Lucía Hiriart de Pinochet

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Lucía Hiriart Rodríguez
Lucía Hiriart.JPG
Lucía Hiriart en septiembre de 2007.

Coat of arms of Chile (c).svg
Primera Dama de la Nación
Cargo protocolar
17 de diciembre de 1974-11 de marzo de 1990
Presidente Augusto Pinochet Ugarte
Predecesor Hortensia Bussi Soto
Sucesor Leonor Oryarzún Ivanovic

Datos personales
Nacimiento 10 de diciembre de 1922 (92 años)
Bandera de Chile Antofagasta, Chile
Padres Osvaldo Hiriart Corvalán
Lucía Rodríguez Auda
Cónyuge Augusto Pinochet Ugarte
Hijos Inés Lucía, Jacqueline Marie, María Verónica, Augusto Osvaldo y Marco Antonio
Religión Católica
Residencia Bandera de Chile La Dehesa, Chile
[editar datos en Wikidata ]

María Lucía Hiriart Rodríguez, más conocida como Lucía Hiriart de Pinochet (n. Antofagasta, 10 de diciembre de 1922), es conocida por ser la viuda del general (r) Augusto Pinochet Ugarte. Ostentó el cargo protocolar de primera dama de Chile durante la dictadura militar liderada por su marido.

Biografía[editar]

Vida temprana y familia[editar]

Nacida en el seno de una familia acomodada de origen vasco-francés. Hija mayor de Osvaldo Hiriart Corvalán, abogado y político radical que fue senador y ministro del Interior, además fue fiscal de la CORFO y más tarde sería director de Endesa. La madre de Lucía fue Lucía Rodríguez Auda quien era hija de un rico abogado. Fue también la primera mujer que tuvo y condujo un auto en Antofagasta.

Entre sus ancestros se cuenta el abogado masón francés Dominique Garat Hiriart, quien tras la Revolución Francesa fue elegido diputado en los Estados Generales y llegó a ser secretario de la Asamblea Nacional Constituyente entre 1790 y 1791.

Su bisabuelo fue el francés Pierre Fabien Hiriart Etchecoin, originario de los Pirineos Atlánticos, arribó a Chile en 1860. El abuelo de Lucía, Luciano Hiriart Azócar, combatió en la Guerra del Pacífico y fue alcalde de Talca. Este contexto familiar contribuyó a que la futura esposa de Pinochet desarrollara desde muy niña un alto concepto de sí misma.[1]

Cuando tenía 10 años, la familia se trasladó a Santiago. Realizó sus estudios en el liceo de San Bernardo, donde fue elegida reina de belleza. Luego cursó estudios relacionados con educación parvularia y administración de empresas.

Matrimonio e hijos[editar]

Contrajo matrimonio con el entonces teniente Augusto Pinochet el 30 de enero de 1943. El padre de Lucía se opuso al inicio al matrimonio ya que consideraba que los novios pertenecían a diferentes clases sociales. Osvaldo Hiriart pensaba que Pinochet no podría mantener el estilo de vida al cual Lucía estaba acostumbrada y sobre todo, porque la profesión militar no estaba muy bien considerada en esa época. Al final se impuso la voluntad de Lucía y la boda se celebró con lujo, teniendo entre los invitados al entonces presidente de la nación Juan Antonio Ríos y su esposa, quienes eran amigos de la familia Hiriart. Augusto y Lucía tuvieron cinco hijos; tres mujeres y dos hombres: Inés Lucía, Augusto Osvaldo, María Verónica, Marco Antonio y Jacqueline Marie.

Por un tiempo la pareja vivió fuera de Chile, en Quito junto a sus tres hijos mayores, donde Pinochet integró el equipo fundador de la Academia de Guerra de Ecuador, lo cual permitía que Lucía frecuentara los círculos diplomáticos y de la alta sociedad ecuatoriana.

Vida pública[editar]

Lucía Hiriart junto a Augusto Pinochet.

Rol en el golpe de Estado[editar]

Famosa por ser una mujer fuerte y dominante, confidente y mano derecha del general, Hiriart habría sido, en palabras del propio Pinochet, una de las personas que más influyeron en su decisión de liderar el golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Pinochet había decidido que el día del golpe, su esposa y sus hijos menores debían estar lejos de Santiago. A una hora no determinada del lunes 10 de septiembre, Lucía y sus hijos adolescentes Marco Antonio y Jacqueline Marie llegaron a la Escuela de Alta Montaña, en Río Blanco, Los Andes, recinto militar comandado por el coronel Renato Cantuarias Grandón. Si el golpe fracasaba Lucía y sus dos hijos cruzarían la frontera hasta estar seguros en Argentina.[2]

Primera dama del régimen militar[editar]

Hiriart junto a Pinochet y niños (presumiblemente sus nietos), en una propaganda de 1988.

Es considerada como una de las asesoras más cercanas que tuvo Augusto Pinochet durante los 17 años de la dictadura militar. Siempre se discutió que tanto poder tuvo sobre las decisiones en el gobierno. Hay episodios políticos en los que ella influyó, como la destitución del canciller Hernán Cubillos tras el frustrado viaje de Pinochet a Filipinas, o la prolongación del general Manuel Contreras en su puesto como director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).[3]

Debido a que existía un cierto aislamiento político internacional hacia el gobierno militar, Lucía y Pinochet viajaron poco de manera oficial al extranjero. Sin embargo Lucía Hiriart viajó frecuentemente fuera de Chile en secreto.[4]

Mientras la Junta de Gobierno tuvo su sede en el Edificio Diego Portales (de 1973 a 1981), Hiriart estuvo instalada en el piso 17 asesorada por una veintena de personas.[5] Durante este período, ella se destacó por una fuerte defensa de lo realizado por el régimen, y por liderar la construcción de centros de ayuda a las personas de más bajos ingresos. La institución insigne de esta labor social fue CEMA Chile, organismo que sigue presidiendo en la actualidad.[6]

Después del régimen militar[editar]

Lucía Hiriart junto a sus nietos en el funeral de Augusto Pinochet, en 2006.

En 2005, el Servicio de Impuestos Internos se querelló en su contra acusándola de complicidad en el delito de evasión tributaria (por un monto de unos 2,35 millones de dólares estadounidenses) en el marco del Caso Riggs, siendo procesada judicialmente por dicha causa. Estuvo en prisión preventiva durante un día. Finalmente, los tribunales revocaron los procesamientos contra Lucía Hiriart en enero de 2007.

El 4 de octubre de 2007, el ministro en visita Carlos Cerda dictó su encausamiento y arresto, junto a sus cinco hijos y otras 17 personas, por el delito de malversación de fondos públicos. El mismo día fue ingresada en ambulancia en el Hospital Militar de Santiago. El 6 de octubre de ese año obtuvo la libertad bajo fianza, y el 26 de octubre el proceso en su contra fue anulado por la Corte de Apelaciones de Santiago por estimarse que hubo violación de sus garantías individuales.[7]

En una de sus últimas apariciones públicas se le vio en el funeral de su amiga, la ex primera dama de Chile, Rosa Markmann, quien brindó su apoyo absoluto a Pinochet y a su gobierno desde el principio. También en diciembre de 2011 participó en una misa en memoria de Augusto Pinochet tras cinco años de su fallecimiento, que se ofició en la capilla levantada en la Hacienda Los Boldos, en la localidad de Bucalemu, donde Pinochet tenía su residencia de descanso.[8]

Personalidad y excentricidades[editar]

Hiriart junto a su marido en un acto oficial.

Durante los años como primera dama, los detractores de su marido la acusaban de ser una mujer frívola, ya que fue conocida por su debilidad por los sombreros y trajes Chanel o Christian Dior. Era ampliamente conocido por el pueblo que Lucía poseía una numerosa colección de abrigos de piel. Además compró calzado europeo y llegó a tener miles de zapatos, cosa que era de conocimiento público. Compraba joyas en las famosas joyerías chilenas de Casa Barros y Joyería Ibáñez. Tenía peluquero, maquillador y fotógrafo personal. Cuando vestía moda nacional, escogía la tienda de José Cardoch o a la diseñadora Laura Rivas, única representante de la casa Nina Ricci en Chile. Las secretarias de la primera dama llamaban a las boutiques más exclusivas preguntando si "había algo para la señora Lucía". Si era invierno había que ofrecerle la ropa de la mejor lana y las pieles más finas del mundo y en verano lino o batista. También encargó vestidos de alta costura en las principales ciudades de moda en Europa y fueron enviados mediante valijas diplomáticas desde las distintas embajadas chilenas de los países de origen. Se sabía que antes de llegar al poder tenía una mediana colección de joyas, pero durante los años del gobierno de su marido, esa colección aumentó considerablemente. Además refinó sus costumbres y se convirtió en fanática de "la hora del té".[9]

La prensa opositora seguiría atacando a la señora Pinochet a lo largo de los años por sus costosos gustos. La extravagancia de Lucía Hiriart continuó con las decoraciones de sus casas y haciendas. Primero en la mansión de la calle Presidente Errázuriz donde residía con su marido desde que éste llegó a ocupar la jefatura del ejército. Por orden de la primera dama la casa fue remodelada por completo dándole un estilo de casa francesa. Posteriormente, en 1984 Pinochet y Lucía dieron orden de iniciar la construcción de su nueva casa en la zona de Lo Curro, para que ahí se instalara la nueva residencia de los presidentes de la nación. Se compró un terreno de 80 mil metros cuadrados que costó un millón de dólares de la época, donde se levantó una vivienda de seis mil metros cuadrados. Lucía Hiriart dejó un sello inconfundible en la mansión. Por recomendaciones de ella los pisos de mármol italiano y español fueron cambiados un par de veces, ya que no encontraba el color de su preferencia, así como los cristales de las ventanas que fueron importados de Bélgica. Se construyó un cine, saunas, gimnasio, piscinas, túneles, refugio antiaéreo e incluso una clínica equipada. La construcción de la ostentosa casa tuvo un costo aproximado a los veinte millones de dólares y fue tal el escándalo que Pinochet decidió traspasar la residencia al ejército en donde en la actualidad se encuentra el Club Militar. Lucía Hiriart terminó construyendo su residencia en la exclusiva Calle Los Flamencos, de La Dehesa.[10]

La familia además adquirió otros bienes a lo largo de Chile. Una de las tantas propiedades que Pinochet compró fue una parcela de siete hectáreas en el Melocotón, donde construyeron un chalet de 606 metros cuadrados. Sin embargo, no fue sencilla la construcción de la casa de descanso, ya que se presentaron nuevamente los particulares caprichos de Lucía, que llegó incluso a solicitar que la casa se levantara en un sitio diferente al señalado en los planos y estudios de la oficina de arquitectura y construcción encargada de la obra. Lucía Hiriart logró más adelante, en plena etapa de construcción, detener en varias oportunidades la obra, deshacer lo avanzado y reconstruir de acuerdo a sus impulsos de última hora.[11]

Referencias[editar]

  1. La dictadora, Revista Proceso http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:ANYztnwQz-YJ:www.proceso.com.mx/%3Fp%3D359304+&cd=2&hl=en&ct=clnk
  2. "LOS ZARPAZOS DEL PUMA"-PATRICIA VERDUGO http://www.archivochile.com/carril_c/cc2012/cc2012-067.pdf
  3. de Martini, Isabel (13 de agosto de 2005). «James Whelan: "Lucía Hiriart tuvo menos poder del que se piensa"». Qué Pasa. Consultado el 15-08-2008.
  4. El audaz y secreto viaje de Pinochet a Bolivia en 1988, Reportajes de El Mercurio, domingo 24 de diciembre de 2006
  5. Farfán, Claudia (6 de diciembre de 2008). «"Nunca he sido tan mandona como dicen"». Qué Pasa. Consultado el 07-12-2008.
  6. Muestra Anual de Centros de Madres de Cema Chile . Puente Alto al día, noviembre de 2008.URL accedida el 08-12-2008
  7. Muñoz, David (26 de octubre de 2007). «Corte anula procesos contra viuda y cuatro hijos de Augusto Pinochet». EMOL. Consultado el 26-10-2007.
  8. «Asisten unas 200 personas a misa por Pinochet en Chile». AOL Noticias (11 de diciembre de 2011). Consultado el 20-02-2012.
  9. «El pedregoso futuro de Lucia Hiriart». La Nación (17 de diciembre de 2006). Consultado el 20-02-2012.
  10. Pinochet S.A: La base de la fortuna - Ozren Agnic Krstulovic
  11. Pinochet S.A: La base de la fortuna - Ozren Agnic Krstulovic

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Hortensia Bussi Soto
Coat of arms of Chile (c).svg
Primera Dama de la Nación
Cargo protocolar

17 de diciembre de 1974 - 11 de marzo de 1990
Sucesor:
Leonor Oyarzún Ivanovic