Luis Antonio Robles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis Antonio Robles Suárez
Luis A Robles.jpg

Coat of arms of United States of Colombia.svg
Representante a la Cámara de Colombia
1876-1878
1892 - 1894

Secretario de Tesoro de Colombia
1876-1878

Coat of Sovereign State of Magdalena.svg
Presidente del Estado Soberano del Magdalena
1878-1880

Comisario del Territorio de La Guajira
1880-1884

Datos personales
Nacimiento 24 de octubre de 1849
Bandera de Colombia Camarones (Colombia)
Fallecimiento 22 de septiembre de 1899 (49 años)
Bogotá, Colombia
Partido Liberal
Apodo El Negro Robles
Profesión Abogado
Alma máter Universidad del Rosario
Religión Católica
[editar datos en Wikidata ]

Luis Antonio Robles Suárez (Camarones, Departamento de La Guajira, La Guajira, 24 de octubre de 1849 - Bogotá, 22 de septiembre de 1899), conocido como «el negro Robles», fue un abogado y político, primer afrocolombiano en llegar al Congreso de Colombia y al gabinete presidencial como Secretario del Tesoro. Concebido en el seno de una familia liberal que se preocupó por sus estudios académicos, los cuales fueron indispensables para su carrera política.

Representa la lucha por la igualdad y superación de las sociedades discriminadas por su origen, color de piel, entre otras; así mismo como pregonero acusador de la esclavitud moderna.

Infancia[editar]

Luis Antonio Robles nació en una familia campesina. Su padre, Luis Robles, era un miembro prominente de la familia Robles de la ciudad de Riohacha, quienes fueron pequeños hacendados poseedores de africanos esclavizados para la tarea de cultivo principalmente; pregonaba el liberalismo de mediados del siglo XIX en la provincia de Padilla, así como también abanderaba la masonería en esa ciudad bajo la figura de Pío Robles. El señor Robles se enamoró de una mujer negra, esclavizada en su finca, llamada Manuela Suárez, con la cual procreó un hijo primogénito de color blanco, que falleció súbitamente tiempo después; y de nuevo volvieron a procrear un hijo, esta vez de color negro, a quien bautizaron como Luis Antonio.[1]

Los padres de Luis Robles, aunque eran muy liberales, no consentían la relación que éste sostuvo con aquella esclava, pues él se enamoró de ella y quería formar una familia normal, situación que para la época era inadecuada. Por esto, se dio la libertad a la mujer, años antes de que en Colombia se aboliera el sistema esclavista.

Estudios[editar]

El Negro Robles fue hijo único. Su familia residió en la comunidad de Camarones, donde su padre se dedicaba a enseñar en una escuela de la época. Sus padres le inculcaron la dedicación por el estudio y el valor del mismo, y se preocuparon por que El Negro recibiera todos los grados académicos necesarios y asistiera a un centro de educación superior, sabiendo que por ser mulato su hijo tendría trabas en el camino.

Después de terminar sus estudios básicos en Cartagena, El Negro Robles fue enviado a Bogotá para cursar estudios de Derecho en el «Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario», hoy Universidad del Rosario, donde entró con facilidad, debido a que el Rector del alma máter procedía de una comunidad rural, era liberal y masón. El rector comprendió la situación de la familia debido a que, como él, las personas campesinas eran discriminadas por las sociedades de las urbes.

El Negro Robles se graduó como abogado en 1872, siendo prolífico en política. Este hombre se convertiría en el personaje más sobresaliente de Colombia de finales de siglo XIX.

Vida Pública[editar]

Política[editar]

A sus 27 años de edad, a cuatro de haber iniciado su profesión, El Negro Robles logró un escaño o quórum como representante en la Cámara del Congreso de los Estados Unidos de Colombia, siendo este periodo gobernado por liberales, en su mayoría radicales.

El Negro destacó políticamente por su oratoria y elocuencia en los discursos que profería en el Congreso. Llegó a ser uno de los políticos más influyentes de Colombia en sus años, convirtiéndose así en director general del liberalismo en su país en 1896.

En la presidencia de Aquileo Parra, fue Secretario del Tesoro, título equivalente a Ministro de Hacienda. En 1878 se convirtió en el presidente del Estado Soberano del Magdalena, hecho detestado por los miembros criollos blancos pudientes de la sociedad de Santa Marta, su capital, que lo encarcelaron durante un tiempo exigiendo su renuncia. Seis años después, en 1884, fue nombrado comisario del Territorio de La Guajira, ejerciendo sus funciones en Riohacha, ciudad que estaba fuera de su jurisdicción debido a los diversos motines y asaltos de los wayúu, o guajiros en castellano.

En 1892, fue elegido nuevamente como Representante en la Cámara, esta vez por el Departamento de Antioquia. Para esta fecha en Colombia se habían dado grandes cambios políticos debido a que dejaba de ser un país federalista constituido en Estados soberanos, para conformar una República unitaria centralizada, donde los estados pasaron a ser Departamentos. Además el país se encontraba desde 1884 gobernado por el presidente Rafael Núñez, que se había convertido en conservador. Así, poco a poco los conservadores se establecieron como monopolio del poder, siendo El Negro Robles el único liberal en el Congreso y además negro, que le valió ataques discriminatorios por parte de otros políticos:

El hecho sucede un día cualquiera del siglo XIX. El escenario es el lugar de sesiones de la Cámara de Representantes en Bogotá. Los protagonistas son Luis Antonio Robles y otro parlamentario. Este último, influenciado por su lamentable racismo, ve entrar a Robles y grita: ¡«Se ha oscurecido el recinto!» El guajiro, verdadero maestro de la réplica y la oratoria, le responde: «Yo no tengo la culpa de ser negro: la noche imprimió su manto sobre mi epidermis. Pero aún blanquean los huesos de mis antepasados en las bóvedas de Cartagena, por darle la libertad a muchos blancos de conciencia negra, como usted.»[2]

En este periodo, los conservadores acrecientan su poder, por lo cual se desarrolla una hostilidad entre este partido y el liberal. La persecución hacia los personajes importantes del liberalismo colombiano llevará a El Negro Robles a exiliarse en Nicaragua.

Exilio[editar]

En 1895, los liberales emprendieron una rebelión contra los conservadores que fracasó, por lo que muchos de sus miembros se exiliaron. El Negro Robles se exilió en Centroamérica donde duró pocos meses para después retornar al país en 1896. En Nicaragua, El Negro fue director de la Universidad Central de Managua, labor que desempeñó al destacarse en la academia.

Academia[editar]

El Negro Robles se destacó en el ámbito académico, respecto a la educación escolar. Fue coofundador y rector de la «Universidad Republicana» (hoy Universidad Libre), cargo administrativo que le causó el cierre del centro educativo, al ser saboteado por la clase criolla blanca pudiente de Bogotá, que no podía admitir que un negro ejerciera cargos que no eran para personas que la época no redimía. La universidad fue reabierta tiempo después.

A pocos días de haberse graduado como profesional, el presidente Manuel Murillo Toro lo nombró director de «Instrucción Pública» del Estado Soberano del Magdalena, además cuando El Negro fue presidente de aquél Estado, creó escuelas y promovió la educación escolar, enfatizando que, los educadores tuvieran una preparación académica previa, pues en la época, cualquier persona que tuviera ciertos conocimientos básicos y elementales, podía ejercer funciones docentes. Además esto resonó a nivel nacional, ya que él consideraba que era indispensable la preparación en pedagogía y academia para mejorar los aspectos escolares del país.

Lo anterior no se llevó a la practica en su tiempo, pero para inicios del siglo XX muchos académicos del país tuvieron la necesidad de implementarla, lo que representó un desarrollo en el sector educativo. La iglesia Católica, en principio mantuvo un amplio monopolio en la educación nacional, y contrataba como docentes a personas egresadas de universidades.

Fallecimiento[editar]

Luis Antonio Robles se disponía para enfrentar lo que sería una guerra civil en Colombia, entre los dos únicos partidos políticos de finales del siglo XIX y principios del XX. Riohacha se había convertido en un bastión de los liberales, y por esta ciudad ingresarían al país, gran parte del armamento que utilizaría sus guerrillas para enfrentar a los conservadores.

En 1899, El Negro Robles había regresado de su exilio en Centroamérica y se disponía a viajar a Riohacha para recibir el cargamento bélico, pero falleció antes de cumplir 50 años, el 27 de septiembre de ese año, veintiséis días antes del estallido de la llamada Guerra de los Mil Días el 18 de octubre. La causa de su defunción fue por una complicación de cistitis, enfermedad causada por una bacteria patógena que hoy es fácil de curar.

Vuelve al país en 1896 y de inmediato es nombrado miembro de la dirección nacional de su partido y enviado al exterior en compañía de Foción Soto y Rafael Uribe Uribe en misión reservada para conseguir armas para una posible confrontación bélica con el gobierno conservador que le había cerrado todos los espacios políticos a los radicales. Decepcionado por la división de su partido y abrumado por la muerte de su madre, pensó volver a su tierra natal, cuando lo sorprendió la muerte en Bogotá el 22 de septiembre de 1899. Ante su tumba lo despidieron con emocionadas palabras veinticinco oradores, entre ellos Enrique Olaya Herrera, Rafael Uribe Uribe, Simón Araujo y su paisano Tomás Abello.[3]

Legado Histórico[editar]

El Negro Robles es recordado por su lucha en la reivindicación de las masas oprimidas y excluidas por la clase dirigente que manejaba a su antojo los aspectos sociales de la vida:

Todos Los AfroColombianos pueden dejar una huella en la historia, cumpliendo y fortaleciendo la identidad de los pueblos Afro en el país, podemos hacer historia, sólo se debe luchar por lo que queremos.[4]

Luis Antonio Robles argumentaba que los pueblos nativo-americanos, conocidos comúnmente como indígenas, eran también iguales a todos los pueblos. Así mismo sostuvo que todos los pueblos tenían derecho a ser diferentes y a que fueran respetados en todo su entorno cultural. Era una de aquellas personas cuyos pensamientos se harían realidad en la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos del 4 de julio de 1976, proclamada en la ciudad de Argel.

El Negro Robles sería una de las figuras políticas y personalidades en la Colombia de finales del siglo XIX, que pregonaría la igualdad de los individuos, la practica universal de los derechos del hombre (que en aquella época no se aplicaba de forma universal) y el desarrollo escolar. Aunque muchos de sus discursos proferidos en el recinto de la Cámara de Representantes desaparecieron por una revuelta popular, todavía se conservan apartes de su oratoria que reflejan un aliento para las masas que luchan en una sociedad desigual e injusta.

Homenaje[editar]

En la ciudad de Santa Marta se encuentra el Museo Luis Antonio Robles. En el Departamento de La Guajira se ha hecho memoria de este hijo suyo, que se ha incentivado el conocimiento de los aspectos de la vida pública de este personaje político; la sala de audiencia de la Asamblea Departamental de La Guajira se llama «Luis Antonio Robles».

En la comunidad Camarones existe un institución educativa en su honor, así como también la vivienda natal de El Negro Robles, en la actualidad es un centro cultural y monumento.

Es considerado el personaje más radical del liberalismo costeño de Colombia.

Es nombrado con el título: El Paladín de la Democracia.

Noticias[editar]

Referencias[editar]

  1. Robles Cataño, Osvaldo (1986). Departamento de La Guajira, ed. Recuerdos de la Riohacha que se fue. Junta Regional de Cultura de La Guajira. p. 63. 
  2. González Zubiría, Fredy. Luis Antonio Robles, ElPaladín de la Democracia (en castellano). Consultado el 2 de agosto de 2010. 
  3. Dolcey Romero, Jaramillo (1994). Presidentes de los 9 Estados Soberanos (56 edición). Colombia: Revista Credencial Historia. Consultado el 3 de agosto de 2010. 
  4. González Zubiría, Fredy. Luis Antonio Robles, ElPaladín de la Democracia (en castellano). Consultado el 2 de agosto de 2010.