Más allá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La vida de Ultratumba (también llamado más allá, la otra vida o la vida tras la muerte) es un término genérico que hace referencia a la idea de que habría una continuación de la existencia después de la muerte. Según creencias populares de la gran mayoría de culturas humanas, esta continuidad se realizaría en un propuesto mundo espiritual más allá del mundo.

Introducción[editar]

El desarrollo de las culturas humanas a lo largo de la historia, produjo una amplia variedad de hipótesis. Por ejemplo, para los egipcios el alma era pesada por Osiris, de manera que el corazón del muerto debía pesar igual que la pluma de Maat. Si pesaba más el corazón que la pluma, el difunto era devorado por un monstruo. El dios Thot tomaba nota de si el sujeto obró bien o no en vida. Esta idea tan antigua, que relaciona nuestro lugar después de la muerte con nuestros actos y nuestra calidad como personas, es recurrente en muchas mitologías y religiones. En occidente, parece considerarse atrasada, debido al menor auge de la doctrina católica. Recordemos la reencarnación propuesta por los hindúes. De acuerdo con ella, lo que experimentamos en esta vida, depende de lo que hicimos en la anterior, y de idéntica manera, lo que obtengamos en la próxima dependerá de lo que hagamos en ésta (reencarnación).

No obstante, si observamos los hechos a los que se refieren las diferentes tradiciones religiosas o mitológicas, veremos que éstas han formalizado y sistematizado las ideas sobre el más allá en formas ampliamente divergentes. En este sentido, para los griegos Caronte nos lleva en su barca al infierno. Para la mitología germana, hallaríamos de ser héroes a las Walkirias, etc.

El concepto de Más allá en la actualidad[editar]

La mayoría de las concepciones sobre el más allá continúan siguiendo descripciones tradicionales, aunque ateos y agnósticos mantienen una mentalidad laica y humanista de que al morir dejamos de existir completamente, ya que no hay ninguna evidencia científica actual que demuestre lo contrario.

Actualmente, la creencia popular confía en varias fuentes para los conceptos asociados al más allá:

  • Supuestos testimonios de individuos que dicen tener conocimiento experimental de facetas del más allá.
    • Por haber muerto y haber sido enviados de vuelta a esta vida.
    • Por haber "visitado" el más allá durante un periodo de inconsciencia (experiencia cercana a la muerte).
    • Por haber visto el más allá durante una visión reveladora.
    • Por tener el don personal de recordar una existencia de ultratumba (antes de la vida).
  • Testimonio de individuos con aparente entendimiento especial del más allá:
    • Santos
    • Obradores de milagros.
    • Conversos espectaculares.
  • Testimonio atribuido a "visitantes" del más allá:
    • Dios
    • Ángeles
    • Espíritus
  • Intuiciones humanas de la bondad que presumiblemente emana del más allá:
    • Especulación y extrapolación.
    • Mezcolanza

La otra vida como una existencia individual[editar]

Para que exista el más allá, debe haber algo que sobrevive al cuerpo cuando llega la muerte. Este ente inmaterial suele ser llamada alma o espíritu.

El más allá como recompensa o castigo[editar]

Una noción del más allá que es común al Judaísmo, a casi todo el Cristianismo y el Islam es que las almas humanas van por toda la eternidad a un lugar de felicidad o tormento, como el paraíso, el infierno, el purgatorio o el limbo.

Muchas religiones afirman que tras la muerte la gente es recompensada o castigada en función de sus actos o su fe.

La Biblia cristiana, por ejemplo, contiene las siguientes palabras de Jesús: "Con la medida que uses serás medido." Para muchos, la creencia en la otra vida es un consuelo en relación a la muerte de un ser querido o la perspectiva de la propia muerte. Por otra parte, el miedo al infierno y asociaciones similares, puede hacer parecer la muerte aún peor.

En las informales creencias populares de muchos cristianos, las almas de la gente virtuosa suben al Cielo y son convertidas en ángeles tras su muerte. Sin embargo, una lectura más ortodoxa de las escrituras sugiere que los muertos esperan hasta el Juicio Final, que irá seguido de la resurrección de los fieles.

Respecto a la eternidad de la otra vida, algunos consideran la vida normal como relativamente insignificante, excepto para determinar si se irá o no a la otra vida, y cómo. La vida normal es sólo una situación provisional, y la metáfora de una tienda de campaña como alojamiento provisional es usada en la siguiente cita:

Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.

2ª Corintios 5:1

Según la antigua religión egipcia, el más allá era especialmente importante. El creyente tenía que actuar con bondad y conocer las fórmulas descritas en el Libro egipcio de los muertos. Si el cadáver era embalsamado y enterrado adecuadamente, generalmente en una mastaba, el difunto podría continuar su vida en los Campos de Aaru. Si, durante el Juicio de Osiris, las obras pasadas del difunto habían sido inadecuadas, el monstruo Ammit devoraba su corazón (símbolo de sus actos pasados), perdiendo el derecho a la vida eterna.

Finalmente, existen personas que creen en el universalismo, que afirma que finalmente todos serán premiados independientemente de los que hayan hecho o en qué hayan creído.

El más allá como reencarnación[editar]

Otro concepto relacionado con la otra vida que aparece entre hinduistas y budistas es la reencarnación, ya sea como personas o como animales. Una consecuencia de las creencias hindúes y budistas es que nuestras vidas actuales son también la otra vida, y tanto unos como otros interpretan los sucesos de éstas como consecuencias de las acciones hechas en vidas anteriores (karma). Aunque hay algunas investigaciones científicas que parecen sugerir que los humanos podrían reencarnarse como humanos (véanse, por ejemplo, los escritos del Dr. Ian Stevenson y de Carol Bowman), hay muy poca o ninguna evidencia que sugiera que los humanos se reencarnan como animales, o viceversa.

Algunos neopaganos creen en la reencarnación personal, mientras que otros creen que la energía del alma se reintegra con un continuum de energía tal que es reciclada en otros seres vivientes a medida que nacen.

Muchos cristianos creen en la reencarnación, aunque vaya contra la doctrina moderna de la Iglesia, que establece que hay una sola vida por la que se merecerá recompensa o castigo. Sin embargo, algunos consideran la reencarnación como una doctrina olvidada del cristianismo.

Estudios relacionados[editar]

El estudio de las opiniones sobre el más allá es ámbito de la Escatología, que trata de los asuntos relacionados con el alma, la resurrección de los muertos, la era mesiánica y el fin del mundo.

La cuestión de si hay o no vida tras la muerte está estrechamente relacionada con el problema mente-cuerpo, y éste es uno de los problemas clásicos de la llamada psicología racional, y por tanto una noción del ámbito de la metafísica.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]