Los siete locos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los siete locos
de Roberto Arlt
Género Narrativo
Tipo de publicación Libro
Editorial Editorial Latina[1]
Ciudad Buenos Aires[1]
País Bandera de Argentina Argentina
Fecha de publicación 1929[1]
Formato Papel
Novelas de Roberto Arlt
El juguete rabioso Los siete locos Los lanzallamas
[editar datos en Wikidata ]

Los siete locos es una novela del escritor argentino Roberto Arlt editada en el mes de octubre de 1929. En la misma se desarrollan algunos de los problemas planteados por el existencialismo filosófico. Las cuestiones morales, la soledad, la angustia ante el sin sentido de la vida y la desolación de la muerte son temas recurrentes en la arquitectura metafísica de sus protagonistas. Es una obra de lúcida crítica social a la Argentina de los años 30. Los siete locos culmina con Los lanzallamas, novela que Arlt editaría en 1931.

Argumento[editar]

El protagonista, Remo Augusto Erdosain, desesperado ante la falta de dinero y perspectivas se une a una sociedad secreta que pretende trocar el orden social imperante a través de una cruel y terrible revolución social ideada por uno de los personajes más potentes creados alguna vez por la literatura argentina: El Astrólogo. Tal revuelta sería financiada por una red de burdeles distribuidos por toda la Argentina bajo la administración de el Rufián Melancólico.

Erdosain, es metafísico hasta la médula, es también un inventor fracasado obsesionado por su “Rosa de Cobre”, proyecto que nos informa tímidamente a través de los capítulos de la obra pero que, víctima de una perdurable abulia, jamás puede concretar. Es, a todas luces, un invento estéril (casi poético), carente de cualquier utilidad que no sea una dudosa estética; no obstante Arlt parece utilizarla en Erdosain como último resabio de esperanza ante el vacío, la inutilidad de la vida y el desamparo que su protagonista siente de continuo. En términos generales, el sinsentido del mundo tal como está organizado, tiñe la percepción y conciencia que cada uno de sus personajes se hacen de él, llevándolos a extremos delirantes y temibles.

En Los Siete Locos abundan los monólogos interiores que conllevan a sus protagonistas a reflexiones disparatadas y lúcidas por igual, en donde se plantea la locura absoluta de la sociedad, la crueldad del capitalismo, la frialdad de la industria y sus máquinas tecnológicas, contrastando a éstas últimas con la endeblez y fragilidad del hombre mortal que las crea. Incursiona así en tribulaciones metafísicas de orden universal que por lo tanto siguen vigentes. Muchos han señalado en esta obra y en su sucesora la influencia del ruso Fedor Dostoievski, al punto de apodar a Arlt "el Dostoievski porteño".

Estructura[editar]

Si se compara la estructura de «Los siete locos» (1929) con «Las extraordinarias aventuras de Julio Jurenito y sus discípulos» (1921) de Ilyá Ehrenburg, podrá notarse una extraordinaria similitud. Y aunque dista mucho de ser un plagio, sí es sorprendente la coincidencia y la fuente de inspiración que Arlt pudo haber tenido respecto a ese libro, por lo cual ha de presumirse que lo leyó comparando las fechas de ambas publicaciones y el contexto existencialista de ambas novelas.

Referencias[editar]

  1. a b c Arlt, Roberto (1999). Rita Gnutzmann, ed. El juguete rabioso (4a. edición). Madrid, España: Cátedra: Letras hispánicas. pp. 79–81. ISBN 84-376-0511-3. 

Enlaces externos[editar]