Luis de Aragón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis de Aragón
Cardenal de la Iglesia católica
Proclamación cardenalicia 1496 por Alejandro VI.
Información personal
Nacimiento Nápoles, 1474.
Fallecimiento Roma, 1519.

Luis de Aragón, en italiano Luigi o Ludovico d'Aragona, (Nápoles, 1475 - Roma, 21 de enero de 1519) fue un noble y eclesiástico napolitano.

Fue hijo del marqués de Gerace Enrique de Aragón, hijo natural del rey Fernando I de Nápoles, y de Polissena Centelles, hija de los marqueses de Crotone,[1] [2] aunque erróneamente algunos autores[3] [4] lo hacen hijo de Alfonso II y de Hipólita María Sforza, basándose en que en su epitafio[5] se le menciona como nieto de Fernando I y biznieto de Alfonso V de Aragón. A los cuatro años de edad, cuando su padre fue envenenado, heredó los títulos de nobleza de su casa y el cargo de Gran Protonotario de Nápoles.

En 1492 se casó con Battistina Usodimare Cybo, hija del patricio genovés Gerardo Usodimare, que era prima del cardenal Innocenzo Cybo y nieta del papa Inocencio VIII; el matrimonio se disolvió en 1494, no está claro si por la muerte de Battistina[6] [7] o porque Alejandro VI lo anuló para permitir que Luis tomara el estado eclesiástico con la promesa de ser elevado al cardenalato.[1]

Tras renunciar a los estados de su casa en favor de su hermano Carlo, ese mismo año fue tonsurado por el arzobispo de Nápoles Alessandro Carafa y trasladado a Roma, donde se le nombró protonotario apostólico; creado cardenal in pectore en el consistorio de mayo de 1494, su nombramiento fue hecho público dos años después, recibiendo el título de Santa Maria en Cosmedin. A lo largo de los años siguientes desempeñó durante diversos periodos la administración de las diócesis de Lecce, Policastro, Aversa, Capaccio, Cava de Tirreno, Cádiz, León, Alessano y Nardó, fue abad comendatario de los monasterios de Santa Maria d'Altilia en Calabria, Santa Maria d'Anzi y Monte Vergine, y diácono de Santa Maria in Aquiro, y participó en los cónclaves de septiembre y octubre de 1503 en que fueron elegidos Pío III y Julio II y en el de 1513 en que salió papa León X. Nunca llegó a recibir la consagración episcopal.[7] [8]

Paralelamente a su carrera eclesiástica fue testigo, y a menudo actor, de los principales acontecimientos políticos de su tiempo: la guerra italiana de 1494-1498, motivada por las ansias expansionistas de Carlos VIII de Francia en la península itálica, la de 1499-1501, en la que Luis XII conquistó el ducado de Milán expulsando a Ludovico y Ascanio Sforza, la de 1501-1504, en la que Francia y Aragón se aliaron para conquistar el reino de Nápoles, derrocando al rey Federico I, el ascenso y caída de César Borgia, la Guerra de la Liga de Cambrai, en la que estuvieron involucradas todas las potencias europeas, el concilio cismático de Pisa de 1511 y el consecuente Concilio de Letrán V del año siguiente, el proceso seguido contra los cardenales Alfonso Petrucci y Bandinello Sauli por intentar asesinar al papa, o el auge de Martín Lutero. Crecido en el ambiente del Renacimiento italiano, entre 1517 y 1518 realizó un largo viaje por Austria, Alemania, Países Bajos y Francia, del que su secretario Antonio de Beatis dejó escrita una relación; también fue protector de artistas y literatos, entre ellos Gian Giorgio Trissino y Pedro Mártir de Anglería, y asiduo participante del carnaval romano.[1]

Fallecido en Roma a los 45 años de edad, fue sepultado en la iglesia de Santa Maria sopra Minerva.

Referencias[editar]