Luisa de Saboya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luisa de Saboya.

Luisa de Saboya (en francés Louise de Savoie, Pont-d'Ain, Francia, 11 de septiembre de 1476 - Grez-sur-Loing, Francia, 22 de septiembre de 1531), regente de Francia y madre de Francisco I de Francia.

Era la hija mayor de Felipe II de Saboya (llamado sin Tierra) (1438-1497) y de su primera esposa, Margarita de Borbón, (1438-1483). Sucedió a su padre como princesa de la casa ducal de Saboya.

Se casó en 1490, a la edad de 15 años, con Carlos de Valois (1459-1496), conde de Angulema, con el que tuvo dos hijos:

Luisa tenía un agudo conocimiento de las complejidades políticas y diplomáticas, además de un gran interés por los avances en artes y ciencias del Renacimiento italiano, ayudada por su confesor Cristoforo Numai de Forlì (Italia). Se dedicó plenamente a la educación de sus hijos, asegurándose de que recibieran una esmerada educación en las tendencias renacentistas. Tras enviudar a los 19 años, les aseguró hábilmente un futuro prometedor trasladándose con ellos a la corte de Luis XII, primo de su marido. Francisco se convirtió en el favorito del rey, quien, el 8 de mayo de 1514, le concedió en matrimonio a su hija, Claudia de Francia. Gracias a este enlace, Francisco se convertiría en heredero al trono de Francia.

Fue duquesa de Angulema, duquesa de Anjou y condesa de Maine, títulos concedidos cuando su hijo ascendió al trono de Francia en 1515. Así mismo, fue duquesa de Borbón y de Auvernia, condesa de Forez y de La Marca y señora de Beaujeu (1521/23-1531), al ganar el pleito contra Carlos III de Borbón por la enorme herencia de su esposa Susana de Borbón, alegando mejor derecho por ser nieta de Carlos I de Borbón.

Por dos veces tuvo que ejercer como regente de Francia durante las campañas de su hijo en 1515 y, nuevamente, en 1525-1526, jugando un importante papel tras la captura del rey en la batalla de Pavía. Organizó la continuidad del Estado y la contraofensiva contra Carlos V.

Más tarde tuvo ocasión de negociar, en nombre de su hijo, con Margarita de Austria, tía de Carlos V y gobernadora de los Países Bajos, la Paz de Cambrai, llamada «la paz de las Damas», suscrita el 5 de agosto de 1529, que no fue más que una tregua en el enfrentamiento (1521-1546) entre Francisco I, dirigente de la dinastía Valois, y Carlos V, jefe de la Casa de Austria. Este tratado confirmó temporalmente la hegemonía Habsburgo en Italia.