Los tigres de Mompracem

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los tigres de Mompracem, también conocida como Sandokán o El Tigre de Malasia, es el segundo tomo de la saga Piratas del sudeste asiático, compuesta por once libros y escrita por Emilio Salgari. Esta saga tiene como principal protagonista a Sandokán, fielmente acompañado por Yáñez, Tremal-Naik y Kammamuri. Los once libros son estos:

Curiosamente, Sandokán no aparece en Los misterios de la jungla negra, siendo Tremal-Naik y Kammamuri los principales protagonistas de esta novela. Sandokán aparece por primera vez en Los tigres de Mompracem acompañado por Yáñez. Los cuatro personajes se encuentran en Los piratas de Malasia.

Esta aparente contradicción desaparece si se tiene en cuenta que las novelas de esta serie fueron publicadas por entregas en revistas antes de ser publicadas en forma de libro[1]. Si se tiene esto en cuenta, el orden real de su publicación es:

Introducción[editar]

Sandokán, un joven príncipe malayo, subió al trono de Mulder, en la isla asiática de Borneo, cuando apenas tenía veinte años. Pronto comenzó a hacerse fuerte y a conquistar los reinos cercanos. Entonces, viendo amenazado su poder, los hombres blancos, principalmente ingleses y holandeses, se aliaron con el sultán de Varauni para derrotarlo. Las traiciones se sucedían y pronto se asesinó a toda la familia del joven soberano. Sandokán resistió todo lo que pudo, pero acabó siendo vencido por sus enemigos. Entonces, se dedicó a piratear por Borneo al mando de un puñado de valientes que no le habían abandonado. Era perseguido, y, con el paso de los años, se embarcó con sus "cachorros", como él cariñosamente les llamaba, hasta Mompracem, isla que convirtió en su hogar y que pronto se convertiría en el terror del mar de Malasia.

Pasan los años, y cuando suceden las aventuras relatadas en "Los tigres de Mompracem", Sandokán dirige a sus cachorros contra los ingleses, felizmente aconsejado y seguido por su gran amigo, el portugués Yáñez.

Argumento[editar]

El libro comienza con Sandokán esperando en su cabaña el regreso a Mompracem de Yáñez, que está en Labuán. Cuando este regresa, le habla a Sandokán de una joven de infinita belleza, la Perla de Labuán. Sandokán expresa su deseo de marchar a Labuán para verla, y parte a la mañana siguiente con unos cuantos piratas, permaneciendo Yáñez en Mompracem. Cuando llegan, se encuentran con un crucero, contra el que luchan, resultando Sandokán herido de gravedad y el único superviviente (o al menos eso cree él) de tan trágica expedición. Al cabo de unas horas, consigue ganar tierra firme y finalmente pierde el conocimiento a causa de su herida.

Cuando despierta se encuentra en casa de lord James Guillonk, enemigo suyo a muerte, y tío y tutor legal de la joven y bellísima lady Mariana Guillonk, que resulta ser la Perla de Labuán. Sandokán se hace pasar por un príncipe malayo, ya que está en casa de uno de sus peores enemigos. El amor entre la jovencita y Sandokán surge inmediatamente, y en cuanto éste se recupera le declara su amor. Ella acepta de inmediato, y Sandokán se ve en la tesitura de tener que escoger entre casarse con su amada e irse a vivir lejos, o volver a su Mompracem con Yáñez y sus cachorros. Pero el baronet William Rosenthal, también enamorado de Lady Mariana, decide por él, ya que descubre su verdadera identidad y se lo hace saber a lord James. Le tienden una emboscada y Sandokán debe huir a Mompracem, no sin llevarse consigo el juramento de amor eterno de la joven Lady Mariana

En el camino se encuentra a Giro-Batol, uno de sus más fieles cachorros que milagrosamente había sobrevivido a la batalla contra el crucero, quien le ayuda a llegar a Mompracem valiéndose de una simple canoa. Cuando llegan, Sandokán, después de hablar con Yáñez, decide volver a Labuán para raptar a Lady Mariana acompañado de este y de muchos otros cachorros. En el camino les sorprende una tempestad, en la que se pierden dos naves de las tres que participaban en la expedición. Después de muchas aventuras logran rescatarla, dejando vivo al lord por voluntad de Mariana, aun sabiendo que en cualquier momento puede atacar Mompracem para recuperar a su sobrina y vengarse. Efectivamente, ese momento no tarda en llegar, y, aunque en un principio logran huir, viendo que cualquier posibilidad de victoria es irrisoria, más tarde son capturados por una corbeta, matando al baronet Rosenthal a cambio. De todas maneras, Yáñez y su prao, con las riquezas de Sandokán, logra escapar, y este, atrapado a bordo de la corbeta junto con Juioko, otro de sus cachorros, desespera pensando en cómo huir y rescatar a Mariana, también a bordo. Cuando al fin logra escapar, junto con Juioko, se encuentra con el prao de Yáñez y otros dos más, los dos que se creían perdidos durante la tempestad que les sorprendió camino a Labuán. Todos juntos logran al fin rescatar a Mariana, a punto de encontrarse con el lord para marchar a Borneo, y, lamentablemente Sandokan muere.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Información extraída de Emilio Salgari: la vita e le opere, incluido como introducción en Gli ultimi Filibusteri, Biblioteca Economica Newton, 1996.

Enlaces externos[editar]