Lucio Tarquinio Colatino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lucius Tarquinius Ar. f. Ar. n. Collatinus
Tarquinius-Collatinus.jpg
Tarquinius Collatinus de Guillaume Rouillé en Promptuarii Iconum Insigniorum.

Cónsul de la República de Roma
509 a. C.-509 a. C.
Junto a Lucius Junius Brutus
Predecesor No existía el título
Sucesor Spurius Lucretius Tricipitinus
Publius Valerius Publicola

Datos personales
Nacimiento Desconocido
Antigua Roma
Fallecimiento Lanuvium, Roma
Cónyuge Lucrecia
Profesión Político
Ocupación político
[editar datos en Wikidata]

Lucio Tarquinio Colatino (en Latín Lucius Tarquinius Ar. f. Ar. n. Collatinus) fue uno de los primeros cónsules de la República romana en el año 509 a. C., junto con Lucius Junius Brutus. Los dos hombres eran los líderes de la revolución que derrocó a la monarquía romana; irónicamente Collatinus se vio obligado a renunciar a su cargo y exiliarse como consecuencia del odio que había ayudado a engendrar en las personas en contra de la antigua casa reinante.

Biografía[editar]

Collatinus era el hijo de Arruns Tarquinius, más conocido como Egerius, sobrino de Lucius Tarquinius Priscus, el quinto rey de Roma. A través de un accidente, Arruns había nacido en la pobreza, pero cuando su tío sometió a la ciudad latina de Collatia, fue puesto al mando de la guarnición romana allí. El apellido Collatinus se derivó de esta ciudad.

Collatinus se casó con Lucrecia, hija de Spurius Lucretius Tricipitinus. Según la leyenda, mientras Collatinus estaba lejos de casa, su primo, Sextus Tarquinius, hijo del rey, Lucius Tarquinius Superbus, fue a su casa por la noche. Obligó a Lucrecia, Sextus Tarquinius amenazó con matarla, junto con un esclavo, y decirle a su marido que la había sorprendido en el acto de adulterio con el esclavo, a menos que ella accediera a sus deseos. Después de su partida, Lucrecia envió a su esposo y padre, y un recuento de los acontecimientos a ellos. A pesar de sus súplicas y protestas de su inocencia, Lucrecia se clavó luego un puñal en el pecho en expiación de su vergüenza.

Revolución[editar]

Enfurecido por el acto de su primo, Collatinus y su suegro dieron la noticia del crimen al pueblo. Fueron apoyados por Brutus, el sobrino del rey, y por los demás que habían sufrido diversas crueldades a manos del rey y de sus hijos. Mientras el rey estaba ausente en una campaña, los conspiradores cerraron las puertas de Roma y establecieron un gobierno republicano, encabezado por dos cónsules, considerando que un hombre no debía ser el único amo de Roma. Brutus y Collatinus fueron los primeros cónsules, y se dedicaron a la defensa de la ciudad.

El dominio de Colatino fue efímero; aunque él mismo había sufrido a manos del rey y había traído el inicio de la República, pronto fue rechazado por aquellos que no querían ver a ninguno de los Tarquinos ostentando el poder en Roma. Colatino se quedó estupefacto cuando Bruto, su colega y primo, hizo un llamamiento a su renuncia, pero resistió hasta que su suegro, Lucrecio, sumó su voz a la de los demás. Ante el temor de lo que le pudiera pasar si se negaba a la demanda popular, Colatino renunció al consulado y se exilió en Lanuvium.

Bruto, quien como sobrino del rey estaba aún más cerca de la casa real, se salvó de la misma indignidad, como parte de la gens Junia; pero ese mismo año murió en batalla luchando contra las fuerzas comandadas por el depuesto rey. Publius Valerius Publicola fue nombrado cónsul suffectus en el lugar de Colatino junto al anciano Spurius Lucretius Tricipitinus en lugar de Bruto; pero murió poco después, y Marcus Horatius Pulvillus se convirtió en cónsul en su lugar, siendo el quinto y último cónsul del primer año de la República.

Fuentes[editar]

de Off. III 10

as quoted in Smith's Dictionary of Greek and Roman Antiquities (1870).[1]

Enlaces externos[editar]

Precedido por:
No existía el título
Cónsul de la República Romana junto con
Lucius Junius Brutus

509 a. C.
Sucedido por:
Lucius Junius Brutus y Publius Valerius Publicola

Véase también[editar]