Luis Váez de Torres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis Váez de Torres
Nacimiento hacia 1565
¿Galicia? / ¿Portugal?
Fallecimiento ¿1610? / ¿1613?
Nacionalidad ¿Española? / ¿Portuguesa?
Ocupación Marino, Explorador

Luis Vaz de Torres, también Luis Váez de Torres (nacido en Galicia o Portugal, ca. 1565 - 1610/¿1613?) fue un marino y explorador que navegó al servicio de la Corona española. Fue el primer navegante europeo conocido que se sabe que atravesó el estrecho entre el continente australiano y la isla de Nueva Guinea, que desde entonces lleva su nombre, estrecho de Torres.

Orígenes y primeros años[editar]

Nada se sabe de sus orígenes.[1] Se desconocen el año y el lugar de su nacimiento, aunque, asumiendo que tenía cerca de cuarenta años en 1606, se estima que habría nacido como fecha más probable alrededor de 1565.

Desde el siglo XIX, ha sido considerado por los portugueses y algunos historiadores británicos como portugués, sin proporcionar más prueba que su nombre, que podría ser tanto portugués como gallego.[2] [3] [4] Sin embargo, todos sus escritos, en los que dice estar siempre al servicio de la Corona española, están redactados en español y tampoco hay ninguna referencia a que fuera portugués; y son los mismos informes que sí son claros en varias observaciones hechas por los miembros de la tripulación durante el largo viaje en cuanto al origen portugués del oficial al mando de la expedición, Quirós. Torres es recordado por haber sido llamado breton durante el viaje, lo que apuntaría a un origen en las provincia del noroeste de España, en Galicia.[5] [6] [7]

Torres, en algún momento, entró en el servicio naval de la Corona Española y fue destinado a las posesiones en Sudamérica. A finales de 1605 aparece por primera vez en los registros históricos al ser designado comandante de la segunda nave en una expedición al Pacífico.

La expedición de Quirós[editar]

Antecedentes[editar]

La Corona española organizó tres viajes entre 1565 y 1605 intentando descubrir la mítica Terra Australis Incognita, un continente situado hacia el sur del océano Pacífico. Las dos primeras, mandadas por Álvaro de Mendaña, fracasaron en ese intento aunque descubrieron las islas Salomón, Guadalcanal, Las Marquesas y otras. En el segundo viaje murió Mendaña y el piloto mayor, Pedro Fernández de Quirós, llevó la expedición de vuelta a México. Curiosamente dieron el nombre a las islas Salomón porque las identificaron con la mítica Ofir, donde el rey hebreo Salomón enviaba sus naves en busca de oro, a pesar de que no encontraron oro en ellas.

El viaje[editar]

Pedro Fernández de Quirós, el piloto de la 2º expedición, un navegante de origen portugués, comandó la tercera expedición al frente de una flota de tres barcos el San Pedro y San Pablo (150 toneladas), el San Pedro (120 toneladas) y el patache Los Tres Reyes. Los tres barcos partieron de El Callao, el puerto español en el Perú, el 21 de diciembre de 1605, con Torres al mando del San Pedro. En mayo de 1606 llegaron a una isla del archipiélago de las Nuevas Hébridas, que Quirós bautizó como «La Austrialia (sic)[8] del Espíritu Santo» (ahora Vanuatu), mezclando las palabras «Austral», en alusión a la mítica Terra Australis y «Austria», en honor de la Casa de Austria, a la que el rey de España pertenecía.[9]

Después de seis semanas los barcos de Quirós se hicieron de nuevo a la mar otra vez para explorar la costa. En la noche del 11 de junio de 1606, Quirós en el San Pedro y San Pablo fue separado de los otros barcos por el mal tiempo y no pudo (o eso dijo más adelante), volver a la seguridad del fondeadero en Espíritu Santo. Entonces viajo a Acapulco, en México, adonde llegó en noviembre de 1606. En el relato de Prado, que es muy crítico con Quirós, las razones de la desaparición de Quirós se atribuyen a un motín y a su falta de liderazgo.[10] Sobre Torres nada dice sobre este asunto más que «su condición era diferente de la del capitán de Quirós».[11] [12]

Torres asume el mando[editar]

Permaneció en Espíritu Santo durante 15 días antes de abrir las órdenes selladas que le habían sido dadas por el virrey del Perú. Estas instrucciones indicaban qué camino seguir si las naves se separaban y quién quedaría al mando en el caso de la perdida de Quirós. Las órdenes parecen haber listado a Diego de Prado y Tovar como sucesor de Quirós, ya que era el capitán-entretenido (capitán en la reserva) en el viaje.[13] Sin embargo, existen abrumadoras evidencias de que Torres sí ejerció el mando, incluyendo la narración del mismo Prado.[14] [15]

La costa sur de Nueva Guinea y el estrecho de Torres[editar]

Expedición de Torres.

El 26 de junio 1606, sabiendo ya que «Austrialia del Espíritu Santo» era una isla, el San Pedro y Los Tres Reyes, al mando de Torres, partieron hacia Manila. Los vientos contrarios impidieron que los barcos siguiesen una ruta más directa a lo largo de la costa norte de Nueva Guinea, ya conocida. El relato de Prado da cuenta de que avistaron tierra el 14 de julio de 1606, que probablemente fuera la isla de Tagula, en el archipiélago de las Luisiadas, al sureste de Nueva Guinea. El viaje continuó durante los siguientes dos meses, realizando una serie de desembarcos para reponer alimentos y agua para los barcos y tomar posesión de esas tierra para España.[11] Ello los puso en contacto estrecho y, en ocasiones violento, con los pueblos indígenas locales. Prado y Torres informan ambos de la captura de veinte personas, entre ellas una mujer embarazada que dio una luz varias semanas más tarde.[10] Prado dibujó una serie de cartas esquemáticas de los anclajes en el golfo de Papúa, varios de las cuales aún se conservan.[16]

Durante, muchos años se supuso que Torres siguió una ruta cerca de la costa de Nueva Guinea para navegar los 150 km del estrecho que lleva su nombre, pero en 1980 el historiador y capitán de Queensland, Brett Hilder, demostró que era mucho más probable que Torres hubiese tomado una ruta más meridional a través del canal que ahora se llama estrecho Endeavour.[17] Desde esta posición ciertamente habria avistado el cabo de York, el extremo más septentrional de Australia. Independientemente de lo que haya hecho, el pragmático y tranquilo Torres nunca afirmó que había avistado el continente meridional y se limitó a señalar que había pasado a través del estrecho. La expedición demostró que Nueva Guinea no formaba parte del tan deseado continente. No fue así con Diego de Prado y Tovar que resaltaba en su solicitud al rey Felipe III la importancia de cristianizar la Austrialia (sic, i ntercalada), bautizada por ellos así en honor a los Austrias. Y pedía explícitamente hacerlo de manera más cristiana que las Indias Occidentales.

El 27 de octubre Torres llegó al extremo occidental de Nueva Guinea y se dirigió al norte de las islas de Ceram y Misool hacia el mar de Halmahera. A principios de enero de 1607 llegó al puerto de Ternate, en la isla homónima parte de las islas de las Especias. Navegó el 1 de mayo hacia Manila llegando el 22 de mayo.

Resultados de la expedición[editar]

Torres tenía la intención de presentar personalmente a los cautivos, amas y un informe detallado al rey a su regreso a España. Su breve relato del viaje así lo indica.[11] Sin embargo, parece que no había interés en Manila en equipar su viaje de regreso a España, y le dijeron que sus naves y hombres eran necesarios localmente para prestar servicios al rey.[18]

El 1 de junio de 1607 arribaron a Manila dos barcos procedentes de América del Sur, siendo uno de ellos el antiguo barco de Quirós, el San Pedro y San Pablo, ahora bajo otro nombre, pero con algunos de sus anteriores tripulantes todavía a bordo. Al enterarse de que había sobrevivido Quirós, Torres de inmediato le escribió un informe de su viaje. A pesar de que ese informe desapareció, Quirós mismo se refirió a él en algunos de sus muchos memoriales al rey, esgrimiéndolo en favor de otro viaje.

Torres, su tripulación y sus cautivos desaparecen por completo de los registros históricos en este punto, y su suerte posterior se desconoce. Prado volvió a España, posiblemente llevando a uno de los cautivos de Nueva Guinea con él.[19] La mayoría de los documentos de los descubrimientos de Torres no fueron publicados pero, al llegar a España, fueron guardados en los Archivos españoles, incluyendo el largo relato de Prado y las cartas que lo acompañaban. En algún momento entre 1762 y 1765, las narraciones escritas de la expedición de Torres fueron vistas por el hidrográfo del Almirantazgo Británico Alexander Dalrymple. Dalrymple proporcionó un mapa esquemático que incluía los Viajes de Quirós-Torres a Joseph Banks, que sin duda habría proporcionado esa información a James Cook.[20] [21]

Relatos del viaje[editar]

Hay una serie de documentos que describen los viajes de Quirós-Torres que aún existen, siendo los más significativos los siguientes:

  • Muchos Informes y memoriales posteriores enviados al rey Felipe III relativos al viaje y posterior exploración;[22]
  • Breve relato de Torres al rey (escrito julio 1607);[11]
  • Narración de Prado Relación Sumaria (escrito primero en 1608) y 4 cartas de Nueva Guinea;[23]
  • Memorial de Juan Luis Arias de Loyola al rey Felipe IV (escrito hacia 1630 y basado en las discusiones entre Quirós y Loyola).[24]

1617 puede ser la fecha de la primera traducción al inglés de uno de los informes de Quirós, Terra Australis Incognita o A New Southerne Discoverie.[25] Un breve relato del viaje de Quirós y sus descubrimientos fue publicado en inglés por Samuel Purchas en 1625 en 'Haklvytvs posthumus o Pvrchas his Pilgrimes, vol. IV, pag. 1422-32. Esta narración parece estar basada en una carta de Quirós al rey en 1610, la octava sobre la materia.[22]

Notas[editar]

  1. Australian Dictionary of Biography on-line (Diccionario australiano de Biografías en línea) (en inglés).
  2. Alan Villiers, The Coral Sea, Whittlesey House, 1949, pag. 99.: «The second-in-command, or at any rate the commanding officer of the second ship, was a Portuguese pilot named Luis Vaz de Torres».
  3. William A. R. Richardson, Was Australia charted before 1606? The Java la Grande inscriptions, National Library Australia, 2006, p. 20. ISBN 0-642-27642-0, 9780642276421: «Pedro Fernandes de Quirós and Luis Vaz de Torres, both Portuguese in command of Spanish vessels..».
  4. Kenneth Gordon McIntyre, The secret discovery of Australia: Portuguese ventures 250 years before Captain Cook, Pan Books, 1987, p. 181. ISBN 0-330-27101-6, 9780330271011: «In these Spanish expeditions to the South Seas, the Portuguese explorers Pedro Fernandes de Queiros and Luis Vaz de Torres played a leading part...» - Found in the search results.
  5. Estensen, M. (2006) Terra Australis Incognita: The Spanish Quest for the mysterious Great South Land, p. 115. Allen & Unwin, Australia. ISBN 978 174175 0546. Estensen afirma que Don Diego de Prado y Tovar, un noble español que acompañaba a Torres, se refiere a él en su relato como un "Breton". Estensen subraya que este apelativo se usaba para referirse a los gallegos en esa época, y que Torres era, con casi toda certeza, de Galicia. (El nombre en latín "Galicia" deriva de los pueblos pre-romanos del noroeste de la península Ibérica, cuando fue conquistada por los romanos, el celta «Gallaeci».)
  6. «The voyage of Torres : the discovery of the southern coastline of New Guinea and Torres Strait by Captain Luis Vaez de Torres in 1606». Brett Hilder, University of Queensland Press, 1980, ISBN 0-7022-1275-X
  7. «A history of Spain from the beginnings to the present day», de Rafael Altamira; traducido por Muna Lee, 1966

    The Celtic zones par excellence, however, continued to be Galicia and Portugal.

  8. No, not a typo! See accounts of the voyage cited, e.g. Estensen, M (2006)
  9. Hilder, B. (1980) The Voyage of Torres. pag.17. University of Queensland Press, St. Lucia. ISBN 07022 1275x.
  10. a b El relato de Prado puede consultarse en: [1].
  11. a b c d Traducción al inglés del informe al rey de Torres en Collingridge, G. (1895) Discovery of Australia pag. 229-37. Golden Press Edition 1983, Gradesville, NSW. ISBN 0 855589566.
  12. Brett Hilder anota que había «at least a dozen (letters in Spanish archives) from various officers denouncing Queirós(as) an incompetent leader». Hilder, B. (1980) pag. 175.
  13. La afirmación de que él asumió el mando, hecha por el propio Prado, fue aceptada por algunos autores en la década de 1930, incluyendo Stevens, H.N. (Ed) «New Light on the Discovery of Australia as Revealed by the Journal of Captain Don Diego de Prado y Tovar». Hakluyt Society, Londres, 1930.
  14. Hilder, B. (1980) pag.17 y ss.
  15. Estensen, M. (2006) pag. 186-89.
  16. Para fotos en color de las Cartas, ver Hilder, B. (1980). Ver también First Discovery of Australia, de Collingridge, 1895, que incluye copias propias de Collingridge de tres de las cartas.[2].
  17. Hilder, B. (1980) pag. 89-101.
  18. Hilder, B. (1980). pag. 130
  19. Hilder, B (1980) pag. 132-33. Prado escribió cartas desde Goa en diciembre de 1613, indicando que había tomado la ruta portuguesa a casa. Estensen, M. (2006) pag. 219.
  20. Hilder, B (1980) pag. 31.
  21. Estensen, M. (2006) pag. 222
  22. a b Una copia de la Biblioteca del Congreso se puede consultar en: [3].
  23. For colour photos of the charts, see Hilder, B. (1980). Also see Collingridge’s The First Discovery of Australia, 1895, which includes Collingridge’s own copies of three of the charts [4] The charts are the coloured maps 5,6 and 9.(Map 9 is incorrectly titled “Moresby's Map of the Islands at the South-east end of New Guinea” . It is in fact based on Prado’s Mappa III - showing Orangerie Bay, New Guinea.)
  24. Hilder, B (1980) pag. 175-76
  25. La La Trobe Library of Victoria lista una copia de él en sus libros raros [5].

Enlaces externos[editar]