Luis Alberto Spinetta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Luis Alberto Spinetta
Flaco Spinetta.jpg
Datos generales
Nombre real Luis Alberto Spinetta
Nacimiento 23 de enero de 1950
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Muerte 8 de febrero de 2012 (62 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Cónyuge Patricia Salazar
Hijos Dante, Catarina, Valentino y Vera.
Ocupación guitarrista, cantante y compositor
Información artística
Otros nombres El Flaco, Luigi, Luisito,El Capitán.
Género(s) Jazz rock, folk rock, blues rock, hard rock, rock progresivo, Soft rock, Pop psicodélico.
Instrumento(s) guitarra criolla, guitarra eléctrica, bajo, piano, teclados, y voz
Período de actividad 1967-2011
Discográfica(s) RCA Vik (1968-1971)
Talent Microfón (1972-1974)
Sony Music/CBS (1975-1979)
Almendra Editora (1979-1980)
Mordisco/Ratón Finta (1980)
Universal Music/Sony Music (1981-1987)
Del Cielito Records[1] (1988-1990)
EMI Music (1991-2001)
Sony Music (2002-2004)
Universal Music (2006-2012)
Artistas relacionados Bandas
Almendra
Pescado Rabioso
Invisible
Spinetta Jade
Spinetta y los Socios del Desierto
Aquelarre
Color Humano
Serú Girán
Illya Kuryaki and the Valderramas
Artistas
Miguel Abuelo
Rodolfo Alchourron
Black Amaya
Pedro Aznar
Bernardo Baraj
Andrés Calamaro
Fabiana Cantilo
Claudio Cardone
Gustavo Cerati
Luis Ceravolo
Carlos Cutaia
Juan del Barrio
Emilio del Guercio
Hugo Fattoruso
Osvaldo Fattoruso
Juan Carlos "Mono" Fontana
Carlos Franzetti
Osvaldo "Bocón" Frascino
César Franov
Charly García
Rodolfo García
León Gieco
Tomás Gubitsch
Emmanuel Horvilleur
Nicolás Ibarburu
Héctor "Pomo" Lorenzo
David Lebón
Javier Malosetti
Lucas Martí
Rodolfo Mederos
Edelmiro Molinari
Moris
Litto Nebbia
Nerina Nicotra
Frank Ojstersek
Fito Páez
Pappo
Astor Piazzolla
Rinaldo Rafanelli
Geo Ramma
Diego Rapoport
Carlos Alberto "Machi" Rufino
Ricardo Sanz
Beto Satragni
Dante Spinetta
Gustavo Spinetta
Leo Sujatovich
Tanguito
Sergio Verdinelli
Lito Vitale
Eduardo Zvetelman

Luis Alberto Spinetta (Buenos Aires, 23 de enero de 1950 - 8 de febrero de 2012), conocido como El Flaco, fue un cantante, guitarrista, poeta, escritor, compositor argentino de jazz fusión y rock, considerado uno de los más importantes y respetados músicos en su país. La gran riqueza y complejidad instrumental, lírica y poética de sus obras le valió el reconocimiento en Latinoamérica y el mundo entero.

Es considerado uno de los padres del rock argentino. Fue líder de los grupos Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade y Spinetta y los Socios del Desierto. En su obra hay influencia de escritores, filósofos, psicólogos y artistas plásticos como Rimbaud, Van Gogh, Dalí, Escher, Lü Dongbin, Jung, Freud, Nietzsche, Foucault, Deleuze, Sartre, Castaneda y Artaud, así como de las culturas de los pueblos originarios americanos y de Oriente.

En 2005 obtuvo el Premio Konex de Platino como el más destacado Solista Masculino de Rock de la década en la Argentina, mismo premio que ganó en 1995 como Cantante Masculino de Rock y 1985 como Autor/Compositor de Rock. En 2009, ganó el Gardel de Oro, el más importante del país en lo musical. Su álbum Artaud, fue considerado por la revista Rolling Stone como el mejor de la historia del rock argentino.[2] Además, otros ocho de sus álbumes fueron incluidos también en la lista de los 100 mejores (Almendra I, Pescado 2, Kamikaze, El jardín de los presentes, Almendra II, La la la con Páez, Invisible y Bajo Belgrano).[2]

Su canción «Muchacha (ojos de papel)» fue considerada en 2002 por la revista Rolling Stone y la cadena MTV como la segunda mejor canción de todos los tiempos del rock argentino y la 28.ª del rock hispanoamericano, por el sitio Rock en las Américas.[3] [4] Las siguientes canciones de su autoría también han sido consideradas entre las 100 mejores del rock argentino: «El anillo del Capitán Beto», «Maribel se durmió», «Me gusta ese tajo», «Cantata de puentes amarillos», «Rutas argentinas», «El monstruo de la laguna», «Canción para los días de la vida», «Resumen porteño» y «Seguir viviendo sin tu amor» (Rolling Stone-MTV y Rock.com.ar).[3] [5]

En 2009 festejó sus 40 años de trayectoria con un mega recital titulado Spinetta y las Bandas Eternas, durante cinco horas y media de concierto ante 40 mil personas en el estadio de Vélez Sarsfield. Allí reunió a las bandas de toda su carrera y a los más grandes y principales músicos de rock de la Argentina. Un año más tarde, fue considerado el recital de la década.

Falleció a los 62 años a causa de un cáncer de pulmón causado por su adicción al cigarrillo. Sus cenizas fueron arrojadas al Río de la Plata, siguiendo la última voluntad del músico, al lado del Parque de la Memoria de Buenos Aires construido para recordar a los desaparecidos en la última dictadura militar.[6]

Biografía[editar]

1950-1966: Niñez y adolescencia[editar]

Luis Alberto Spinetta nació en Buenos Aires el 23 de enero de 1950. Su familia vivía desde 1940 en el barrio de Núñez, en el límite mismo con el barrio Bajo Belgrano, a escasas dos cuadras del Barrio River.[7] Su casa se encontraba en la calle Arribeños 2853, entre Congreso y Quesada, en el primer departamento de una construcción en propiedad horizontal, con ventana a la calle.[8] [9] En esa casa realizó Almendra sus primeros ensayos, y también ensayó Pescado Rabioso. Sus últimos días los pasó en su casa de Iberá 5005, en Villa Urquiza, a 35 cuadras de su casa natal.[9] [10] [Nota 1] De su infancia y su barrio cercano a la cancha de River Plate, sacó la pasión por el fútbol y la simpatía por el club de la banda roja, al que hace referencia en «El anillo del Capitán Beto».[11]

Su padre Luis Santiago Spinetta, era un cantante de tangos aficionado, que llegó a formar un grupo acompañado con guitarristas, y a cantar en algunas radios bajo los seudónimos de Luis Martínez Solar o Carlos Omar.[12] A él pertenecen la letra y la música del tema «Hombre de luz», incluido en su último álbum Un mañana (2008).[13] Con esta influencia, Luis Alberto comenzó a cantar tangos desde muy niño, y ya desde los 4 años, su familia, especialmente sus tíos, lo impulsaban a cantar en las reuniones familiares.[12] La influencia tanguera se notará en toda la obra del músico.

Además de su padre, Spinetta le asignaba a sus tíos una importante influencia en su gusto por la música. Tres de ellos trabajaban en el sello discográfico Columbia y le permitían acceder a una gran variedad de expresiones musicales, en una época que el acceso a los discos era considerablemente costoso.[12]

Cursó los estudios primarios en la Escuela nº 22 (DE 10) "Remedios de Escalada de San Martín", ubicada en Roosevelt 1510.[14] Ingresó al primer grado en 1956, justo en el momento que estallaba mundialmente el rock, de la mano de Elvis Presley y -sobre todo en Argentina- Bill Halley, a través de la película Al compás del reloj, estrenada en Argentina en enero de 1957, y su visita al país en 1958. Pero simultáneamente Argentina vivía el llamado «boom del folklore», una renovación musical inspirada en los ritmos musicales tradicionales, que llevó a la música folklórica a los primeros planos de popularidad.

Spinetta comienza espontáneamente a componer canciones desde muy niño, antes incluso de aprender a tocar un instrumento. Su padre cuenta que entre ellas, compuso un himno a Sarmiento.[15]

Me divertía imitando cantantes, copiando sonidos. Por eso la música nació en mí antes que las palabras.

Luis Alberto Spinetta[12]

Los pasos iniciales con la guitarra los tiene en los últimos años de la primaria. Su primera guitarra se la prestó «por tiempo indefinido» José "Machín" Gomezza, vecino y personaje célebre del Club River Plate, y sus primeras lecciones las recibió de Dionisio Visoná, un guitarrista que había acompañado a su padre.[11] Esas serían sus únicas lecciones de guitarra, ya que pronto se transformaría en músico autodidacta.

Yo ya había desarrollado toda una personalidad musical sin saber tocar, imitando con la boca los sonidos de Bill Haley, las voces de Little Richard o Louis Armstrong, y cuando empecé a tomar esas clasesitas era lógico que me saliera algo folklórico. Entonces estaban muy de moda Los Chalchaleros. Era la época del boom del folklore, de «Zamba de mi esperanza» y del «Sapo cancionero». Ahí me di cuenta que triunfaba un espíritu netamente musical porque empecé a sacar todo tipo de música sin importar de donde procedía. Mi hermana compraba una revista que se llamaba Noralí, y ahí apareció «Ki chororo», la primera canción que saqué con los acordes completos. Cuando tuve las primeras nociones elaboré un mecanismo y pude sacar cualquier música. Tenía 12 años y estaba por empezar la secundaria.

Luis Alberto Spinetta[11]
1964: debut artístico de Spinetta en el Luna Park, en el programa Escala musical de Canal 13.

Entró a la secundaria en 1963 para recibirse en 1967. Spinetta contó varias veces que su debut artístico se produjo en 1964, en un concurso televisivo del programa Escala musical, por Canal 13. Sin embargo, su padre menciona que ese mismo año cantó también en un programa infantil que se llamaba La pandilla One and Two (luego modificó el nombre como Pandilla Uanantú), que transmitió Canal 9 entre marzo y mayo de 1964.[12] [Nota 2] Como sea, para sus presentaciones televisivas durante el concurso en Escala musical, interpretó dos temas: el bolero «En una forma total» de Javier Solís y «Sabor a nada» de Palito Ortega, entonces en pleno auge del Club del Clan. El cantante llegó a la final y perdió contra un grupo de mujeres llamado Las Medias Negras, que gozó de cierto éxito en el tipo de música pop-beat que encarnaba el Club del Clan y la Nueva ola, en los primeros años de la década del sesenta.[12] [16] [17]

En la época del Club del Clan, yo era muy fana de todo eso. Hasta que aparecieron Los Beatles.

Luis Alberto Spinetta[16]

Como a millones de jóvenes en todo el mundo, Los Beatles produjeron una ruptura completa en la sensibilidad musical de Luis Alberto. Ese año de 1964, fue justamente el de la beatlemanía y lo primero que hizo con el dinero que ganó en el concurso de Escala musical fue comprarse el álbum Beatles for Sale, que el grupo de Liverpool lanzó en Londres casi al finalizar el año.[17] En este período ya componía habitualmente zambas y temas de rock en inglés e incluso en español, algo absolutamente inusual en los países de habla hispana de aquel momento. De 1965 datan dos canciones que integrarían más adelante su repertorio: «Barro tal vez» y «Plegaria para un niño dormido», la primera una zamba «rockeada» en español (un «tema beatle», como acostumbraba decir), precursora del «rock nacional» que explotaría dos años después con Los Gatos, y que integraría el álbum Kamikaze (1982). La segunda canción, expresa la sensibilidad poética que lo caracterizaría y fue incluida en su primer álbum con Almendra.[18]

Luis Alberto Spinetta cuando era un adolescente y comenzaba con Almendra.

En 1965 Spinetta se relaciona de manera casi simultánea con dos bandas de rock en inglés del barrio: Los Larkins y Los Sbirros. Los Larkins estaba liderada por Rodolfo García, futuro baterista de Almendra, un muchacho cuatro años más grande que «el Flaco» que, aunque vecino del mismo barrio, iba a un colegio público industrial y trabajaba en un taller mecánico, diferenciándolo socialmente del otro grupo. Los Sbirros era una banda de alumnos del colegio al que asistía Luis Alberto, y que estaba liderada por Edelmiro Molinari, quien ya entonces se destacaba por el dominio de la guitarra eléctrica, y que estaba integrada también por Emilio del Guercio y su hermano Ángel. Luis se inició en Los Larkins, pero en un momento tocaba en ambos grupos y los fue aproximando.[19]

Spinetta cursaba sus estudios secundarios en el colegio católico San Román, cerca de su casa. Con Del Guercio, eran compañeros de banco, y establecieron una estrecha amistad, compartiendo rebeldías, gustos musicales y artísticos y la edición de una precaria revista que llevaba el nombre de La Costra Degenerada. Llegaron incluso a formar un dúo, llamado Bundlemen, parelelo a Los Larkins y Los Sbirros. Interpretaban principalmente canciones de Los Beatles, pero también interpretaban temas propios, como «Vergüenza» y «Escándalo en la familia»,[20] una canción dedicada al Che Guevara (Spinetta pensaba que el Che era una especie de «hiperbeatle»)[21] y un espectáculo musical que titularon Homenaje al ácido lisérgico. Su intención era escandalizar y sacudir las rígidas pautas del marco católico y conservador que les imponía el colegio.[19]

Los Larkins fueron modificando su integración y cambiando su nombre, primero a Los Masters y luego a Los Mods. Con este nombre grabaron en 1966 un acetato con dos temas en inglés: «Faces and things» y «Free», cuyos autores fueron Guido Meda y Apócrifo, éste último el seudónimo elegido por Spinetta para firmar aquellos temas tempranos.[20]

Poco a poco Los Mods y Los Sbirros se fueron fusionando, hasta formar un quinteto integrado por Spinetta (voz), Rodolfo García (batería), Emilio del Guercio (bajo), Edelmiro Molinari (guitarra) y Santiago Chago Novoa (teclados). Era fines del año 1966, Luis Alberto aún no había cumplido los 17 años y las bases de Almendra estaban sentadas.[19]

Una de las cosas fundamentales que se hablaron en esa etapa embrionaria fue que sentíamos una ola de cosas que hablaban en castellano, sabíamos que existían Los Gatos Salvajes, Billy Bond... Medio que de ahí salió que nuestra música iba a ser en castellano. En esa etapa ya tenía compuesta «Plegaria para un niño dormido» o la zamba que después hice en Kamikaze («Barro tal vez»). Lo nuestro era que queríamos ser todo a la vez: Piazzolla, Los Beatles, Los Doble Seis de París. Ibamos a escuchar jazz, nos gustaba el folklore de vanguardia, en ese momento venía Waldo de los Ríos con sonidos electrónicos y era descomunal, lo veía por televisión y me ponía a llorar porque decía: «Esto también es vanguardia». Escuchábamos a Rovira, a Mederos, un montón de música que no era El Club del Clan. De todas esas conversaciones y horas perdidas, de todas esas cartas con Rodolfo, parte la premisa de crear una música con una libertad de horizonte total. Almendra no fue una casualidad.

Luis Alberto Spinetta[22]

1967-1970: Almendra[editar]

El grupo que formaría Almendra estaba listo a principios de 1967, pero Rodolfo García fue convocado al servicio militar.[11] [23] Ese hecho demoró un año la salida de la banda, precisamente en ese año crucial, en el que «La balsa» de Los Gatos, un original rock cantado en español compuesto por Litto Nebbia y Tanguito, se convertía en un éxito masivo y marcaba el inicio de un nuevo estilo musical que sería conocido en Argentina como «rock nacional».

1967, 1968 y 1969 fueron años de grandes transformaciones culturales en Argentina y en el mundo, ubicando a la juventud como grupo social diferenciado: el verano del amor que marcó el nacimiento del movimiento hippie, el asesinato del Che Guevara en Bolivia, el Mayo francés, el Cordobazo. En ese contexto germinan las tendencias que ya asomaban en el Spinetta adolescente -que coincidían con otros jóvenes argentinos embarcados en búsquedas similares-, de tomar las vanguardias del tango y el folklore, para originar un tipo de rock con clima local, cantado en español. El hecho constituyó una ruptura cultural de enorme proporciones, porque los patrones estéticos de ese momento, no aceptaban la posibilidad de que el rock tuviera en manifestación autónoma en lengua española.

Yo tenía esas zambas pero no sabía como atravesar el abismo que existía entre el concepto tradicional de canción argentina y la pasíón que despertaban en mi Los Beatles.[24]

Yo ya había hecho muchas canciones en castellano, pero me daba miedo cantarlas. Las cantábamos siempre en el núcleo familiar. Temía que las interpretaran como cosas marcianas, que no eran naturales.[25]

Luis Alberto Spinetta

En 1968 Spinetta y Del Guercio ingresaron a la facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires y luego a estudiar bellas artes en la Escuela Manuel Belgrano.[15] También ingresaron a un grupo peronista de resistencia contra la dictadura militar que gobernaba en ese momento, denominado JAEN, que unos años más adelante integraría la organización guerrillera Montoneros.[26] Las actividades de la banda los llevaron a dejar la militancia activa, aunque Del Guercio siguió vinculado a los grupos de la izquierda peronista.[26] Este compromiso político será visible en el tema "Camino difícil", de Del Guercio, incluido en Almendra II («Compañero toma mi fusil, ven y abraza a tu General»).

En marzo del 68 García fue dado de baja y el grupo comenzó a ensayar diariamente. Novoa, el tecladista, simplemente dejó de ir a los ensayos y el quinteto quedó finalmente como el cuarteto que pasaría a la historia: Luis Alberto Spinetta (voz líder y guitarra), Rodolfo García (batería y voz), Emilio del Guercio (bajo y voz) y Edelmiro Molinari (guitarra líder y voz).

A mediados de 1968 Ricardo Kleiman, productor del programa radial Modart en la noche, de enorme popularidad en la juventud de aquellos años,[27] fue a ver un ensayo de la banda, donde tocaron el tema «Where are you going Mary Sue?», un tema en inglés del propio Spinetta. Kleiman quedó complacido y les ofreció grabar un simple en RCA con Rodolfo Alchourron como director artístico. El disco fue editado en noviembre y salió a la venta al año siguiente, con «Tema de Pototo» como lado A, y «El mundo entre las manos», como lado B. El primero un tema compuesto por Spinetta con Edelmiro Molinari, y el segundo una canción propia.[27]

En agosto, la revista Pinap realizó una de las primeras crónicas referidas a Spinetta:

Almendra se llama el conjunto que seguramente se va a convertir en la sensación de la próxima primavera porteña. El capo del grupo, José Luis (sic), según algunos de los entendidos, está destinado a ser una especie de prolífico Lennon argentino.[12]

Simple lanzado por el dúo Barbara y Dick en 1969, con dos temas de Spinetta: «Hoy ya no se puede» y «Tristeza en todas partes».

Ese mismo año la discográfica RCA Víctor utiliza varios temas de Spinetta para que los graben otros artistas de la compañía. De este modo «Tema de Pototo» también lo graba Leonardo Favio bajo el título «Para saber cómo es la soledad», obteniendo un éxito rotundo en toda América Latina. También el dúo Bárbara y Dick graba un simple, que sería lanzado al año siguiente, con dos temas de Spinetta, «Hoy ya no se puede» y «Tristeza por todas partes», este último en coautoría con Rodolfo García.[28] Finalmente, Los In graban «Where are you going Mary Sue?», el tema de Spinetta y Del Guercio que Kleiman escuchó cuando oyó por primera vez a Almendra, siendo incluido en el álbum Nuestra juventud, lanzado ese mismo año.[29]

El debut de Almendra se produjo en en la discoteca Matoko's de Mar del Plata, en enero de 1969. El diario local El Trabajo realizó la siguiente crónica:

El conjunto suena realmente bien. Los muchachos se llaman Carlos Emilio, Rodolfo, Teddy y Luis Alberto. Algunos tienen chivita y todos pelo largo, muy largo. Promedian veinte años y no les gusta cantar en inglés, aunque guste como cantan en inglés. «Se terminó la época de repetir lo que hacen los demás o de hacer traducciones y listo. Tenemos que cantarle a lo nuestro, a lo auténtico», dicen.[30]

En marzo, luego de terminar la temporada veraniega, fueron invitados primero a tocar al Festival de Ancón, en Perú, donde hicieron dos presentaciones, y el 24 de marzo realizaron su primera actuación en público en Buenos Aires, en el Instituto Di Tella. Dos semanas después se presentaron en el Teatro del Globo de Buenos Aires, estrenando varias canciones de Spinetta que integrarían el primer LP, como «Fermín», «Figuración» y «Ana no duerme», y algunas del segundo, como «Hoy todo el hielo en la ciudad» y «Campos verdes».[31] El recital fue grabado casualmente y de manera casera por Amadeo Álvarez, cantante de Los In y amigo de la banda, y fue editado y lanzado como disco en 2004 por el diario Página/12, constituyendo un notable documento histórico, y en el que pueden escucharse temas de Spinetta que no existen en otras versiones como «Tragedia familiar».[32]

Spinetta comenzaba a proponer un estilo inclasificable de música, sin preconceptos, en el que la poesía tuviera además un papel determinante. «Spinetta prueba que el acto poético en el rock es indisociable del sonido», dice Fernando García en el número que la revista La Mano dedicara íntegramente al músico en 2006.[33]

Foto de Spinetta abrazado con Cristina Bustamante, la «muchacha» de la canción, durante un recital de Almendra, en 1970. Permanecerían juntos hasta 1972 y a ella le escribiría otras dos canciones «Para ir» (en Almendra II) y «Blues de Cris» (en Desatormentándonos).

El grupo sacó otros dos simples («Hoy todo hielo la ciudad/Campos verdes» y «Gabinetes espaciales/Final») y realizó dos videoclips («Campos verdes» y «El mundo entre las manos»), considerados unos de los primeros videoclips realizados en Argentina.[34] El domingo 6 de junio en el Teatro Coliseo, en el ciclo de recitales organizados por la revista Pinap, estrenaron «Muchacha (ojos de papel)». El tema expresaba los sentimientos de Spinetta por su primer gran amor, Cristina Bustamante, y se convertiría en una de las canciones más importantes del cancionero popular latinoamericano.

A mediados de 1969 todo el grupo fue entrevistado en el programa del principal periodista político de Argentina, Bernardo Neustadt. Neustadt criticó duramente la apariencia y la música de Almendra en particular y del nuevo "rock nacional" que surgía, tratando a sus jóvenes invitados de "ignorantes" y "mediocres". Ante los agravios, Spinetta se levantó y se retiró del programa.[35]

1969-1970: Álbum histórico y separación[editar]

El 15 de enero de 1970 Almendra lanzó su primer álbum, reconocido como uno de los mejores de la historia del rock latino.

Durante la segunda mitad de 1969 Almendra se dedicó a grabar su primer disco larga duración, un álbum histórico considerado en reiteradas ocasiones como el mejor álbum del rock argentino,[Nota 3] y hasta uno de los mejores del mundo.[36] Lanzado el 15 de enero de 1970, la tapa es un dibujo del propio Spinetta que representa a una especie de payaso llorando, con un flecha de juguete en la cabeza. La discográfica intentó desechar la ilustración perdiéndolo intencionalmente, pero Luis Alberto lo volvió a dibujar exigiendo que la portada se realizara según sus instrucciones.[36] El dibujante Miguel Rep considera que es una de las diez mejores tapas que vio en su vida.[36]

El álbum está integrado por nueve temas, todos ellos de un inusual nivel y todos ellos destacados del cancionero argentino. Siete temas pertenecen a Spinetta: «Muchacha (ojos de papel)», «Figuración», «Ana no duerme», «Fermín», «Plegaria para un niño dormido», «A esos hombres tristes» y «Laura va». Entre ellos se destaca «Muchacha (ojos de papel)», considerada por muchos como la mejor canción de la historia del rock argentino. En el tema «Laura va», se destaca la participación en bandoneón Rodolfo Mederos, un músico de tango de la línea piazzoliana, en un caso de intercambio entre el tango y el rock muy inusual en aquella época. El álbum refleja una variedad de raíces musicales, desde el tango y el folklore, hasta Sgt. Pepper's de Los Beatles, combinadas creativamente sin esquemas preconcebidos y con una complejidad poética que parecía incompatible con la difusión masiva, aunque ya el tango se había caracterizado por un sólido vínculo con la poesía.

La crítica de los medios fue dispar. En ese momento comenzó la actitud reacia de Spinetta hacia los grandes medios de comunicación.

A los tipos les reventaba que yo acentuara mal, tipo «plegariá» y otras pavadas así y gran parte de la resistencia que tengo hacia la prensa nació en ese momento cuando me di cuenta que varias revistas masivas como Gente o Siete Días hacían notas y tergiversaban las respuestas.

Luis Alberto Spinetta[37]

Al cumplirse 40 años del lanzamiento del álbum Del Guercio reflexionó así sobre el significado del mismo:

Hoy aquellos temas son clásicos pero, en ese momento, eran considerados de vanguardia. Con el tiempo me di cuenta de que la mayoría de ellos están enhebrados por la tradición cancionística de nuestro país. Son canciones argentinas. La verdadera vanguardia revoluciona lo que hereda. Almendra, fue heredero de la mejor música argentina y combinó sus elementos sin ningún prejuicio.

Emilio del Guercio[38]

El disco fue un éxito y consagró a la banda. Sin embargo las diferencias artísticas y personales entre sus miembros eran muy importantes, y luego de fracasar la preparación de una ópera rock, el grupo se separó, no sin antes editar ese mismo año un álbum doble, conocido como Almendra II, que contiene temas muy conocidos como «Rutas argentinas», «Los elefantes» (reacción a la crueldad de la película Mondo Cane),[39] y «Parvas», un tema destacado por Spinetta por su perfil psicodélico.[39]

El álbum carece de unidad porque refleja las distintas proyecciones que habían emprendido los miembros de la banda en ese año. Para Spinetta se trataba de llegar al «paroxismo», de «que nuestra música se desintegrara».[39]

Las razones de la separación de Almendra son complejas y cada integrante varía en el análisis. Lo cierto es que Almendra no pertenecía al grupo de rockeros «del centro», con un estilo de vida más duro, relacionado con las drogas y cruzado por intereses y luchas de poder, que su inclusión se realizó de maneras diversas, influyendo en la ruptura.

Entre las razones que Spinetta solía mencionar para la separación se destacan la ópera fallida y «el reviente» al que lo llevó un ambiente del que luego buscaría separarse. Para Luis Alberto jugó un papel muy importante la incapacidad de Almendra para asumir con seriedad su propia evolución musical, que se manifestó en el abandono de la disciplina de ensayos que caracterizó a la banda en sus inicios y que los llevó a no poder estrenar una ópera rock ya compuesta por Spinetta.[24] Se iba a llamar Señor de las latas y su argumento era una representación en clave mágico-simbólica del propio movimiento rockero argentino que estaba surgiendo. Sus personajes eran Litto Nebbia, Moris, Tanguito, Javier Martínez, Roque Narvaja y Miguel Abuelo. Spinetta interpretaba al Mago de Agua, un ser extraterrestre que se convierte en pordiosero buscándose a sí mismo. La ópera debió haberse estrenado a mediados de 1970, pero la banda solo alcanzó a completar los ensayos del primero de los dos actos. No quedan registros grabados de la ópera, pero varios temas fueron interpretados luego por Spinetta, como «Obertura» (en Almendra II), «Canción para los días de la vida» (A 18' del sol), «Ella también» (Kamikaze), «Canción del mago de agua», «Caminata», «Historias de la inteligencia» y «Viejos profetas de lo eterno», estos últimos cuatro interpretados en el recital de presentación de Kamikaze.[40]

1971: Spinettalandia[editar]

Luego de la separación de Almendra, Spinetta vive lo que él mismo considera su «etapa más oscura» y «caótica».[41] [24] Se había roto su relación con Cristina Bustamante, de la que estaba profundamente enamorado y se involucró fuertemente con un grupo de músicos y personas del ambiente artístico, con alto consumo de drogas, que le resultaría muy costoso emocionalmente. En ese grupo se destacaba Pappo, con quien Spinetta estableció una relación de mucha admiración y afecto, que terminaría de manera muy negativa.[41] [24]

Intentó crear una banda llamada Tórax con Edelmiro Molinari, Héctor Pomo Lorenzo y Carlos Cutaia, pero nunca llegaron a tocar en público. En diciembre de 1970, participó en el primer disco de Billy Bond y La Pesada del Rock and Roll, junto a Pappo, Pomo y Black Amaya, con un tema propio, «El parque».

Entonces decide grabar un disco que, a la vez de ser un experimento sobre música aleatoria -algo que deseaba hacer con Almendra-, fuera también una especie de castigo para RCA. La grabación se realiza con una gran cantidad de invitados en el estudio, sin cuidar de hacer silencio, con las letras siendo escritas ahí mismo. Un «antidisco», como él mismo lo definió.[41] En el disco participan Pappo (aporta dos temas, «Castillo de piedra» y «Era de tontos»), Miguel Abuelo y Pomo, con quien Spinetta compuso «Descalza camina», su canción preferida en este álbum.

Yo quería hacer un ritual: realizar músicas en estado casi tribal.

Luis Alberto Spinetta[41]

RCA sacó el disco en marzo de 1971, pero la empresa no respetó el título original de Spinettalandia y sus amigos y lo tituló sucesivamente Almendra, Luis Alberto Spinetta y La búsqueda de la estrella, lo que llevó a un juicio de los ex Almendra que perdió la discográfica.

Luego de grabar el disco en poco más de un día, le regaló su guitarra a Pappo -quien luego la vendería- y se fue con dos chicas a un viaje de destino indeterminado que abarcó Brasil, Estados Unidos y Europa durante siete meses.[41] [24]

1972-1973: Pescado Rabioso[editar]

Pescado Rabioso en 1973. Spinetta, David Lebón, Osvaldo Bocón Frascino y Black Amaya.

Cuando Spinetta vuelve de Europa, a fines de 1971, "Muchacha (ojos de papel)" se había convertido en un hit comercial, en gran parte porque una propaganda de la empresa textil Estexa lo utilizaba como banda musical. Luis Alberto en cambio buscaba desprenderse de las pautas y limitaciones que el negocio discográfico pudiera imponerle, sobre todo ser elevado a una condición de ídolo.[42]

Esa proyección lo llevó a formar Pescado Rabioso, siguiendo el formato de Pappo's Blues,[42] que se instalaría entre las bandas más destacadas de la música popular argentina y que tuvo tres formaciones. Inicialmente fue un trío, integrado por Spinetta en guitarra y primera voz, Black Amaya en batería y Osvaldo Bocón Frascino en bajo. Cuando estaban grabando el primer álbum se agregó al grupo Carlos Cutaia en órgano Hammond. En octubre de 1972 el Bocón Frascino se retira de la banda y es reemplazado por David Lebón, quien entablaría con Spinetta una estrecha amistad, llegando a vivir juntos durante un año.[42]

Yo quería hacer un grupo más violento, una música aún más violenta que el segundo disco de Almendra... Con Pescado intenté romper la ternura y el eje sensible de Almendra... Había partido de una música esencialmente ciudadana, tanguera, con reflejos de bossa-nova, con aires de jazz e influencia de Piazzolla, y ahora me rebelaba contra eso creando riffs... Creo que fue una etapa medio punk.

Luis Alberto Spinetta[42]

El nombre mismo de la banda, imaginado por Spinetta antes de volver al país, expresaba ese "momento punk", caracterizado por la rabia, que también se correspondía con la situación social de Argentina y en especial de la juventud. Pero al mismo buscaba transmitir la paradoja que significaba un pez con fobia al agua (la rabia se denomina también hidrofobia).[42] [42] La banda dejó dos álbumes considerablemente distintos, grabados con apenas cuatro meses de diferencia: Desatormentándonos (1972) y Pescado 2 (1973), un álbum doble.

Desatormentándonos, lanzado en septiembre de 1972, es un álbum de blues, psicodelia y rock pesado, en un momento en que el rock pesado recién comenzaba a nivel mundial. El disco original tiene cinco temas excelentes entre los que se destaca «Algo flota en la laguna (El monstruo de la laguna)», considerada la 61.º mejor canción del rock argentino;[5] [Nota 4] [42] El álbum dejó afuera un éxito de la banda que se convertiría en un clásico de la música popular argentina, "Me gusta ese tajo", un blues que enfrentaría censuras directas e indirectas por años, debido a su contenido sexual,[43] [44] y que, una vez recuperada la democracia a fines de 1983, fue incorporado como sexto y último tema de Desatormentándonos, en las reediciones del álbum en 1985 y 1990.[45] [46]

Los especialistas suelen considerar al álbum como una obra maestra postergada por el hecho de encontrarse junto a otras dos grandes obras maestras: Pescado 2 y Artaud.[47] [48]

En septiembre de 1972 la banda realiza un recital en el Teatro Olimpia de Buenos Aires, que sería parcialmente filmado para incluir dos temas («Post crucificción» y «Despiértate nena») en la película Rock hasta que se ponga el sol (1973) de Anibal Uset, así como una escena ficcionalizada en la que un grupo parapolicial acribilla a David Lebón.[49] [50] En el film, Spinetta aparece con una sirena policial en su espalda, aludiendo a la represión policial en la última etapa de la dictadura de Lanusse.[49]

Fragmento manuscrito por Spinetta de la letra de «Cristálida» tomado del cuadernillo de álbum Pescado 2. Es el último tema del último álbum de Pescado Rabioso. La letra tiene su epicentro cuando dice "No tengo más Dios". En el cuadernillo pide "Liberación", "Libertad" y se pregunta "¿Qué poder puede abortarme la sed de mi piel?".[51]

En febrero de 1973 el cuarteto lanzó un álbum doble, Pescado 2 -grabado entre noviembre del año anterior y fines de enero-, considerado por la revista Rolling Stone como el 19º mejor álbum de la historia del rock argentino.[2] [52] El título del álbum corresponde a los dos discos que lo integran: Pescado el primero y 2 (Dos) el segundo. El álbum aporta una sonoridad nueva al rock latino, en tanto que las letras de Spinetta adoptan abiertamente el contenido poético-filosófico que se volvería característico de su obra, en este caso influenciado principalmente por Rimbaud.

El álbum venía con un cuadernillo de 52 páginas, escrito a mano y lleno de dibujos y algunas fotos de los músicos cuando eran niños, donde se transcribía las letras y se explicaba cada tema. Spinetta había pensado el álbum como una continuidad musical que debía ser escuchado sin interrupciones para girar los discos o cambiarlos. La incorporación del disco compacto en la década de 1990, permitió que la obra fuera escuchada como un todo, como había sido imaginada.

Entre los dieciocho temas se destácan «Credulidad» y «Cristálida», este último una suite sinfónica de casi nueve minutos, junto a una orquesta de cámara dirigida por Cutaia, que cierra el álbum con un Spinetta diciendo "No tengo más Dios".

Viendo con perspectiva lo que fue Pescado Rabioso, creo que se dio un procedimiento al revés que el de Almendra. Si el primer disco de Almendra fue dulce y el segundo fue agresivo, en Pescado sucedió que a la altura del segundo disco yo traté de almendrizar el sonido. Después, en Invisible, creo que llegué a la toma de conciencia de un punto de equilibrio entre ambos mundos.

Luis Alberto Spinetta[53]

Luego de Pescado 2 las diferencias en el grupo se acentuaron hasta el punto de llevar a la ruptura. Amaya, Lebón y Cutaia pretendían mantenerse en el blues rock, mientras que Spinetta buscaba liberarse de las ataduras para profundizar las fusiones y complejidades musicales y líricas sobre las que ya venía trabajando.[54]

De ese modo la banda se desintegró sin ningún acto expreso y Spinetta iniciaba una experiencia solista, aunque manteniendo para sí el nombre de Pescado Rabioso. Por su parte, al separarse David Lebón grabó su primer álbum solista en el que incluyó el tema «Tema para Luis», expresándole todo lo que significaba para él y que termina con la frase «este es el fin de una explicación de amor».

1973: Artaud y un Spinetta solista[editar]

Pescado Rabioso se separó a mediados de 1973 en el teatro Planeta.[55] [56] Sus integrantes no aceptaban ni entendían la visión musical que estaba desarrollando Luis Alberto y simplemente dejaron de responder a su convocatoria hasta que se quedó solo.[56] Spinetta entonces siguió en soledad, con los proyectos que venía desarrollando para Pescado Rabioso: «Pescado Rabioso era yo».[49] Así surgió Artaud, una de las obras cúspides de la música latinoamericana.

Él empezó a perfilarse para otro lugar, una mano más arreglada tipo lo que después fue Invisible. A lo último escribía un tema y yo no lo entendía; estaba leyendo mucho a Artaud, Rimbaud. Primero se fue Cutaia, después David y después yo. El flaco se quedó solo, sentado en una butaca de la sala Planeta, se sintió abandonado porque quería seguir tocando con Pescado, y me dijo que no iba a tocar nunca más conmigo. Como se quedó solo y quedaba pendiente grabar un disco más con Microfón, grabó Artaud con los temas que tenía para Pescado Rabioso; cuando escuché Artaud me quería matar.

Black Amaya[57]

El disco Artaud de 1973, si bien aparece como un álbum de Pescado Rabioso, es en realidad un disco de Spinetta solista, que grabó con algunos invitados, entre ellos su hermano Gustavo quien tocó la batería, y sus ex-compañeros de Almendra, Emilio del Guercio y Rodolfo García. La insistencia en usar la denominación Pescado Rabioso para presentar el álbum, tenía razones legales, pero también se debió sustancialmente a la preocupación de Spinetta de evitar que la personalización de su obra lo colocara en situación de ídolo, preocupación que mantendrá como una característica central de su personalidad artística toda la vida.[14]

El disco está compuesto en un momento crucial de la historia sudamericana, de alta violencia política, en el que comenzaban a instalarse dictaduras cívico-militares, coordinadas entre sí por medio del Plan Cóndor y apoyadas por Estados Unidos, que anularían completamente la vigencia de los derechos humanos durante dos décadas. Argentina en particular había conseguido que la dictadura autodenominada Revolución Argentina, convocara ese año a elecciones libres, por primera vez en casi dos décadas. El voto popular había dado el triunfo en marzo y por un amplio margen al peronismo, movimiento con el que simpatizaba Spinetta. Pero el gobierno democrático no alcanzaría a consolidarse afectado por violentas confrontaciones que llevarían a su derrocamiento a comienzos de 1976 y a la instalación de una cruenta dictadura que se mantendría en el poder hasta fines de 1983 y que cometería un genocidio y llevaría el país a una guerra, la Guerra de Malvinas.

Por otra parte, ese momento histórico coincide a su vez con un momento decisivo de la vida personal de Spinetta, en el que conoce a Patricia Salazar, con quien formará una pareja estable durante casi 25 años y con quien constituirá una familia con cuatro hijos comunes.[58] [59] La letra del tema «Por» del álbum Artaud fue escrita de manera conjunta entre los dos.[60]

En esa encrucijada histórico-cultural y personal aparece Artaud, inspirado precisamente en el sufrimiento y las emociones dolorosas que la vida y la obra del dramaturgo francés Antonin Artaud, produjeron en Spinetta. El músico se identificaba con la dureza del surrealismo, de Artaud y del rock, pero al mismo tiempo relacionaba el momento que vivía Argentina y Sudamérica, con la locura de Artaud y con el nihilismo del rock -expresado en las drogas y la «promiscuidad sin sentido»-, y lo sentía incompatible con su propia visión del rock -expresada en el Manifiesto que Spinetta publica simultáneamente con el disco- y del sentido de la vida.[61]

Pero antes que nada te quiero aclarar que yo le dediqué ese disco a Artaud pero en ningún momento tomé sus obras como punto de partida. El disco fue una respuesta –insignificante tal vez– al sufrimiento que te acarrea leer sus obras. La idea del álbum era exponer la posibilidad de un antídoto contra lo que opinó Artaud. Quien lo haya leído no puede evadirse de una cuota de desesperación. Para él la respuesta del hombre es la locura; para Lennon es el amor. Yo creo más en el encuentro de la perfección y la felicidad a través de la supresión del dolor que mediante la locura y el sufrimiento. Creo que sólo si nos preocupamos por sanear el alma vamos a evitar distorsiones sociales y comportamientos fascistas, doctrinas injustas y totalitarismos, políticas absurdas y guerras deplorables. La única forma de hacer subir el peso es con amor. Los músicos de rock somos tipos que estamos muy desorientados. Hemos involucrado mucho a nuestro sistema neurológico y hemos aprendido muy poco de la historia reciente. Pero hay algo claro: no podemos jugar a ser Artaud. Eso significaría no haber entendido a Moris, no haber entendido a Lito Nebbia, no haber pescado una. Si yo no hubiera aprendido a salir de ésa y ubicarme en mi país, no estarías conmigo en este momento: Spinetta sería apenas un nombre en una chapita de bronce, chorreada de caca, en la inmensidad de algún cementerio.

Luis Alberto Spinetta[62]

La portada original del álbum se destaca por su diseño irregular, rompiendo el tradicional cuadrado que contenía a los discos de vinilo. La obra fue presentada en dos recitales que Spinetta realizó solo en el Teatro Astral, en octubre de ese mismo año. En esos recitales dio a conocer su Manifiesto titulado Rock: música dura, la suicidada por la sociedad, parafraseando -justamente-, uno de los libros de Artaud (Van Gogh, el suicidado por la sociedad) que inspiraron el álbum. En su Manifiesto Spinetta define lo que para él debe ser un artista de rock, absolutamente libre y liberado de todo condicionamiento, en especial del que establece el "negocio del rock" y la "profesionalidad".[63]

El tema "Cantata de puentes amarillos" fue incluido en la posición nº 16 entre las 100 mejores de la historia del rock argentino, en la encuesta realizada por el sitio rock.com.ar.[5] Las canciones "Bajan",[64] [65] [66] [67] [68] [69] "Por",[70] "Todas las hojas son del viento",[71] y "Cementerio Club",[72] también han sido destacadas entre las 10 mejores del músico.

1974-1976: Invisible y paternidad[editar]

Para fines de 1973 Spinetta estrenó nueva banda, Invisible, junto a Carlos Alberto "Machi" Rufino en bajo y Héctor "Pomo" Lorenzo en batería. La banda obtuvo un inmediato reconocimiento masivo. Con esta agrupación editaría tres discos hasta su disolución en 1976, dos de los cuales han sido incluidos en la lista de los 100 mejores álbumes del rock argentino elaborada por la Revista Rolling Stone.[2]

A principios de 1974 salió el primer simple llamado Estado de coma, que contenía las canciones "Elementales leches" («lo que está y no se usa nos fulminará») y "Estado de coma". La primera es una notable canción, para muchos entre las mejores de Spinetta, que estaría prohibida durante la dictadura instalada a partir de 1976.[73] [73]

Pocos meses después la banda lanzó su primer álbum: Invisible, con una obra de M.C. Escher como portada. La duración total es tan extensa que en realidad se trata de un álbum doble, de un LP de vinilo con seis temas, más un simple llamado La llave del Mandala que contenía dos temas más, “La llave del mandala“ y “Lo que nos ocupa es esa abuela, la conciencia que regula el mundo”. Spinetta ya muestra en este álbum la influencia poético-musical que tendría para él obras que se relacionaran con la búsqueda interior y las paradojas existenciales, como sucedería aquí con Jung, Escher y las culturas indígenas precolombinas, volcadas en estructuras musicales complejas y letras abiertas. El disco está considerado por la revista Rolling Stone, como el nº 65 entre los 100 mejores del rock argentino.[2]

"Meditación: recogiendo la luz", ilustración del libro chino El secreto de la flor de oro, sobre meditación taoísta, que inspiró a Spinetta al componer su álbum Durazno sangrando.

El segundo álbum de la banda fue Durazno sangrando, una obra conceptual, inspiradas en el tradicional libro chino El secreto de la flor de oro (Tai Yi Jin Hua Zong Zhi), obra taoísta sobre meditación atribuida a Lü Dongbin (siglo VIII), difundida en occidente gracias a la tradución al alemán realizada por Richard Wilhelm, en 1929, con aportes del psicoanalista Carl Jung. La complejidad temática y musical no impidió que de éste álbum surgiera una de las canciones emblemáticas de Spinetta, como es "Durazno sangrando", de donde toma su título el disco. Al comenzar 1976 Spinetta dedicaría uno de sus conciertos a los "marginados y alienados del mundo", una realidad y condición social que fue una constante en su obra:

Este concierto se lo dedicamos a todos los marginados y alienados del mundo, porque cada vez se comprueba más que, en el futuro, serán ellos los que van a regir la raza humana.

Luis Alberto Spinetta, Canal 11, 2 de enero de 1976.[74]

A mediados de 1976 la banda se transforma radicalmente, al incorporar un nuevo integrante, Tomás Gubitsch, y desarrollar un nuevo sonido basado en la fusión, sobre todo con el tango y con el jazz. Estas transformaciones llevaron a que las tensiones ya existentes en el seno de la banda llevaran a su separación a principios del año siguiente.

Coincidentemente, 1976 fue un año dramático para la Argentina, debido a que el 24 de marzo se produjo un golpe de estado mediante el cual se instaló una dictadura civico-militar que llevó adelante una represión de naturaleza genocida, cuyos rasgos más violentos fue la desparición de decenas de miles de personas y la apropiación de bebés.

Spinetta inicialmente estuvo a favor del golpe de estado y la instalación de la Junta militar, pero ese apoyo se transformó en rechazo y horror cuando empezó a darse cuenta de la política represiva y la desparación de personas.

- Pregunta: ¿Cómo repercutió en vos en ese momento el golpe de estado del '76?

Spinetta: Debo confesar que en un principio me alegré... ya no podía escuchar más gritar a Isabelita y López Rega (Nota del ed: Lopez Rega había renunciado un año atrás, luego de una movilización sindical). Sentía que estábamos en un oscurantismo espantoso. Pero claro me alegré solo por unos meses. Eso se disipó muy rápido cuando amigos míos empezaron a desaparecer.

Luis Alberto Spinetta[75]

En ese marco ingresa a la banda Tomás Gubitsch, en guitarra, y se produce el álbum El jardín de los presentes. Gubitsch era un guitarrista brillante de apenas 18 años, formado en el jazz, que venía de tocar tango de vanguardia con Rodolfo Mederos y que al año siguiente debió exiliarse en Europa perseguido por la dictadura.

Con este cambio, Spinetta volvió a la formación de dos guitarras, bajo y batería, como Almendra, y a un sonido de fusión con el tango y el jazz, que se dio en llamar tango rock, que se relacionaba también con experiencias musicales de vanguardia como las que llevaba adelante en ese momento Astor Piazzolla (Gubitsch se sumaría al Octeto de Piazzolla al año siguiente), y músicos como Daniel Binelli, Jorge Pinchevsky, Dino Saluzzi. Dentro del rock, Sui Generis había compuesto el tema "Tango en segunda" y Litto Nebbia también experimentaba con sonidos tangueros.[75]

Creo que todos estábamos un poco saturados del rock más tradicional y elemental.

Luis Alberto Spinetta[75]

El nuevo sonido de Invisible quedó registrado en su tercer y último disco: El jardín de los presentes. El álbum se transformaría en uno de los más destacados del rock argentino, el número 28 en la lista de Los Mejores Cien Álbumes del Rock Argentino de la revista Rolling Stone, que antes que éste incluye también otros cuatro álbumes de Spinetta (Artaud, Almendra I, Pescado 2 y Kamikaze).[2] Incluye el tema "El anillo del Capitán Beto", una de las máximas expresiones de su cancionero, incluida en la lista de las 100 mejores canciones del rock argentino (#52 para la revista Rolling Stone y #66 para la encuesta del sitio rock.com.ar).[5]

No hay duda que El jardín de los presentes marca uno de los puntos creativos más altos en la longeva trayectoria musical del compositor y guitarrista Luis Alberto Spinetta. La elegancia melódica, la melancolía desbordante, la fineza de los arreglos musicales y en definitiva, la belleza inexplicable e inmensa expresada en este álbum, no puede más que dejarnos mudos y atónitos. La sensibilidad de Spinetta aquí se nos devela como en ninguno de sus discos y su madurez como cantante, compositor, poeta e instrumentista llegan a un nivel simplemente sorprendente.

Héctor Aravena[76]

Si bien desde el punto de vista musical, el ingreso de Gubitsch fue decisivo para alcanzar el altísimo nivel artístico y la popularidad que la banda alcanzó en su último año,[77] desde el punto de vista personal, la presencia de un cuarto integrante terminó siendo el detonante de la ruptura del grupo.[78]

Invisible se separa a principios de 1977 cuando estaba en el pico de su popularidad. Antes de eso da dos recitales históricos, en agosto y en diciembre, en el estadio Luna Park, para presentar el álbum El jardín de los presentes, contando con Rodolfo Mederos en bandoneón, como invitado. Entre ambos reunió 25.000 personas, una convocatoria sorprendente para la época, que solo había podido lograr el dúo Sui Generis (Charly García y Nito Mestre) en su despedida del año anterior, en el mismo lugar.[78]

Después de Invisible, Spinetta volvió a convocar a "Pomo" Lorenzo y "Machi" Rufino para formar parte de la banda que lo acompañó en el álbum solista Mondo di cromo de 1983. En el mega recital Spinetta y las Bandas Eternas de 2009, Invisible volvió a reunirse para interpretar cinco temas.

Individualmente, Spinetta formaría Spinetta Jade en 1980 con Pomo Lorenzo en la batería. Con Machi Rufino, el Flaco mantuvo una prolongada relación musical y de amistad, que lo llevó a participar en varios de sus discos solistas, resultando así uno de los músicos que más acompañó a Spinetta. Rufino cuenta que años después le preguntó a Luis qué pensaba de Invisible y que éste contestó:

Mirá Machí, para mi Invisible es una joya que la guardo en un cofre de oro.

Luis Alberto Spinetta[79]

La separación de Invisible coincide con el nacimiento del primero de los cuatro hijos de Spinetta, Dante. El embarazo de su compañera Patricia había decidido a la pareja a contraer matrimonio el 16 de septiembre, mientras que el 9 de diciembre se produjo el nacimiento.

No, Iglesia no. Nos casamos por civil el 16 de septiembre de 1976. Ella ya estaba embarazada de seis meses de Dante (se ríe), y la boda fue una forma de asegurar la procedencia... o no sé qué. Son rituales frente a la ley. Digamos que fue una standarización para hacernos compatibles con las normas de la ciudad.

Luis Alberto Spinetta.[80]

La condición de padre de Spinetta y su relación con sus hijos, tendrá una profunda influencia en su vida y en su obra. En 1978 nacería Catarina, en 1980 Valentino y en 1991, Vera. Él mismo diría, reflexionando sobre esa etapa que se abría en su vida:

Esos son los cambios que te llevan a... ya con tres hijos, tan divinos, ya Luis (se convirtió) en un señor que componía música sin expectativas de éxito ni de ningún tipo de factor de esos, en el sentido de hacer una obra que verdaderamente me dejara conforme a mi y lo demás, forget it.

Luis Alberto Spinetta[81]

1977: Banda Spinetta[editar]

A pocos meses de la separación de Invisible, Spinetta sorprendió componiendo un nuevo álbum de estudio, A 18' del sol, el primero en el que se asume como solista y adopta su nombre para difundirlo.

El álbum surgió principalmente de la influencia que tuvo sobre Spinetta haber empezado a trabajar con Diego Rapoport, por mediación del ex Alma y Vida Gustavo Moretto. Rapoport le abre las puertas a las posibilidades musicales que ofrecía el jazz-pop de ese momento, sobre todo el que expresaba la Mahavishnu Orchestra de John McLaughlin.

Para interpretar A 18' del sol Spinetta organizó una banda con el propio Rapoport en teclados, Machi Rufino en el bajo (continuando la relación de Invisible) y Osvaldo Adrián López en batería. También contó con la participación de su hermano Gustavo y Marcelo Vidal en el tema "Viento del azur". Así comenzó lo que Spinetta llamaba su "proyecto jazzero",[82] y a formarse la banda con la que Spinetta tocó en esos años finales de la década de 1970, conocida con el nombre de "Banda Spinetta".

A 18' del sol pertenecen canciones como "Canción para los días de la vida", tema tomado de la ópera inédita de la época de Almendra y que ha sido considerado por el sitio rock.com.ar como la #68 entre las 100 mejores canciones del rock argentino-,[5] "Toda la vida tiene música hoy" y temas instrumentales como "Telgopor" y "A dieciocho minutos del sol".

El álbum no fue bien recibido por los fans (vinculados aún al sonido de Pescado Rabioso e Invisible) ni por la crítica, pero con el paso de los años y la revisión de la amplísima obra de Spinetta, A 18' del sol comenzó a ser considerado como uno de los grandes álbumes de "El Flaco". Para Spinetta "esa fue la mejor grabación que hice en mi vida".[74]

A partir de este momento, la "Banda Spinetta" se fue ampliando por la convocatoria a nuevos músicos para profundizar este período de orientación al jazz de Spinetta, como Leo Sujatovich (teclados), Gustavo Bazterrica (guitarra), Rinaldo Rafanelli (bajo), Bernardo Baraj (saxo), Gustavo Moretto (trompeta), Ricardo Sanz (bajo), Eduardo Zvetelman (teclados) y Luis Ceravolo (batería).

Spinetta ha relacionado este período jazzístico con el nacimiento de su hijo, Dante.

La ternura de mi hijo me permitió volverle a cantar a una flor... No existía en mis canciones anteriores algo así: el lirismo por el lirismo mismo".

Luis Alberto Spinetta[83]

A éste período pertenecen temas como "Covadonga", "Las alas del grillo", la extensa suite de más de veinte minutos "Tríptico del eterno verdor", "Estrella gris", "El turquito", "Bahiana split", "Tanino", "Los espacios amados", entre otros. Con sus variadas formaciones la "Banda Spinetta" llegó a diseñar un álbum que se iba a titular Los espacios amados, que no llegó a ser grabado.[84] Se conservan de todos modos grabaciones en vivo de aquellos recitales.

En 1979 el último remanente de la "Banda Spinetta" forma Experiencia Demente, una efímera agrupación que llegó a tocar en Mar del Plata en enero de 1979, formada por Spinetta y Gustavo Bazterrica (ex La Máquina de Hacer Pájaros), Luis Ceravolo en batería y Rinaldo Rafanelli (ex Sui Generis y Polifemo) en bajo. El recital incluyó material que luego sería incluido en Spinetta Jade. Los sonidos de Luis ya mutaban hacia otra parte y lo instrumental se iba extinguiendo en aras de un formato mas de canción que desarrollaría en Jade, aún con sonido cercano al jazz rock.[85]

También en este período Spinetta edita su primer y único libro Guitarra negra, publicado en 1978, por la editorial Ediciones Tres Tiempos. La portada es una foto fantasmagórica del rostro de Spinetta invertido sobre fondo negro. El libro está organizado en siete partes sin título y una octava parte titulada "Escorias diferenciales del alma de la letra poética", cada una de ellas con una serie de poemas. Como toda la poesía spinetteana, es surrealista, pero al mismo tiempo muestra una preocupación existencial. Ha tenido varias reediciones y ha sido siempre una obra muy buscada. Dedicado "A mis padres y a mis hijos", se inicia con una "advertencia":

Como nadie tiene conciencia del "control" de los manuscritos, y aún de existir dicha conciencia, ésta no intervendria en mi obra, sino como referencia simbólica a la licitud de la temática, propongo que se olvide cada palabra a medida que ella se lea.

L.A.S.

Spinetta había establecido una relación de mucha amistad con el tenista Guillermo Vilas, a quien había designado como padrino de su hijo Dante. En 1979, Vilas lo conectó con la industria discográfica estadounidense y lo llevó a firmar un contrato de edición mundial con el sello Columbia (CBS) para grabar en Estados Unidos con músicos estadounidenses de gran nivel. De esa experiencia estadounidense resultó su único álbum en inglés llamado Only love can sustain, su obra más controversial y la única en el que no fue su productor artístico,[86] que estuvo lejos de dejarlo satisfecho, pero que se inscribe en el "proyecto jazzero" que venía llevando adelante desde 1977.[82]

El disco incluye temas propios y ajenos y reconoce la impronta musical del pop-jazz de Gino Vannelli, quién participa incluso en el tema "Omens of love". Incluye también un poema de Vilas musicalizado por Spinetta ("Children of the bells").

Muy descontento con el resultado, Spinetta rescindió el contrato. Todo el proceso también produjo el distanciamiento afectivo con Guillermo Vilas, y a partir de ese momento dejaron de ser amigos.[87]

Estaba muy rayado con el resultado final, pero bueno... si existe Spinettalandia y sus amigos, el disco del caos, como contrapartida existe el otro "disco negro", el norteamericano, que es hiperorganizado. Son dos extremos.

Luis Alberto Spinetta[87]

Pero el viaje a Estados Unidos le permitió también a Spinetta ponerse en contacto con Edelmiro Molinari para decidir el regreso de Almendra.

1980: El regreso de Almendra[editar]

La idea de reunir a Almendra nunca había dejado de rondar a los miembros. De hecho, cada vez que Edelmiro Molinari volvía a la Argentina (estaba radicado en Estados Unidos), los cuatro se reunían a comer un asado y a zapar. En esas ocasiones la reunión de Almendra surgía invariablemente, pero por una razón u otra terminaban dejándolo de lado.

Hubo veces que nos juntábamos a cenar para hablar del tema y al rato lo descartábamos. Decíamos: "no tiene sentido, lo vamos a hacer culposamente y va a salir una cagada"

Rodolfo García[88]

Finalmente decidieron volver a reunir a Almendra con el fin de hacer solamente dos recitales en el Estadio Obras Sanitarias. Pero el éxito de la convocatoria los llevó a hacer seis recitales los días 7, 8 y 9 de diciembre de 1979 que reunieron a 31.000 personas,[89] una convocatoria inesperada para una banda que hacía una década que se había separado, y sobre todo durante la última dictadura militar, en la que la represión había llegado al extremo del genocidio, donde el rock y los jóvenes resultaban automáticamente sospechosos.[90]

Documentos secretos desclasificados en democracia, muestran la preocupación y el espionaje de la dictadura frente a la convocatoria juvenil de Almendra y el intentó evitar que esos recitales se realizaran.[91]

(Almendra) ejecuta el género musical denominado rock nacional y sus integrantes hacen alarde de su adicción a las drogas, circunstancia que incluso es insinuada en las letras de algunas canciones que interpretan, como así también el desenfreno sexual y la rebeldía ante nuestro sistema de vida tradicional.

Radiograma 12782/803 del Ministerio del Interior a los gobernadores (4 de diciembre de 1979)[91]

Luego de Obras tocaron en Rosario, Córdoba, Mendoza, y La Plata (donde se produjo una fuerte represión policial con casi 200 detenidos), Rosario y Punta del Este (Uruguay), para cerrar con un recital de "despedida" en el estadio mundialista de Mar del Plata ante 7.000 personas, pero el éxito masivo los llevó a mantener la formación. El regreso de Almendra abrió las puertas a recitales cada vez más masivos de rock durante la dictadura, que estallarían luego de la Guerra de Malvinas, en 1982.

En marzo de 1980 lanzan el album doble del recital en Obras, y a fin de ese año comienzan a grabar en Estados Unidos un disco de estudio que saldría a la venta en diciembre bajo el nombre de El valle interior. Los integrantes de Almendra en general han dicho que el álbum no tuvo el resultado y la repercusión que esperaban. Sin embargo el disco muestra el crecimiento y la madurez musical que habían tenido en una década. El álbum tiene además muy buenos temas, como "El fantasma de la buena suerte", uno de los favoritos de Spinetta,[92] "Amidama", "Miguelito, mi espíritu ha partido a tiempo" y "Buen día, día de sol", además de dos buenas canciones de Emilio del Guercio: "Las cosas para hacer" y "Cielo fuerte (amor guaraní)".

El disco fue presentado en una gira por 32 ciudades, la primera gran gira de una banda argentina, que comenzó en Obras los días 6 y 7 de diciembre y terminó el 15 de febrero de 1981 en el festival cordobés de la ciudad de La Falda. Luego de eso la banda se separó, nuevamente afectada por problemas personales, sobre todo entre Spinetta y Molinari.[89]

1980-1981: Spinetta Jade I[editar]

En 1980, en paralelo a la reunión de Almendra, forma Spinetta Jade. La banda buscó expresar la evolución de Spinetta en el estilo jazz rock, pero alejándose del predominio instrumental de la Banda Spinetta, incorporando canciones y elementos más pop.[82] [93] Tuvo diversas formaciones, en todas las cuales estuvieron el propio Spinetta y Pomo Lorenzo en batería. En uno de los teclados se sucedieron Juan del Barrio, Leo Sujatovich y el Mono Fontana. En el otro teclado se sucedieron Lito Vitale y Diego Rapoport, hasta que la banda dejó de tener dos teclados. En el bajo se sucedieron Pedro Aznar, Beto Satragni, Frank Ojstersek, César Franov y Paul Dourge. En la última formación se suma también Lito Epumer en guitarra.

En septiembre de 1980, Spinetta y Charly García realizaron un histórico recital conjunto en el Estadio Obras Sanitarias, con sus respectivas bandas Spinetta Jade y Seru Giran.[94]

En octubre Spinetta Jade lanza su primer álbum, Alma de diamante. El álbum fue compuesto bajo la inspiración poética de la obra del antropólogo Carlos Castaneda, relacionada con el chamanismo y tiene dos canciones, "Dale gracias" («recuerda que un guerrero no detiene jamás su marcha») y "Con la sombra de tu aliado (el aliado)" («en el desierto ves la verdad»), que se refieren a la obra del autor de Las enseñanzas de Don Juan.[95] El álbum incluye también el tema "Alma de diamante", una de las canciones más famosas de la banda y del propio cancionero spinetteano y "La diosa salvaje", nombre que le pondría años después, al estudio de grabación que instalaría en su casa, luego de enfrentarse a las grandes compañías discográficas.[96]

El segundo álbum de Spinetta Jade fue Los niños que escriben en el cielo (1981). La banda había cambiado en la formación y el sonido: entra Leo Sujatovich en teclados en reemplazo de Juan del Barrio y Frank Ojstersek en el bajo en lugar de Beto Satragni, a la vez que el sonido y las letras se orienta más hacia el pop, aunque continúan las atmósferas cuidadas y el uso de dos teclados y sintetizadores. A principios de 1982 Spinetta respondía de esta manera a la "prensa utilitarista" que criticada sus letras por ser "irreales frente a la realidad del mundo":

... y yo a todo eso les digo: Mongo y réquetemongo! Una letra como "Sexo" habla de algo muy real, o una crítica mordaz como la que figura en "El hombre dirigente". Tiene que existir una posibilidad de poder imaginar.

Luis Alberto Spinetta[97]

1982: Guerra de Malvinas y Kamikaze[editar]

Cementerio argentino en Puerto Darwin, Islas Malvinas. La Guerra de Malvinas (1982) tuvo un enorme impacto en Argentina. Una de sus consecuencias fue una explosión de popularidad del llamado "rock nacional". Spinetta participó de varias actuaciones públicas y lanzó durante la guerra el álbum Kamikaze.

El 2 de abril de 1982 la dictadura gobernante tomó la decisión de recuperar militarmente las Islas Malvinas, ocupadas militarmente por Gran Bretaña en 1833, en un momento que la militancia por la recuperación de la democracia comenzaba a adquirir proporciones masivas. El hecho tuvo un enorme y complejo impacto en Argentina, de aristas contradictorias. Por un lado llevó a la Guerra de Malvinas (que se extendió hasta el 14 de junio), con su secuela de jóvenes muertos y mutilados, improvisación y derrota. Por otro lado desarticuló completamente las alianzas y la ubicación cultural de Argentina en el mapa mundial, alejándola de Estados Unidos y Europa, y acercándola a América Latina y los países del sur, a la vez de llevar al colapso de la dictadura y abrir el camino a la recuperación de la democracia. En ese contexto, el "rock nacional" argentino, largamente reprimido y sospechado, tuvo una explosión de popularidad y difusión masiva por los medios de comunicación.

Spinetta se expresa con contundencia y aparece en primer plano durante la Guerra de Malvinas: lanza un álbum solista, Kamikaze -que había grabado antes del 2 de abril-, da un recital con Spinetta Jade en el Teatro Premier que cuenta con la participación de Pappo y participa del Festival de la Solidaridad Latinoamericana realizado en Obras Sanitarias ante 60.000 personas.[98] Su postura fue categóricamente contra la guerra y la muerte de personas:

No concibo la posibilidad de que los hombres se maten, ni por inmolación, ni para beneficio de la guerra, ni jugando a los dados o la ruleta rusa, ni en la calle, ni en los accidentes.

Luis Alberto Spinetta[99]

Pero al mismo tiempo, con su alegoría sobre los kamikazes japoneses y los temas "Aguila de trueno" I y II, dedicadas al lider indígena Túpac Amaru II, expresó la complejidad del momento y la necesidad de no degradar y deshonrar el sacrificio de los derrotados, en beneficio de los poderosos del mundo.[98]

Spinetta sintetizaba esta postura con un mensaje en el sobre interior del álbum:

Vivimos calificando entre los rubros de nuestra ignorancia. Es por eso que admiro profundamente la decisión de aquellos jóvenes kamikazes, al margen de la abominación de la guerra.

Luis Alberto Spinetta (sobre interno de Kamikaze)[100]

1983-1984: Spinetta Jade II[editar]

Mapa de la portada del álbum Bajo Belgrano (1983). Una alegoría sobre su barrio, la dictadura y la democracia reconquistada ese año.

En 1983 la banda, con nueva formación (Spinetta, Pomo, Sujatovich y César Franov en bajo), produce su tercer álbum, Bajo Belgrano, que sería considerado uno de los 100 mejores álbumes de la historia del rock argentino.[Nota 5] El disco fue publicado el 3 de diciembre, apenas una semana antes de que asumiera el gobierno democrático encabezado por el Presidente Raúl Alfonsín, poniendo fin al horror de los siete años de la última dictadura. El álbum refleja cabalmente ese momento, en su portada, sus letras y su música. Lleva como título el nombre de su barrio y tiene una portada que en el frente simboliza el amanecer que implicaba la nueva etapa democrática, mientras que la contratapa expresa la violencia y el terror de la dictadura, simbolizada en la erradicación de la villa del Bajo Belgrano en 1978,[101] y también, como él mismo señaló en el recital multitudinario realizado en enero siguiente, el Bajo Belgrano "o por ahí", quedó asociado al más tétrico de los centros clandestinos de detención, la ESMA, a apenas unas pocas cuadras de su casa.[102]

El disco incluye la canción "Maribel se durmió", incluida en la posición nº 79 entre las 100 mejores del rock argentino[Nota 6] y dedicada en el disco a las Madres de Plaza de Mayo, que desde entonces se convertiría en un símbolo del drama de los desaparecidos.[103] El álbum también incluye el tema "Resumen porteño", otro de los temas de Spinetta incluidos entre los mejores de la historia del rock argentino.[Nota 7] En Bajo Belgrano Spinetta deja atrás el sonido jazz que había abordado en 1976 para realizar una obra decididamente pop. Es un trabajo mucho más directo, con claras alusiones al momento histórico y político.

A fines de 1983, durante un recital transmitido por televisión en el programa Badía y Cia, conducido por Juan Alberto Badía, reitera la dedicatoria que hiciera años atrás, agregando a "los reprimidos", y se refiere a la esperanza que abre el fin de la dictadura:

Dedicar este pequeño encuentro sobre todo a los locos, a los alienados y a los reprimidos del mundo. Creo que todos, o casi todos diría, creo que tenemos una oportunidad para volver a ser una flor que brilla, a pesar de que podemos habernos envilecido con actitudes realmente indignas.

Luis Alberto Spinetta.[104]

La multitud convocada por Spinetta Jade en enero de 1984, en los recitales gratuitos en las Barrancas de Belgrano organizados por el nuevo gobierno democrático de la Ciudad de Buenos Aires, ha sido recordada como "la mejor postal de aquella primavera democrática".[105]

A fines de 1984 se edita el cuarto y último álbum, Madre en años luz de Spinetta Jade. La banda incursiona en el synth pop electro, que marcaría el inicio de una "etapa electrónica" que Spinetta explotaría hasta fines de los 80.

Después de este último trabajo, el Flaco disuelve el grupo por diferencias con los otros integrantes.

1985-1994: Solista en las décadas de los ochenta y noventa[editar]

Poster homenaje a Spinetta por parte de la ANSES, en ocasión de cumplirse el primer aniversario de su nacimiento (23/01/1950) luego de su muerte.

Para 1985, estaba previsto un disco a dúo con Charly García, pero sólo llegaron a registrar el tema «Rezo por vos», incluido en Privé el siguiente álbum de Luis Alberto, que incluye también «No seas fanática», con Raúl Porchetto.

El proyecto que sí se concretó fue «La la la» (1986), una placa con Fito Páez que despertó gran expectativa. Cortes como Instan-Taneas, Folis Verghet, Todos esos Años de Gente, sobresalieron. También se encuentra una versión del tango Gricel. Esta placa destaca tanto por su composición, como por sus armonías.

Tras dos años de silencio, Spinetta salió con Téster de violencia (1988). Spinetta dijo entonces:

Desde Durazno sangrando (el disco de Invisible de 1975) que no puedo conceptualizar varios temas y ponerlos todos al servicio de una misma temática, si bien cada álbum pareciera tener su unidad interna... La unidad de Téster... es el sentido de qué somos. Nuestro mismo organismo, nuestro cuerpo, es nuestra única forma de delirar o de poner los pies en la tierra.

Luis Alberto Spinetta[106]

El álbum fue el mejor del año, según el Sí del diario Clarín, y el tema «El mono tremendo» ganó en su rubro.

Editó luego «Don Lucero» (1989), también seleccionado como Mejor Disco, al igual que el tema «Fina ropa blanca».

En 1990, llegó el primer disco en vivo solista: Exactas, grabado en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Conformada la banda por L. A Spinetta, integrando a talentos de Javier Malosetti y Marcelo Novati. Además de otros grandes iconos que ya venían trabajando con el autor (Claudio Cardone, Jota Morelli, el Mono Fontana, etc.).

Luego de un período de pocas presentaciones, tocó en «Mi Buenos Aires Rock» festival organizado por la Municipalidad, que convocó a 150.000 personas en la avenida Nueve de Julio, en diciembre de 1990, junto a Charly García, Fabiana Cantilo y La Portuaria. y presentó temas de Piel de piel.

Por tercera vez en cuatro años, Spinetta compuso el mejor disco del año, Pelusón of milk (1991) y la mejor canción, «Seguir viviendo sin tu amor».

Este disco llevó mucho tiempo, porque hice todo solo. Hay algunas intervenciones de músicos de mi banda, pero lo hice casi todo yo. Pelusón se parece a Spinetta de entrecasa. [...] Hay canciones acústicas, las melodías son frescas, tiene una buena selección de material. [...] Como para que sea entendido.

Luis Alberto Spinetta[107]

1994-2000: Spinetta y los Socios del Desierto[editar]

En 1993, compuso la banda de sonido de la película Fuego gris, dirigida por Pablo César, para luego dedicarse a Spinetta y los Socios del Desierto, un trío integrado además por Daniel Tuerto Wirtz (batería) y Marcelo Torres (bajo). Al frente de esta agrupación realizó una minigira nacional y tocó en el teatro Opera, en el Mejor Show del Año, según las encuestas. En marzo de 1996 saldó lo que él mismo calificó de «una vieja deuda con el público»: tocar gratis y al aire libre, en los bosques de Palermo.

En 1997 se movilizó con los docentes en huelga hasta la Carpa Blanca que habían instalado frente al Congreso, donde cantó "Barro tal vez", cambiándole breve pero significativamente la letra («ya me estoy volviendo canción maestro tal vez») y se soliudarizó con el objetivo final de "una educación justa".[108]

Luego de varios años y peleas con las compañías discográficas, Spinetta editó un disco doble, titulado simplemente Spinetta y los Socios del Desierto, con los temas que ya había presentado en vivo. Con una gráfica excepcional, este CD alcanzó rápidamente el tope de los charts. Con este grupo editaría dos álbumes más: San Cristóforo en 1998 (en vivo) y Los ojos en 1999. Con estos músicos y otros invitados grabó también el álbum Estrelicia (MTV Unplugged) en 1997 repasando temas de toda su carrera.

2000-2009: Solista en el Siglo XXI[editar]

Spinetta en La Trastienda (Buenos Aires, 2007), con la última formación de su banda entre 2005-2011: Nerina Nicotra en bajo, Sergio Verdinelli en batería y Claudio Cardone en teclados.

Silver Sorgo (2001) significó el regreso de Spinetta al estudio, después de años de silencio y varias recopilaciones. Contiene 12 temas que comenzó a componer en 1998 (Cine de atrás). Este material fue presentado en vivo, a fin de año, y registrado en vivo para el disco Argentina Sorgo Films Presenta: Spinetta Obras (2002).

Con Para los árboles (2003), Spinetta vuelve utilizar como recurso la preponderancia de los teclados y los pasajes instrumentales y, a su vez, coquetea con lo electrónico, para homenajear a las bellezas de la Naturaleza más allá de la mirada humana.

A finales de 2004, lanzó Camalotus, un EP de cuatro temas, que fue presentado en un minirecital en la FM Rock & Pop (radio de Argentina). Está compuesto por tres creaciones inéditas ―«Cristantemo» (de la película Flores de septiembre), «Buenos Aires alma de piedra» y «Nelly, no me mientas»― y un remix de «Agua de la miseria», primer corte del álbum de 2003 Para los árboles, a cargo de Rafael Aracaute. A principios de 2005, salió una edición especial del mismo EP que viene con un DVD con los videoclips «Correr frente a ti», «El enemigo» y «Tonta luz», dirigidos por Eduardo Martí.

En julio de 2004 Nerina Nicotra reemplazó a Malosetti en el bajo,[109] y en mayo de 2005 ingresó Sergio Verdinelli,[110] para iniciar un reemplazo progresivo del baterista Daniel Wirtz ―quien se hallaba afectado por un cáncer que la causaría la muerte a comienzos de 2008―, quedando así conformada la última banda de Spinetta, junto a él mismo y Claudio Cardone en teclados.

En 2005, editó Pan, en el que resaltan especialmente los teclados, ejecutados por Claudio Cardone. La banda se completó con Nerina Nicotra y Sergio Verdinelli.

En 2008, lanzó Un mañana. La placa fue grabada junto a su banda actual y contó con la participación de los guitarristas Sartén Asaresi, Baltasar Comotto y Nicolás Ibarburu.[111]

Ese mismo año tocó por primera y única vez en México, en un local de Polanco, en el Distrito Federal.[112]

2009-2012: Últimos años[editar]

Conmovido por el accidente de tránsito fatal de los niños del Colegio Ecos, hacia 2006, el Flaco trató en sus últimas apariciones públicas de llevar mensajes de concienciación a la sociedad sobre la responsabilidad que los ciudadanos al conducir.[113]

El 23 de octubre de 2009 Spinetta apareció como invitado para el recital del regreso de Charly García (Recital que posteriormente pasaría a llamarse «Subacuático», ya que estuvo lloviendo durante casi todo el recital). Spinetta tocó junto a García el legendario tema Rezo por vos, compuesto por ambos para el proyecto Spinetta/García.

El 4 de diciembre de 2009 cierra el decenio con Spinetta y las Bandas Eternas, un gigantesco recital en el estadio Vélez Sarsfield de la Ciudad de Buenos Aires con una duración de más de cinco horas, en el que repasó toda su carrera acompañado de cada una de las bandas que lideró, además de contar con invitados como Fito Páez, Charly García, Ricardo Mollo, Juanse y Gustavo Cerati.

Beto Satragni, el 29 de diciembre escribió la siguiente carta abierta sobre el significado y las emociones que generó el concierto:

Hemos vivido quizás uno de los conciertos más impresionantes del rock argentino. Me siento muy conmovido de haber participado. La capacidad de trabajo de Luis en los ensayos previos, ensayos que empezaban a las dos de la tarde y terminaban a las diez, con un Spinetta cantando muchos de sus temas en la afinación original, algo imponente, casi sobrehumano, y un recital con muchos, creo casi 50 temas, temas de uno de los más grandes compositores de Sudamérica y el mundo me atrevería a decir. Un Spinetta que recordó a todo el mundo en su recital y que invitó a otros músicos a compartirlo con él. Una emoción constante que nos hizo llorar a muchos de los que hemos seguido de cerca sus bandas eternas... Grande Luigi! Admiradísmo hermano, Sos muy grande, agradezco haber pasado cerca de ti. Ahora… te encrustaste en mi vida con tu música y amistad para siempre. Te quiere y agradece eternamente, Hermano Beto.[114]

Pocos meses después fallecieron Beto Satragni -precisamente- y Diego Rapoport. El 4 de diciembre de 2010, a exactamente un año del histórico concierto, salió a la venta la grabación del mismo, Spinetta y las Bandas Eternas, que incluye el concierto casi en su totalidad, tanto en audio como en DVD, más un libro de fotografías y un DVD con imágenes de los ensayos para el evento.

En 2010, compuso una canción acústica para el álbum Canciones de cuna de la Casa de la Cultura de la Calle, con letra de Luciano Nieto. El álbum seria lanzado posteriormente en febrero de 2011. Esta canción destaca por ser la última canción compuesta por Spinetta.

El 11 de diciembre de 2010 participa en el histórico Festival El Abrazo 2010 realizado en Santiago de Chile y que congregó a varios de los más importantes exponentes de la historia del rock chileno y argentino.

El 2 de febrero de 2011 se presentó en el festival Cosquín Rock con una nueva alineación en su banda (volviendo a formarse un quinteto), que resultaría la última: se mantienen Claudio Cardone en teclados y Sergio Verdinelli en batería, y se incorporan de manera definitiva Baltasar Comotto en guitarra y el bajista Matías Mendez en reemplazo de Nerina Nicotra quien dejó definitivamente el grupo para dedicarse a su maternidad.[115] Esta formación había sido presentada anteriormente, pero en este recital se convirtió en definitiva.

Fallecimiento[editar]

Las cenizas de Spinetta fueron arrojadas al Río de la Plata, en la Costanera Norte del Bajo Belgrano, barrio en el que había nacido. Ese día, su hijo Dante invitó por Twitter a los admiradores de su padre a despedirse de él "al lado del paseo de la memoria, acá en Costanera... paz". Inmediatamente después pegó una foto similar a esta, diciendo: "Este es el lugar."[116]

El viernes 23 de diciembre 2011 el diario de espectáculos Muy, perteneciente al Grupo Clarín, a pesar de la reserva que habían pedido los familiares de Spinetta, publicó en tapa con título catástrofe "El flaco Spinetta está muy grave", informando que padecía de cáncer abdominal en estado avanzado.[117]

Empujado por la publicación de Muy, al día siguiente Spinetta, a través de la cuenta de Twitter de su hijo Dante, publicó el siguiente texto, informando que padecía cáncer de pulmón y cuestionando a "los buitres de turno":

El Dante
dantespinetta

Carta de mi Papá Luis Alberto

Mi nombre es Luis Alberto Spinetta. Tengo 61 años y soy músico. Desde el mes de Julio sé que tengo cáncer de pulmón. Estoy muy cuidado por una familia amorosa, por los amigos del alma, y por los mejores médicos que tenemos en el país. Ante el aluvión de información inexacta, quiero aclarar públicamente las condiciones de mi estado de salud. Me encuentro muy bien, en pleno tratamiento hacia una curación definitiva. Quiero agradecer a todos por la buena onda que he recibido, y pedirles que no paniqueen, y no tomen en cuenta las noticias que han generado los buitres de turno. No tengo ninguna red social, ni Twitter, ni Facebook, etc, por lo tanto todo lo que lean al respecto es falso. Pertenezco a Conduciendo a Conciencia, y les recuerdo que ahora en las fiestas, si van a conducir no deben beber. Gracias. Los quiero mucho. Felices Fiestas. Luis.[117]

El tratamiento en los medios de la enfermedad de Spinetta dio lugar a un fuerte debate público sobre la ética periodística y la violación del derecho a la intimidad.[118]

Luego de una operación de urgencia por divertículos en el estómago, permaneció internado durante enero de 2012. El debilitamiento resultado de la intervención, combinado con el desgaste físico provocado por el tratamiento contra el cáncer derivaron en su fallecimiento el 8 de febrero.[119]

Según fuentes del círculo íntimo de la familia, Spinetta murió en su casa, rodeado de sus cuatro hijos, quienes días el día 15 de febrero, publicaron en Twitter:

Este es el lugar, los que quieran traerle una flor y despedirse de nuestro papá, lo pueden hacer al lado del Paseo de la Memoria, acá en la Costanera... Paz.[120]

El mensaje fue acompañado por una foto del lugar y lleva la firma de los cuatro hijos, quienes arrojaron juntos sus cenizas al Río de la Plata, muy cerca de donde había nacido.[120] [121]

Spinetta fue desde muy joven un fumador compulsivo y la asociación del tabaquismo y el cáncer de pulmón que causó su muerte, también fue objeto de debate público.[122] [123]

Meses después, Javier Malosetti, ex bajista y amigo de "el flaco" compartió una foto, en la cuál se ve una lámina, en ella se puede observar la última poesía que escribió Luis Alberto, diciendo:

Nací, como nace un capullo, como nacemos todos
junto al amor de los míos, que me dieron el sentido y el cuidado
crecí día a día, como lo hemos hecho todos y al abrigo del hogar
fui empezando a entender, por momentos jugando
vi a las cosas perfectas, y el mundo, infinito
ahora comprendo que el infinito no ha cambiado
esta presente cuando miramos al cielo a los que amamos.

Luis Alberto Spinetta[124]

Música y poesía[editar]

Para Spinetta música y poesía estaban íntimamente vinculadas y componían las dos facetas de su personalidad. Su proceso creativo partía de la música para dirigirse luego hacía la letra. «Yo primero agarro la guitarra... Es una felicidad tener una canción que todavía no dice nada».[125]

Para él la música siempre estaba antes, pero cada tonada escondía una letra que debía ser encontrada.[125]

Uno tiene que descubrir el texto que está escondido en esa línea melódica, tiene que poder arrimar. Son esas palabras y no otras.

Luis Alberto Spinetta[125]

Pero por otra parte Spinetta tenía una faceta poética despojada de la música. Él mismo ha dicho que existen «cuadernos y cuadernos llenos de poesías» escritas por él.[125]

Spinetta también, llevaba una tácita enemistad con otros géneros musicales, entre sus declaraciones más antiguas esta la frase "El punk no tendría que estar aca", haciendo referencia a bandas argentinas de los 80, como "Violadores de la ley" y otros.

Concepción artística[editar]

Spinetta buscó desarrollar su obra sin caer en el "showbiz", la búsqueda del éxito y la "falsa idolatría" promovida por los medios de comunicación.[86]

Nunca le vendería mi música a Knorr Suiza para hacer una propaganda, ni a Quilmes, ni a nada. Yo no le quiero vender nada a la gente, ni mi música. ¿Encima les voy a vender una Coca-Cola? Yo adoro la Coca Cola, pero la Coca-Cola es para tomar, no para que yo la publicite.

Luis Alberto Spinetta, 2001[126]

Relación con Ricardo Jorge Mollo[editar]

En realidad Ricardo nunca escribió las canciones de Spinetta.

Nadie se lo esperaba pero yo no escribí ninguna de las canciones de luis.

Ricardo Jorge Mollo[127]

Aspectos de su personalidad[editar]

Una de las grandes pasiones de Spinetta era cocinar, que funcionaba en su vida como un mecanismo de equilibrio, de contrabalance de su actividad artística:

Pregunta: ¿Y qué hacés cuando no hacés nada?
Spinetta: Hago pan, hago pizza, preparo una comida tailandesa o mexicana… Me encanta cocinar, gran desenchufe. El intelecto está aplicado a un lugar tan diferente… Cocinar contrabalancea la angustia del que pronto se va a meter con algo arduo, porque recibe una voz desde adentro. Y entonces ahí ya no hay otra que tirarse sobre un papel, a sentar poesía, frases aisladas?... Hay que hacer pan y hay que hacer canciones. Porque si viviera todo el tiempo haciendo poesía, música, me consumiría.

Luis Alberto Spinetta[125]

Spinetta era un apasionado del fútbol e hincha del equipo River Plate y en algunas de sus canciones, como "El anillo del Capitán Beto" o "La bengala perdida", transmitió esa pasión. Disfrutaba del fútbol -y del deporte en general- como un arte sólo superable por él mismo tocando en un escenario:

(El fútbol) es un arte mayor. El murmullo del público, la cancha, la gente, la pelota, los jugadores, todo eso solamente es superado para mí por un escenario. El buen fútbol, el fútbol bien jugado, es un regocijo y representa una manera de expresarse, la armonía del cuerpo, la manera de encarar el espacio. Soy muy respetuoso de los jugadores que están ahí ganándose el pan en una cancha, por eso me hacen mal algunas actitudes, por ejemplo cuando la gente los insulta. Recuerdo que durante el Mundial del ’78 un espectador a mi lado lo insultaba a Luque. Y el pobre Luque estaba ahí matándose con un hermano muerto, el brazo y la nariz rota. Sentía una indignación que me dieron ganas de llorar, una indignación en el fondo de mi ser.
Pregunta: ¿Cuál es el gol del músico?
Que la gente disfrute un tema como un gol adentro del alma, que le llegue. Aunque creo que el del fútbol porque nadie puede llegar a su casa y decir: “Vieja, ¡qué bronca!, nos hicieron un gol sobre la hora”.

Luis Alberto Spinetta[128]

Valoración de álbumes y canciones[editar]

Álbumes[editar]

La Revista Rolling Stone en conjunto con la cadena MTV, realizaron en 2007 una encuesta entre músicos y periodistas especializados, con el fin de determinar los mejores 100 álbumes del rock argentino.[2] Nueve álbumes realizados por Spinetta fueron incluidos en la lista, entre ellos el mejor:

Álbum Banda Año Posición
1 Artaud Solista (como Pescado Rabioso) 1973 #1
2 Almendra I Almendra 1969 #6
3 Pescado 2 Pescado Rabioso 1973 #19
4 Kamikaze Solista 1982 #24
5 El jardín de los presentes Invisible 1976 #28
6 Almendra II Almendra 1970 #40
7 La la la Con Fito Páez 1986 #61
8 Invisible Invisible 1974 #65
9 Bajo Belgrano Spinetta Jade 1983 #69

Con posterioridad a la elaboración de la lista de la Revista Rolling Stone, Spinetta obtuvo en 2009 el Premio Gardel de Oro, por su álbum Un mañana.

Canciones[editar]

Para valorar las canciones del rock argentino se han realizado dos grandes sondeos, uno dirigido por la revista Rolling Stone y la cadena MTV y el otro por el sitio rock.com.ar.[5] Entre ambas listas se incluyen diez canciones de Spinetta, de las cuales cinco corresponden a la revista Rolling Stone (entre ellas la segunda mejor) y siete al sitio rock.com.ar (incluyendo la segunda mejor). Solo dos canciones se repiten en ambas listas, "Muchacha (ojos de papel)" y "El anillo del Capitán Beto".

Canción Álbum Año Banda Rolling Stone rock.com.ar
1 "Muchacha (ojos de papel)" Almendra I 1969 Almendra #2 #2
2 "Cantata de puentes amarillos" Artaud 1973 Solista (como Pescado Rabioso) #16
3 "Seguir viviendo sin tu amor" Pelusón of milk 1991 Solista #33
4 "El anillo del Capitán Beto" El jardín de los presentes 1976 Invisible #52 #66
5 "Rutas argentinas" Almendra II 1970 Almendra #52
6 "Me gusta ese tajo" Single 1973 Pescado Rabioso #57
7 "El monstruo de la laguna" Desatormentándonos 1972 Pescado Rabioso #61
8 "Canción para los días de la vida" A 18' del sol 1977 Solista #68
9 "Resumen porteño" Bajo Belgrano 1983 Spinetta Jade #70
10 "Maribel se durmió" Bajo Belgrano 1983 Spinetta Jade #79

Entre los temas de Spinetta, también se han realizado diferentes valoraciones para resltar las mejores.

  • La agencia Noticias Argentinas elaboró una lista ocho mejores canciones de Spinetta: 1) "Muchacha (Ojos de papel)", 2) "Bajan", 3) "El anillo del Capitán Beto", 4) "Seguir viviendo sin tu amor", 5) "Durazno sangrando", 6) "Ana no duerme", 7) "Fina ropa blanca", 8) "Todas las hojas son del viento".[132]
  • La agencia Info News elaboró una lista que denominó "sus 10 discos elementales": 1) "Seguir viviendo sin tu amor", 2) "Tema de Pototo", 3) "Alma de diamante", 4) "Bajan", 5) "El anillo del Capitán Beto", 6) "Los libros de la buena memoria", 7) "Credulidad", 8) "Muchacha (Ojos de papel)", 9) "Cementerio Club", 10) "Durazno sangrando".[133]
  • La revista mexicana Sin Embargo elaboró en 2013 una lista de diez canciones imprescindibles: 1) "Bajan", 2) "Cantata de puentes amarillos", 3) "Encadenado al ánima", 4) "Pleamar de águilas", 5) "Los libros de la buena memoria", 6) "Alma de diamante", 7) "Dale gracias", 8) "Barro tal vez", 9) "Tema de Pototo", 10) "A estos hombres tristes".[134]

Discografía[editar]

Álbumes de estudio solista[editar]

Filmografía[editar]

Año Título Tipo Información
1973 Rock hasta que se ponga el sol Documental Dirección: Aníbal Uset
1983 Buenos Aires Rock Documental Dirección: Héctor Olivera, Carlos Orgambide, Renata Schussheim
1986 Spinetta, el Video Documental Dirección: Pablo Perel
1987 Balada para un Kaiser Carabela Cortometraje Dirección: Fernando Spiner / Única aparición de Spinetta como actor
1993 Fuego Gris Largometraje Dirección: Pablo César / Banda sonora del film compuesta por Spinetta
1998 San Cristóforo DVD en vivo
2005 Camalotus DVD de videoclips Incluido en la edición especial del álbum homónimo
2008 Un mañana DVD de videoclips Incluido en la edición especial del álbum homónimo
2009 Mercedes Sosa, Cantora un viaje íntimo Documental Dirección: Rodrigo H. Vila
2010 Buen día, día Documental Dirección: Sergio Constantino, Eduardo Pinto
2010 Spinetta y las bandas eternas DVD en vivo Dirección: Pablo Mangone
2012 Pescado Rabioso, una utopía incurable Documental Dirección: Lidia Milani

Libros propios[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Su última vivienda estuvo ubicada en Iberá 5005. Allí Spinetta había instalado también su propio estudio de grabación, con entrada por Iberá 5009.
  2. El hecho solo es mencionado por el padre de Luis Alberto y recogido por Eduardo Berti, en su libro Spinetta: crónica e iluminaciones. Es posible que la actuación del joven Spinetta se realizara en el casting del programa, ya que el mismo trataba de una pandilla de niños, uno de los cuales era «El cantor». Ver el artículo «La pandilla del barrio en TV», artículo La Nación, 15 de marzo de 1964.
  3. En julio de 1985 Carlos Polimeni realizó una encuesta entre músicos de primer nivel, sobre el mejor álbum del rock argentino, que arrojó 35 votos para Almendra I y en segundo lugar Yendo de la cama al living de Charly García con 19 votos. Fuente: Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 20. .
  4. El tema figura como «Algo flota en la laguna» en el álbum original, pero luego se lo ha difundido con el título de «El monstruo de la laguna».
  5. Bajo Belgrano fue incluído en la posición #69 de la encuesta de los 100 Mejores Discos del Rock Nacional realizada por la revista Rolling Stone de Argentina.«100 Mejores Discos del Rock Nacional». Revista Rolling Stone (2007)..
  6. "Maribel se durmió" fue incluida incluida en la posición nº 79 en la Lista de las 100 Mejores Canciones del Rock Argentino realizada por la revista Rolling Stone y MTV en 2002.
  7. "Resumen porteño" fue incluida incluida en la posición nº 70 en la Lista de las 100 Mejores Canciones del Rock Argentino, realizada por el sitio rock.com.ar. «Las 100 de los 40». Rock.com.ar (2007).

Referencias[editar]

  1. Del Cielito Records Nuestros Artistas - Spinetta
  2. a b c d e f g «100 Mejores Discos del Rock Nacional». Revista Rolling Stone (2007).
  3. a b Guerrero, Gloria et. al. (marzo 2002). «Los 100 hits del rock argentino». Rolling Stone (Buenos Aires) (48). ISSN 03295656. 
  4. Rock en las Américas. «Las 120 mejores canciones del rock hispanoamericano». Rock en las Américas. Consultado el 8 de diciembre de 2007.
  5. a b c d e f «Las 100 de los 40». Rock.com.ar (2007).
  6. . Territorio Digital (17 de febrero de 2012). Consultado el 18 de febrero de 2012.
  7. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 15. .
  8. Coco (1 de octubre de 2006). «[fotolog.com.ar-18966338/ Foto de la casa natal de Spinetta]». Fotolog. Consultado el 11 de febrero de 2012.
  9. a b Medina, Walter (10 de febrero de 2012). «Barro tal vez». Rock.com.ar. Consultado el 11 de febrero de 2012.
  10. «En su casa de Villa Urquiza los fans lo despidieron en silencio». Clarín. Consultado el 18 de febrero de 2012.
  11. a b c d Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 10. .
  12. a b c d e f g Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 9. .
  13. Spinetta, Luis Alberto (2008). Un mañana. Buenos Aires: Universal. ; Ref audio: ROK-RAR-LASP-018.
  14. a b Perel, Pablo (1986). Spinetta El Video. Argentina: INCAA TV.  Parámetro desconocido |pagina= ignorado (se sugiere |página=) (ayuda)
  15. a b Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 12. .
  16. a b «El debut de Luis Alberto Spinetta», reportaje (1985) de Ronnie Arias a Spinetta publicado en la revista Venus-Arte, reproducido en 1992 por la revista Ahora, y reproducido parcialmente en 2000 por el sitio Rock.com.ar.
  17. a b Ronnie Arias (1985). «Luis Alberto Spinetta: negro». Reportaje a Spinetta publicado por la revista Venus-Arte, reproducido en 1992 por la revista Ahora, y reproducido parcialmente en 2000 por el sitio Rebelde.
  18. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 13. 
  19. a b c Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 13. 
  20. a b Dente, Miguel Ángel (2011). Ticher de luz: una guía spinetteana. Buenos Aires: Ediciones Disconario. 
  21. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 18. .
  22. Víctor Pintos y Guillermo Quintero (1984). «El mundo entre las manos (Reportaje a Luis lberto Spinetta». Página 12 (reproducción de una entrevista de 1984). Consultado el 20 de febrero de 2012.
  23. De Andrade, Rodrigo (10 de febrero de 2012). «Almendra: da genese o estudio». Os Armenios. Consultado el 25 de febrero de 2012.
  24. a b c d e Grinberg, Miguel (1977). «Spinetta habla de su carrera». Jardín de Gente. Consultado el 25 de febrero de 2012.
  25. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 14. .
  26. a b Larraquy, Marcelo (2002). «3». Galimberti. Buenos Aires: Aguilar.  Parámetro desconocido |otrosautores= ignorado (ayuda).
  27. a b Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 15. .
  28. Hoy ya no se puede/Tristeza por todas partes. Buenos Aires: RCA Victor (31Z-1425). 1969. 
  29. Nuestra juventud. Buenos Aires: RCA Victor (AVLE 3814). 1968. 
  30. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 16. .
  31. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 17-18. .
  32. Kleiman, Claudio (04-09-2004). «Página/12 presenta “Almendra en Obras” y un show de 1969 en el Teatro del Globo. Cuando toda la magia cabía en una almendra». Buenos Aires: Página/12. Consultado el 25 de febrero de 2012..
  33. García, Fernando (2006). «Para saber cómo era Almendra: los primeros simples». La Mano abril (25):  p. 32-33. 
  34. . Rock.com.ar. Consultado el 1 de marzo de 2012.
  35. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 19. .
  36. a b c Vitale, Cristina (25-06-2008). «Almendra explica Almendra: Esta noche en Elepé, un disco fundamental del rock argentino». Buenos Aires: P´gina/12. Consultado el 25 de febrero de 2012..
  37. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 20. 
  38. Cocaro, Gabriel Martín (14 de diciembre de 2009). «El origen de la nueva canción urbana». Buenos Aires: Revista Ñ (Clarín).
  39. a b c Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. pp. 28–29. 
  40. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 25-26. 
  41. a b c d e Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. pp. 30–31. 
  42. a b c d e f g Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 33-44. 
  43. «Las canciones que prohibió la dictadura». Clarín (4 de agosto de 2009). Consultado el 23 de septiembre de 2013.
  44. «La lista de cantantes y temas prohibidos por la dictadura». Diario Libre (2009). Consultado el 23 de septiembre de 2013.
  45. Pescado Rabioso (1985). «Desatormentándonos». Microfon Talent – SUPS-80306. Consultado el 23 de septiembre de 2013.
  46. Pescado Rabioso (1990). «Desatormentándonos». M&M – TC (40) 40093. Consultado el 23 de septiembre de 2013.
  47. Garrido Riquelme, Emilio. «Desatormentándonos». Rockaxis.
  48. Varios. «Desatormentándonos». Rate Your Music.
  49. a b c Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 41. 
  50. Hasta que se ponga el sol, Uset, Aníbal (1973). Hasta que se ponga el sol. Argentina: Aries. 
  51. Spinetta, Luis Alberto (1973). Cuadernillo de Pescado 2. Buenos Aires: Microfón. 
  52. Garrido Riquelme, Emilio. «Pescado 2». Rockaxis.
  53. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 34. 
  54. «Historia de Pescado Rabioso Cap. 4». Pescado Rabioso.
  55. Nomiesky, Alfredo. «Pescado Rabioso». Rebelde. Consultado el 26 de marzo de 2012.
  56. a b Cicco (29 de noviembre de 2009). «Todos estos años de gente» pág. 10. Crítica Digital. Consultado el 26 de marzo de 2012.
  57. Nomiesky, Alfredo. «Spinetta habla de Pescado Rabioso». Jardín de Gente. Consultado el 26 de marzo de 2012.
  58. «Público y privado: su vida afectiv». Buenos Aires: Clarín Espectáculos (9 de febrero de 2012). Consultado el 18 de febrero de 2012.
  59. «La pareja increíble». Buenos Aires: Revista Gente (21 de marzo de 1996). Consultado el 18 de febrero de 2012.
  60. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 45. 
  61. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 41-45. 
  62. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 44.  Fragmento de un reportaje publicado en El Periodista en 1986.
  63. Spinetta, Luis Alberto (1973).  Falta el |título= (ayuda) Transcripto en Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. pp. 42–44. 
  64. «Despedimos a Luis Alberto Spinetta con cinco de sus mejores canciones». Rolling Stone (ed. Argentina (9 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  65. «Despedimos a Luis Alberto Spinetta con cinco de sus mejores canciones». Rolling Stone (ed. Argentina (24 de enero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  66. «¿Te perdiste el homenaje a Spinetta? Bajate los mejores temas de un momento inolvidable en Mendoza». Diario Uno (24 de enero de 2013). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  67. «Las mejores canciones de Spinetta». Noticias Argentinas (8 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  68. «Los mejores temas del Flaco Spinetta». Info News (9 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  69. «DIEZ canciones imprescindibles del “Flaco” Luis Alberto Spinetta, a un año de su muerte». Info News (8 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  70. «Despedimos a Luis Alberto Spinetta con cinco de sus mejores canciones». Rolling Stone (ed. Argentina (24 de enero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  71. «Las mejores canciones de Spinetta». Noticias Argentinas (8 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  72. «Los mejores temas del Flaco Spinetta». Info News (9 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  73. a b Zariello, Martín (6 de mayo de 2008). «Una canción: Elementales leches». Il Corvino. Consultado el 11 de septiembre de 2013.
  74. a b Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 58. 
  75. a b c Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 55. 
  76. Aravena, Héctor. «Revisión de El jardín de los presentes - Invisible (1976)». Jardín de Gente.
  77. Vitale, Cristian (16 de agosto de 2005). «Entrevista a Tomás Gubitsch: los exilios del rock y el tango». Página/12. Consultado el 1 de septiembre de 2013.
  78. a b Berti, Eduardo (1988). Crónica e iluminaciones. Editora AC. p. 54. 
  79. «Recuerdos de la buena memoria: Carlos Machi Rufino: un testimonio de primera fuente sobre Luis Alberto Spinetta». Rockaxis (25 de julio de 2013). Consultado el 1 de septiembre de 2013.
  80. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 83. 
  81. «Entrevista a Spinetta (Programa Bla Bla Bla)» pág. min. 12:50-13:43. MTV (1997). Consultado el 21 de septiembre de 2013.
  82. a b c Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 63. 
  83. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 59. 
  84. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 60. 
  85. «Spinetta - Experiencia Demente». A Estos Hombres Tristes (6 de abril de 2009). Consultado el 2 de septiembre de 2013.
  86. a b «Entrevista a Spinetta (Programa Bla Bla Bla)» pág. 12:05. MTV (1997). Consultado el 21 de septiembre de 2013.
  87. a b Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 62. 
  88. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 63. 
  89. a b Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. pp. 63–69. 
  90. Rock nacional: crónicas de la resistencia juvenil. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina. 1985. 
  91. a b Cocaro, Gabriel Martín (14 de diciembre de 2009). «El origen de la nueva canción urbana». Revista Eñe (Clarín). Consultado el 3 de septiembre de 2013.
  92. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 69. 
  93. Pettinato, Roberto (Enero 1982). «Spinetta Jade». El Expreso Imaginario (66):  pp. 12-17. 
  94. Nieszawski, César (octubre 1980). «jade/seru giran. La respuesta: el evento local». El Expreso Imaginario (Buenos Aires) (51):  p. 29. 
  95. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 71-72. 
  96. Kleiman, Claudio (31 de mayo de 2003). «El artista más influyente de la historia del rock nacional». Página/12. Consultado el 7 de septiembre de 2013.
  97. Pettinato, Roberto (Enero 1982). «Jade: más allá de inventos y fórmulas». El Expreso Imaginario (Buenos Aires) (66):  pp. 12-17. 
  98. a b Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. pp. 75–77. 
  99. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 76. 
  100. Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. p. 77. 
  101. Blaustein, Eduardo (2001). «Prohibido vivir aquí. Una historia de los planes de erradicación de villas de la última dictadura (Parte 4 Exodo)». Comisión Municipal de la Vivienda. Consultado el 7 de septiembre de 2013.
  102. Durante el recital dado por Spinetta Jade en las Barrancas de Belgrano, en enero de 2004, Luis Alberto Spinetta dijo, antes de tocar "Bajo Belgrano", lo siguiente: "Verdaderamente creo que en el Bajo Belgrano o por ahí, así como ha habido grandes amores parece ser que cada vez más nos enteramos que también hubo enormes tragedias. No sé por qué se me ocurrió a mi hablar de esto que está tan ligado a mi infancia, pero de una cosa feliz. Y de golpe estamos muy cerca de esa zona. Tratemos de tirarle una donda cosa de que se levanten de abajo".
  103. Borja, Martín (25 de enero de 2009). «25 años de democracia: ¿Dónde está Maribel?». El Pasarero. Consultado el 10 de septiembre de 2013.
  104. «Recital de Spinetta Jade en Badía y Cia». Youtube (1983).
  105. Pérez, Martín (12 de febrero de 2012). «Los hijos de la lágrima». Página/12. Consultado el 6 de octubre de 2012.
  106. Gloria Guerrero: págs. 198-199.
  107. Revista Humor, n.º 302, noviembre de 1991.
  108. . YouTube (1997). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  109. Mariano del Mazo (29 de mayo de 2005). «El ángel de Spinetta». Clarín. Consultado el 16 de febrero de 2012.
  110. César Pradines (12 de mayo de 2005). «El jazz le abrió sus puertas a Spinetta». La Nación. Consultado el 16 de febrero de 2012.
  111. «Entrevista a Luis Alberto Spinetta sobre "Un mañana"». Cuál es? (2008). Consultado el 17 de septiembre de 2013.
  112. «Ximena Sarinana, la artista que trajo a Luis Alberto Spinetta a México». Planeta Ellas (9 de febrero de 2012). Consultado el 13 de septiembre de 2013.
  113. «Condena por la tragedia del Ecos», artículo en el diario La Nación (Buenos Aires).
  114. Satragni, Beto (29 de diciembre de 2009). «Recital del Gran Spinetta». Super Arte. Consultado el 11 de septiembre de 2013.
  115. Dibert, Patricia (21 de febrero de 2011). «Rosario escuchó la eterna música de Spinetta». El Ciudadano web. Consultado el 19 de febrero de 2012.
  116. «Acá están las cenizas de Spinetta». Diario Registrado (16 de febrero de 2012). Consultado el 9 de septiembre de 2013.
  117. a b «Spinetta: "Tengo cancer de pulmón"». El Ciudadano web (21-02-2011). Consultado el 19 de febrero de 2012.
  118. «Prensa amarilla: El Flaco Spinetta y las miserias de los "buitres" mediáticos». Diario Registrado (26 de diciembre de 2012). Consultado el 13 de septiembre de 2013.
  119. «Fallece a los 62 años Luis Alberto Spinetta»,
  120. a b «El Flaco ya descansa en la Costanera». La Razón (15 de febrero de 2012). Consultado el 27 de noviembre de 2013.
  121. «Paz». Página/12 (16 de febrero de 2012). Consultado el 27 de noviembre de 2013.
  122. «El cigarrillo sigue llevándose a los grandes de la música». Ministerio de Salud de la Nación.
  123. Gotlib, Marcela (9 de febrero de 2012). «Spinetta: "Tengo cancer de pulmón"». C5N (YouTube). Consultado el 13 de septiembre de 2013.
  124. Spinetta, Luis Alberto (12 de octubre de 2012). «Sin título». La Vereda de los Descalzos. Consultado el 26 de noviembre de 2013.
  125. a b c d e Bracelli, Rodolfo (22 de noviembre de 2008). . La Nación. Consultado el 02-03.2012.
  126. Mortati, Julieta (28 de febrero de 2012). «Rolling Stone marzo: Spinetta inédito». Rolling Stone (Ed. Argentina). Consultado el 21 de septiembre de 2013.
  127. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Ricardo
  128. Roncoli, Daniel (1989). «"El fútbol tiene música"». El Gráfico (nº 3619). Consultado el 15 de septiembre de 2013.
  129. «Despedimos a Luis Alberto Spinetta con cinco de sus mejores canciones». Rolling Stone (ed. Argentina (9 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  130. «Despedimos a Luis Alberto Spinetta con cinco de sus mejores canciones». Rolling Stone (ed. Argentina (24 de enero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  131. «¿Te perdiste el homenaje a Spinetta? Bajate los mejores temas de un momento inolvidable en Mendoza». Diario Uno (24 de enero de 2013). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  132. «Las mejores canciones de Spinetta». Noticias Argentinas (8 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  133. «Los mejores temas del Flaco Spinetta». Info News (9 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.
  134. «DIEZ canciones imprescindibles del “Flaco” Luis Alberto Spinetta, a un año de su muerte». Info News (8 de febrero de 2012). Consultado el 12 de septiembre de 2013.

1. Spinetta en canal (á)

Bibliografía[editar]

  • Berti, Eduardo (1988). Spinetta: crónica e iluminaciones. Buenos Aires: Editora AC. 
  • Dente, Miguel Ángel (2011). Ticher de luz: una guía spinetteana. Buenos Aires: Ediciones Disconario. 
  • Diez, Juan Carlos (2006). Martropía (Conversaciones con Spinetta). Buenos Aires: Aguilar. 
  • Marcucci, Carlos, Almendra, Caloi y otros (1971). Almendra. Buenos Aires: IM. 
  • Spinetta, Luis Alberto (1990). «El sonido primordial (conferencia)». Temakel. Consultado el 15 de septiembre de 2013.
  • Martí, Eduardo (curador) (2012). Spinetta: los libros de la buena memoria (folleto muestra). Buenos Aires: Biblioteca Nacional de la República Argentina. 

Enlaces externos[editar]

  • Braceli, Rodolfo (22 de noviembre de 2008). «Ser Spinetta (Entrevista)». La Nación. Consultado el 21 de septiembre de 2013.
  • Guerrero, Gloria (1 de julio de 2001). «Entrevista a Spinetta». Rolling Stone. Consultado el 17 de febrero de 2012.
  • Schanton, Pablo (07-2008). «Flaco». Rolling Stone. Consultado el 17 de febrero de 2012.