Música de Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La música de Argentina tiene una larga historia y muchas variantes locales y regionales, e involucra orígenes e influencias muy diversas. Dentro de las formas musicales más conocidas internacionalmente está el tango, que se desarrolló principalmente en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, pero en lo que se denomina interior del país (las provincias) es más fuerte la música folclórica. A partir de la década del 1960 se desarrolló una variante propia del rock, cantado en español, conocido como rock nacional; en la misma década comenzó a cultivarse ampliamente la balada romántica latinoamericana.

La música clásica y la ópera tiene un amplio espacio, con compositores e intérpretes de fama mundial y el Teatro Colón de Buenos Aires, como eje de la actividad.

Otros estilos musicales cultivados en Argentina son la música de los pueblos originarios, el bolero, el jazz, el reggae, la música electrónica, la cumbia, el punk, el heavy metal, la música infantil, etc.

Clásica[editar]

La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires está establecida en el Teatro Colón (Buenos Aires). Fundada en 1946, es considerada una de las orquestas más prestigiosas de la nación y de América Latina. Ha recibido varios honores en sus 60 años de vida. Otra orquesta de prestigio es la Orquesta Sinfónica Nacional Argentina.

Músicos Argentinos conocidos por este estilo incluyen Alberto Williams, conocido por su fusión de estilos nativos con música clásica, y Alberto Ginastera, el compositor considerado uno de los más importantes contribuidores latino americanos de música clásica. Otros músicos de nota incluyen pianista Martha Argerich, violinista Alberto Lysy, guitarrista María Isabel Siewers, tenor José Cura, mezzosoprano Margherita Zimmermann, y pianista / director Daniel Barenboim, que ha dirigido la Orquesta de París, la Orquesta Sinfónica de Chicago y la Staatsoper Unter den Linden (Ópera del Estado de Berlín).

En la actualidad, se destaca la labor del joven compositor Mauricio Annunziata, creador de un verdadero panorama musical argentino.

Con la conquista española se produjo el ingreso de los primeros instrumentos musicales europeos, mientras que en el período colonial la actividad musical se tornó más intensa, merced a la intervención de las órdenes religiosas.

A comienzos del siglo XVIII se propició la enseñanza y se intensificó el aporte del viejo continente a través de la visita de músicos y de la importación de partituras y libros de música. En 1757 se construyó en Buenos Aires el primer teatro de óperas y comedias y en 1783 se inauguró el Teatro de la Ranchería.
Con el movimiento emancipador de Mayo, se renovó la canción patriótica, destacándose figuras como Blas Parera, Luis Ambrosio Morante o José Picazarri.

A ellos le siguieron los denominados precursores, primeros compositores nacidos en suelo argentino: Juan Pedro Esnaola, Amancio Alcorta y Juan Bautista Alberdi. No se trataba de profesionales sino de aficionados, que alternaban su vocación musical con otras actividades. Los géneros en boga eran la música de salón, concebida para la danza, y la canción; al igual que en Europa, la música de cámara formaba parte de la vida cotidiana.

La generación siguiente incluyó a músicos ya profesionales: son los nacidos entre 1860 y 1875, entre cuyos representantes más notables figuran Alberto Williams, Julián Aguirre y Arturo Berutti.
A esta generación le sigue un conjunto destacado de músicos nacidos entre 1875 a 1890, que estudiaron en Europa y al regresar desarrollaron su actividad como creadores, docentes, fundadores de institutos o directores de sociedades musicales. Su formación los llevó a incursionar en todos los géneros y a adoptar una actitud más consciente ante la recolección folclórica. Entre ellos se destacan Felipe Boero, Ernesto Drangosch, Floro Ugarte y Carlos López Buchardo, director–fundador en 1924 del Conservatorio Nacional de Música y Arte Escénico que hoy lleva su nombre.

A partir de fines de la década del 1920 se produjo la irrupción de lenguajes neoclásicos en la música culta argentina, lo que significó la primera aparición de una vanguardia que cambió el rumbo de la generación anterior.

La producción argentina en las décadas del 1940 y del 1950 estuvo a cargo de los primeros egresados del Conservatorio Nacional de Música y en este escenario, dos músicos representaron las dos tendencias en pugna: Alberto Ginastera y Carlos Guastavino.
Los comienzos de la década del 1960 generan cambios experimentales de relevancia y destacan Alicia Terzian, Guillermo Graetzer y Roberto García Morillo.

En la actualidad, los creadores argentinos que no desdeñan la exploración instrumental, la electroacústica, y la apropiación de nuevas tecnologías, consolidan una trayectoria musical que prestigia al país. Por citar sólo algunos: Oscar Di Lisia, Carlos Carmona, Gabriel Senanes o Ricardo de Armas. Otros, han preferido ser más conservadores en la elección de la instrumentación, pero de fuerte inspiración e innovadora estética armónica como Mauricio Annunziata.

Folclore[editar]

Escenario Atahualpa Yupanqui, del tradicional Festival de Cosquín de música folklórica de Argentina.

La música folclórica de Argentina tiene una historia milenaria que encuentra sus raíces en las culturas indígenas originarias. Tres grandes acontecimientos histórico-culturales la fueron moldeando: la colonización española (siglos XVI-XVIII), la inmigración europea (1850-1930), la migración interna (1930-1980).

Aunque estrictamente "folclore" sólo es aquella expresión cultural que reúne los requisitos de ser anónima, popular y tradicional, en Argentina se conoce como folklore o música folklórica a la música popular de autor conocido, inspirada en ritmos y estilos característicos de las culturas provinciales, mayormente de raíces indígenas y afro-hispano colonial. Técnicamente, la denominación adecuada es música de proyección folklórica de Argentina.[1]

En Argentina, la música de proyección folclórica, comenzó a adquirir popularidad en las décadas de 1930 y 1940, en coincidencia con una gran ola de migración interna del campo a la ciudad y de las provincias a Buenos Aires, para instalarse en la década de 1950, con el boom del folklore, como género principal de la música popular nacional junto al tango.

En las décadas de 1960 y 1970 se expandió la popularidad del folclore argentino y se vinculó a otras expresiones similares de América Latina, de la mano de diversos movimientos de renovación musical y lírica, y la aparición de grandes festivales del género, en particular del Festival Nacional de Folklore de Cosquín, uno de los más importantes del mundo en ese campo.

La evolución histórica fue conformando cuatro grandes regiones en la música folklórica argentina: la cordobesa-noroeste, la cuyana, la litoraleña y la surera pampeano-patagónica, a su vez influenciadas por e influyentes en las culturas musicales de los países fronterizos: Bolivia, sur de Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Atahualpa Yupanqui es unánimemente considerado como el artista más importante de la historia de la música folklórica del Argentina.[2]

Tango[editar]

Tango, fileteado de Martiniano Arce (2006).

Declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (PCI), el tango es un estilo musical y una danza argentina, característica de las ciudades de Buenos Aires y Rosario,[3] de naturaleza netamente urbana y renombre internacional. Musicalmente tiene forma binaria (tema y estribillo) y compás de 4/4 (a pesar de que se le llama «el ritmo del dos por cuatro»). Clásicamente se interpreta mediante orquesta típica o sexteto y reconoce el bandoneón como su instrumento esencial.

La coreografía, diseñada a partir del abrazo de la pareja, es sumamente sensual y compleja. Las letras están compuestas con base a un argot local llamado lunfardo y suelen expresar las tristezas, especialmente «en las cosas del amor»,[4] que sienten los hombres y las mujeres de pueblo, circunstancia que lo emparenta en cierto modo con el blues, sin que por ello opte para el tratamiento de otras temáticas, incluso humorísticas y políticas.

Enrique Santos Discépolo, uno de sus máximos poetas, definió al tango como «un pensamiento triste que se baila».[5]

A partir de 1880, con la incorporación de corrientes de inmigrantes europeos, la música en Argentina se enriquece. Con su contribución, en los suburbios de Buenos Aires se fue modelando el tango en arrabales y prostíbulos. En tiempos iniciales se interpretaba con violín, guitarra y flauta, pero hacia 1900 ésta fue reemplazada por el bandoneón, traído por los inmigrantes alemanes. La danza fue un elemento esencial para la difusión del género y se desarrolló sobre dos vertientes: la de ritmo alegre, veloz y vivaz; y la triste, sentimental y reconcentrada. En esta segunda etapa cobró importancia la letra, a la que daba su impronta personal cada cantante. Entre los más destacados brilló Carlos Gardel, "el zorzal criollo", incuestionable divulgador del tango.
En la década del 1940, con el aporte de músicos y poetas provenientes del interior, los solistas recurrieron a temas evocativos, familiares, amorosos o testimoniales.
La radiofonía y el cine nacionales contribuyeron notablemente a llevar al tango a un período de esplendor hasta iniciados los años 1950, con letristas, cantantes y músicos de la talla de Osvaldo Pugliese, Francisco Canaro, Enrique Cadícamo, Aníbal Troilo, Horacio Salgán, Homero Manzi, Edmundo Rivero, Roberto Goyeneche y los hermanos Virgilio y Homero Expósito.
Entre los años 1960 y 1970, las preferencias populares se orientaron hacia otros géneros. Sin embargo, el tango conoció un momento de especial fecundidad con variantes modernas como las del Sexteto Mayor, el Cuarteto de Colángelo y especialmente con Astor Piazzolla.
Las especies más tradicionales se conservarán, aunque renovadas con el aporte de personales intérpretes como Julio Sosa y Roberto Goyeneche.
Actualmente el género ha despertado el interés de las generaciones más jóvenes y han surgido compositores que cultivan incluso, el tango electrónico y el neotango.

Rock[editar]

Rock nacional[editar]

Desde los años sesenta, el rock nacional tiene una enorme proliferación entre las capas medias de jóvenes y adultos. Sus bandas más representativas: Almendra, Manal, Los Gatos en los 1960 y en sus comienzos; Sui Generis, Serú Girán, La Máquina de Hacer Pájaros y Vox Dei en los 1970; posteriormente en el rock argentino moderno, Virus, Patricio Rey y sus Rendonditos de Ricota, Los Abuelos de la Nada, Sumo, Rata Blanca y Soda Stereo; y actualmente La Renga, Intoxicados, Los Piojos, El Bordo, Babasónicos, Los Fabulosos Cadillacs, Bersuit Vergarabat, Los Auténticos Decadentes, y Attaque 77. Sin embargo, esto es solo un pequeña muestra del escenario actual del rock argentino, ya que hoy en día se habla de una "nueva ola" de rock nacional con bandas como Los Tipitos, Guasones, Callejeros, Estelares, Ella es tan cargosa, Viejas Locas y Jóvenes Pordioseros entre otros.

Por otra parte, la Argentina también cuenta con una larga tradición de músicos de rock solistas (muchos de estos fundadores del género), como: Norberto Nappolitano (Pappo), Indio Solari, Gustavo Cerati, Luca G. Prodan, Luis Alberto Spinetta, Charly García, Miguel Mateos, Lito Nebbia, Tanguito, Miguel Abuelo, Pedro Aznar, León Gieco, Andrés Calamaro , Fito Páez y Lautaro; entre los más famosos.

Heavy metal[editar]

El heavy metal de Argentina también cuenta y contó con grandes exponentes, siendo V8 y Riff los propulsores del género y el mayor exponente Hermética (banda formada por el ex V8 Ricardo Iorio). Además existen bandas legendarias de ex miembros de V8 como Rata Blanca, Horcas y Logos.Luego de la separación de Hermética, Iorio formó Almafuerte, y el resto de la banda fundó Malón dos de las bandas con mayor popularidad actualmente. Por último cabe destacar bandas como Tren Loco, Serpentor, Mastifal, Helker y demás.

New metal[editar]

La escena del new metal en Argentina comenzó con la banda A.N.I.M.A.L.. La separación de su última formación, integrada por Andrés Giménez, Andrés Vilanova y Marcelo Corvalán dio lugar a la creación de dos bandas actuales de la escena del new metal nacional: D-mente, formada por Giménez, y Carajo, formada por Vilanova y Corvalán.

Rock progresivo[editar]

El Rock progresivo argentino, es un género de importancia internacional que ha dado grandes exponentes.

Desde los comienzos, con bandas como La Máquina de Hacer Pájaros con Charly García, hasta Pescado Rabioso Luis Alberto Spinetta, o Aquelarre, Crucis, Contraluz, Espíritu y muchas otras, el rock progresivo marcó toda una época y un claro estilo argentino.

Posteriormente el género declinó, hasta que en la actualidad se produjo un gran resurgimiento. La ciudad de La Plata encabeza hoy el movimiento de esta música con exponentes como: Baalbek, Big Machine, Farenheit y Akenathon Akenathon (Rock Progresivo).

Rosario con bandas como Láquesis, Dánae, La gota y otras, es el otro polo claro de desarrollo de este género.

Punk[editar]

Desde los años ochenta, el Punk tuvo cierta repercusión también, con bandas como Alerta Roja, Attaque 77, Los Violadores, Flema, Dos Minutos, Sin Ley, Restos Fósiles; y más actualmente, Ácidos Populares, Nihilismo y Cadena Perpetua.

Rock tropical[editar]

La murga fue durante años una muy fuerte expresión de sectores barriales de la ciudad de Buenos Aires. Ejemplo claro de murga son Los Fabulosos Cadillacs, Los Auténticos Decadentes y Bersuit Vergarabat, los cuales tienen y tuvieron gran éxito.

Rock rolinga y rock barrial[editar]

The Rolling Stones tuvo una gran influencia en diversos grupos musicales, como Ratones Paranoicos, Blues Motel, Heroicos Sobrevivientes y Viejas Locas. Estos grupos consiguieron y mantienen hasta el día de hoy gran popularidad. Luego otras agrupaciones como Guasones y La 25 aparecerían en escena.

Cuarteto[editar]

El cuarteto cordobés, en un comienzo, un ritmo rechazado por la clase media y alta por el simple hecho ser tocado por gente pobre[cita requerida], pero poco a poco aceptado en Córdoba y más tarde en todo el país. Su importante expansión a nivel nacional a partir de la década de 1980 lo convirtió en uno de los ritmos más populares del país. Sus figuras más reconocidas son La Mona Jiménez y Rodrigo Bueno. Bandas y solistas como Gary, Damián Córdoba, La Fiesta, Ulises Bueno, La Barra, Tru-la-lá, La Konga, Sabroso, Banda XXI, entre otros, hace años vienen desempeñándose en la música de cuarteto, logrando cada vez más seguidores y llegar cada vez más lejos.

Bolero[editar]

El bolero pese a ser una música de danza típicamente española a lo largo del pasado s. XX derivó en ser una música de baile de parejas acompañada por canción romántica cuyo fuerte se ubica en México y la Cuenca del Caribe. Entre los intérpretes argentinos de bolero se han destacado y destacan Leo Marini, Hugo Romani, Mario Clavell, María Marta Serra Lima, Chico Novarro, Ricardo Montaner (éste último aunque posee la ciudadanía argentina por nacimiento suele ser considerado venezolano...aunque vive en Miami) etc.

Cumbia[editar]

La cumbia argentina es un estilo relativamente nuevo a diferencia de otros géneros que ganaron popularidad entre los años 1970 y 1980. Influenciada por el folclore nacional, la música andina, ritmos caribeños, y la cumbia colombiana ganó gran popularidad en los años 1990 de la mano de solistas como Gilda Alcides , Antonio Ríos, Pocho la Pantera, y grupos como Adrián y los Dados Negros, Grupo Sombras, Ráfaga, Los Chakales, Los Leales, Amar Azul, y Los Charros presentando en su mayor parte letras románticas o describiendo problemas de la vida normal y el agregado de bajos, guitarras, instrumentos de percusión (como timbales), de viento (trompetas o quenas) o de percusión (como güiros).

Durante las crisis económicas que fueron desde los años 99 a 2001, la tonalidad y estilo en este género fue agregando diversos elementos, y otros cambios como letras simples o la inclusión de droga, pobreza y delincuencia. Así surgieron otros géneros como la cumbia villera, liderados por agrupaciones como Yerba Brava, Damas Gratis y Los Pibes Chorross con letras describiendo situaciones de pobreza, criminalidad o drogas. Tiempo después el mismo género fue cambiado a letras menos explícitas, en ocasiones humorísticas con sólo ritmos bailables por Supermerk2 con un marcado éxito.

En la actualidad, es un estilo popular en Argentina sobre todo entre los sectores bajos y medios. Debido a que los grupos argentinos de cumbia obtienen la mayoría de sus ganancias dando presentaciones en vivo, éstos no tienen una posición explícitamente contraria a la piratería de discos.

Electrónica[editar]

Música Electrónica Argentina[editar]

Las fiestas electrónicas y los shows como Creamfields convocan a miles de jóvenes.

En los años 90 la banda de Hip House The Sacados tuvo éxito en Argentina e Hispanoamérica.[6] En el nuevo milenio bandas de indietronica como Entre Ríos u otras como Bajofondo y Lourdes también han conseguido popularidad. Una movida muy importante en la ciudad de Buenos Aires se destaca sobre los albores de 2009 reúne varios álbumes compilados de bandas electrónicas de todo el país, como así conciertos en diferentes lugares logrando muy buena repercusión tanto de público como de ventas. Entre las bandas destacadas se encuentran 2 históricas del tecno argentino. El Signo y Art Nouveau. Distant Project, Beat Cairo (electro experimental y alternativo), Heroína, Lastrax (Sta. Fe) Voil Tage, Chrisfeld (synth pop de alto vuelo), Leiv Motiv (pop muy bien logrado), Tape Out, Subjetivo, Reflexión, Eccos en Syncro, Moonligth Asylum, Vitreax, y muchas más. Conducidos por los productores Arnaldo Speranza y Ricardo Lerin creadores del los álbumes tributo argentino a Depeche Mode 1-2 y 3 (Editados por el Sello Libervox Récords) además de los ciclos "Undertecno" donde toda esta movida ha realizado conciertos en la ciudad de Bs. As, y en el interior del país, además algunas de estas bandas han hecho giras por el exterior, Distat Project (Usa) Lastrax ( Brasil) Beat Cairo (Brasil). Algunas de estas bandas tienen abundante y variada discografía como el caso de El Signo, Beat Cairo, Lastrax y otras con menor cantidad pero de gran calidad. Este movimiento se expande poco a poco por el resto del país. Apoyados por los sellos Twilight Récords, Libervox Récords y Back Side Records.


Jazz y blues[editar]

El jazz en Argentina ha tenido un amplio desarrollo con músicos de fama internacional como el Gato Barbieri, Lalo Schifrin y Los Cinco Latinos. Entre los músicos de jazz destacados se encuentran los pianistas Enrique Mono Villegas, René Cóspito, Manolo Juárez, Santiago Giacobbe y Fernando Otero, los guitarristas Oscar Alemán, Rodolfo Alchourron, Tito Francia y Juan Barrueco, los bateristas Tito Alberti, Osvaldo Adrián López, Luis Ceravolo y Norberto Minichillo, los trompetistas Roy Granata, Rubén Barbieri, Fats Fernández, Gustavo Bergalli, Ricardo Romero y Gustavo Moretto, los saxofonistas Horacio “Chivo” Borraro, Sergio Petravich y Bernardo Baraj, el trombonista Eddie Pequenino, el flautista Ara Tokatlian, el contrabajista Alfredo Remus, Juan Carlos "Mono" Fontana, la cantante Deborah Dixon, la cantante Lois Blue, etc.

Entre los conjuntos se han destacado la Orquesta de Jazz de Tito Alberti, The Georgian´s Jazz Band, Sanata y Clarificación, la Porteña Jazz Band, la Antigua Jazz Band, La Banda Elástica, etc.

Entre los compositores se destacan también Jorge López Ruiz -con sus obras El grito (1967) y Bronca Buenos Aires (1970), Lalo Schifrin, Fernando Otero, Alberto Favero, Rodolfo Alchourron, etc. Entre las obras del jazz argentino, también debe mencionarse el álbum Tribute to Ellington, del pianista clásico Daniel Barenboim.

Desde fines de la década de 1960 han surgido algunas corrientes de jazz orientada a establecer un jazz con identidad argentina, incorporando elementos del tango, el folklore, el rock nacional, y otros ritmos de la música popular argentina.

Entre los músicos jóvenes se destacan Adrián Iaies y Luis Salinas, Luis Nacht, Fernando Tarrés, Ricardo Cavalli, el grupo Escalandrum, el Quinteto Urbano, Ernesto Jodos, El Terceto, Javier Malosetti, Daniel Tinte, Leonel Kaplan, etc.[7]

El jazz ha influenciado poderosamente también los otros géneros que se interpretan en el país. En el tango, músicos como Astor Piazzolla, Atilio Stampone, Horacio Salgán, reconocen en su obra la influencia del jazz, y en ocasiones han interpretado música de jazz. En el rock nacional, bandas como Alma y Vida y músicos como Pedro Aznar, Ara Tokatlian y Luis Alberto Spinetta, se han destacado por sus vínculos con el jazz. En la música folklórica se destacó Carlos Lagos y sus folkloréishons, que a la manera de las jam sessions del jazz, solía reunír al propio Lagos, con Astor Piazzolla y Hugo Díaz, con otros músicos como Domingo Cura, Oscar Cardozo Ocampo, Alfredo Remus y Oscar López Ruíz, entre otros.

Por su parte, el Blues Argentino ha desarrollado, desde la década del ´60, un estilo muy definido. Manal, Pappo´s Blues, Memphis La Blusera, la Mississippi, las Blacanblues son algunos de los grupos más importantes del llamado Blues Argentino donde se mezclan comúnmente formas de Rock y Blues cantadas en Español. Pappo, Ciro Fogliatta, Claudio Gabis, Cristina Dall, Deborah Dixon y Botafogo -Miguel Vilanova- son dos de los solistas que mayor influencia ejercieron y aportaron a esta corriente del Blues.

Entre los cultores del Blues en inglés los más destacados con carreras y éxito a nivel internacional son José Luis Pardo, Gabriel Grätzer, Rafaél Nasta, Nicolás Smoljan, Adrián Jimenez, Gabriel Trombetta, Daniel Raffo, Roberto Porzio, Alambre Gonzáles y Damián Duflós entre otros.

Música de los pueblos indígenas[editar]

Una quena de los indígenas argentinos, un instrumento tradicional andino.

Los pueblos indígenas que habitaban y habitan en Argentina poseen, cada uno, una cultura musical propia, desarrollada en forma limitada y con dificultad por la falta de apoyo económico y posibilidades comerciales. En muchas ocasiones, la música de los pueblos originarios, está relacionada estrechamente con la llamada música folclórica de Argentina.

Entre las actividades relacionadas con la música de los pueblos originarios, se destacan las ediciones discográficas del Instituto de Cultura Indígena Argentina,[8] mediante el sello discográfico indígena de Argentina Piedra Azul, producido por el músico mapuche-aimara Juan Namuncurá. Argentina Piedra Azul recibió en 2007 el Premio Gardel, por el rescate y relevamiento de la música de raíz indígena en Argentina, y su trabajo ha sido declarado de interés nacional por parte de la Cámara de Senadores de la Nación argentina.

Reggae[editar]

El Reggae también haría su aparición a fines de los '80 en bandas como Sumo y Los Pericos. Hoy en día entre sus mayores exponentes se encuentran Los Cafres , Nonpalidece, Fidel Nadal, Verde kabeza e' kata y Dread Mar-I y al mismo tiempo surgen grupos nuevos como Resistencia Suburbana, La Perra que los Parió y Zona Ganjah, grupo de origen argentino-chileno.

Véase también[editar]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. Tobías, Rafael (1998). «El Folklore y la moda del Folklore». El Folklore Argentino. Consultado el 11 de marzo de 2009.
  2. «Atahualpa Yupanqui». Premios Konex. Fundación Konex (1985). Consultado el 11 de marzo de 2009.
  3. «El historidor Ricardo García Blaya sostiene que el tango nació en la zona del Río de la Plata, después de mediados del siglo XIX, en las ciudad de Buenos Aires. García Blaya, Ricardo (2003), Historia del tango y la milonga, Buenos Aires: El Ateneo Yenny . Jorge Luis Borges, en el prólogo al libro Carlos Gardel de Carlos Zubillaga).
  4. Del tango Qué me van a hablar de amor (1946), con música de Héctor Stamponi (1913-1997) y letra de Homero Expósito.
  5. Ernesto Sabato: Tango: discusión y clave (pág. 11). Buenos Aires: Losada, 1963.
  6. http://www.rock.com.ar/bios/0/289.shtml
  7. Corti, Berenice (septiembre de 2008). VIII Congreso IASPM LA (ed.): «Hacia un “jazz argentino”: identidad, relocalización y discurso». Jazz Club. Consultado el 11 de marzo de 2009.
  8. Instituto de Cultura Indigena Argentina.

10. Tributo Argentino a Depeche Mode vol 1 (electrónica) editado en 2011 (El signo - Art Nouveau - Beat Cairo - Crisfeld - Lastrax y otros)

11. Tributo Argentino a Depeche Mode 2.0 (electrónica) editado en 2012 (El Signo - Art Nouveau - Beat Cairo -Voil Tage - Crisfeld y otros)

12. Tributo Argentino a Depeche Mode vol 3 (electrónica) editado en 2013 (artistas varios)

Enlaces externos[editar]