Máximo de Hispania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Máximo, en latín Maximus, fue un usurpador del Imperio romano (409 - 411) en Hispania. Había sido nombrado para el cargo por el general Geroncio, quien pudo haber sido su padre. Fue ejecutado en 422.

Biografía[editar]

Máximo fue instalado en el trono de Hispania por el general de la provincia, Geroncio. Esto sucedió cuando el usurpador Constantino III ordenó al general renunciar a su mando en Hispania, a lo que éste se rebeló dándole el poder a Máximo.

Mientras ocupó el poder, Máximo se vio envuelto en una guerra civil contra los otros dos emperadores, Constantino y Honorio. En sus primeros 18 meses de reinado las fuerzas del general vencieron, pero no destruyeron, a las de Constantino. Viendo las pérdidas en los ejércitos de los dos usurpadores, Honorio envió a su propio general, Constancio III, con un ejército para atacarlos a ambos, con el cual Constancio consiguió bastantes éxitos.

Tras la muerte de Geroncio en 411, vencido en la Batalla de Arlés por Constancio, Máximo renunció a sus derechos e ingresó en un monasterio.

Se nombra a otro Máximo como pretendiente al trono en Hispania, ya en 420-422; es posible que se trate de la misma persona.

Fijó su capital en Tarraco y en 411 firmó un foedus con suevos, vándalos y alanos. En 412, Constancio lo obligó a exiliarse entre los bárbaros. Fue capturado previsiblemente por el comes Hispanorum Asterio en 420 y ejecutado en 422.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]