y popularidad rápidamente cuando un nuevo sonido llamado Rock'n'roll nació de manos de artistas negros como Little Richard o Chuck Berry.