Luis Fortunato Iglesias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Luis Fortunato Iglesias nació en Tristán Suárez, partido de Esteban ... En Brasil, recibió la distinción honorífica que el II Congreso de Historia de la ... Allí los niños podían expresar ideas, sentimientos y experiencias de la vida cotidiana Fue miembro directivo del periódico Educación nización y Didáctica de la Enseñanza Primaria, 1960/61. Desde esos años y hasta 1976, fue miembro directivo del periódico de combate docente: Educación Popular, publicación varias veces censurada y en la que llegó a escribir desde la cárcel.

Recibió en 1985, el Premio Aníbal Ponce. En 1986, el Premio Konex de Platino Humanidades, Educación, Maestros. En 1988, el Primer Premio Educación, Fundación Navarro Viola. En 1992, Medalla de Honor por su defensa de la Escuela Pública, otorgada por la Fundación Ricardo Rojas-Karakachoff. En 1994, la Universidad Nacional de Lomas de Zamora le da el título de Doctor Honoris Causa. En Brasil, recibió la distinción honorífica que el II Congreso de Historia de la Educación otorga a tres educadores distinguidos vivos, y en La Habana, en el Congreso “Pedagogía 95”, recibe el Medallón de plata y el diploma de Profesor Titular del Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”, e igual titularización de homenaje en el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño, febrero de 1995.

En México su obra fue declarada de interés eduticavo, y su libro, La escuela rural unitaria, fue impreso (35 mil ejemplares) y regalado a todos los maestros rurales del país.

Su gran último homenaje aconteció en el mes de abril de 2010, en el marco del Congreso Nacional de Educación del Bicentenario, organizado por el Ministerio de Educación de la Nación en la ciudad de Paraná (Entre Ríos). Allí, más de 1000 docentes de todo el país pudieron observar el documental Luis F. Iglesias, El camino de un maestro , elaborado por el área de comunicación del Instituto Nacional de Formación Docente (INFD), y que hoy se emite por Canal Encuentro.

Creó herramientas didácticas que nacieron de las necesidades que se le presentaban en el aula. Entre esas innovaciones se pueden mencionar el laboratorio, elementos de multicopia y el museo escolar -en el que los niños participaban activamente-, un espacio que permitía conjugar la enseñanza de las ciencias naturales con las ciencias sociales.

Otro de sus aportes pedagógicos fueron los guiones didácticos. Se le entregaba a cada grado un conjunto conformado por material gráfico, fotografías, dibujos, elementos ilustrativos, que incluían preguntas, oraciones inconclusas, entre otras orientaciones para que los niños trabajaran libremente y en forma autónoma.

Los "cuadernillos de pensamientos propios" eran cuadernos personales de cada alumno para escribir y dibujar espontáneamente. Allí los niños podían expresar ideas, sentimientos y experiencias de la vida cotidiana. Luego eran leídos por el maestro, que aportaba su opinión.

Luis Iglesias falleció el 8 de agosto de 2010, cuando en Argentina se celebraba el Día del Niño. Su obra valería ser editaba completa, y ser puesta en su país a la misma altura que la del brasileño Paulo Freire, cuyas teorías guardan tanta relación en ideas y tiempo.


Obras de Luis F. Iglesias: La escuela emotiva (Ensayo pedagógico), 1945; Viento de estrellas (Antología de creaciones infantiles), 1950; La escuela rural unitaria, 1957; Diario de ruta: Los trabajos y los días de un maestro rural, 1963; Didáctica de la libre expresión, 1979; Pedagogía creadora, 1980; Aprendizaje vivencial de la lectura y la escritura, 1987; Los guiones didácticos: Técnica para la conducción del aprendizaje, 1988; Confieso que he enseñado, 2004.