Los nuevos dinosaurios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los nuevos dinosaurios (The new dinosaurs: An alternative evolution) es un libro de ciencia ficción escrito e ilustrado por el paleontólogo Dougal Dixon, que fue publicado en 1988. El libro es una secuela de After Man, y al igual que éste, trata sobre zoología-ficción, aunque no trata de imaginar una posible fauna de la tierra en el futuro. En su lugar, Dixon opta en este tomo por proponer cómo sería la fauna actual si el asteroide que provocó una extinción masiva que acabó con los dinosaurios y otros muchos grupos de animales hace 65 millones de años no hubiese existido jamás.

Para ello, Dixon tuvo en cuenta qué animales actuales no deberían aparecer de no haber quedado libres los nichos dejados por los reptiles mesozoicos y los cambios climáticos que se abatieron durante el Cenozoico sobre la tierra. Simplificando mucho, se puede decir que las criaturas presentes en este libro son las versiones reptilianas de muchos animales actuales, en su mayor parte mamíferos. Este orden de vertebrados aparece en el libro como una simple colección de pequeños animales, excluidos de los principales nichos ecológicos por los dinosaurios y compuestos únicamente por placentarios: los monotremas y marsupiales se quedaron por el camino al no poder competir con los dinosaurios y los placentarios.

Entre las adaptaciones más curiosas de los nuevos dinosaurios que dan título a la obra están las de pequeños terópodos como el saltador de las cumbres, el cribo (dinosaurio-flamenco) o el dinosaurio carpintero; o los grotescos balaclavs, que viven en manadas en las zonas montañosas y se protegen del viento gracias a su piel lanuda. En esta realidad alternativa, los dinosaurios han logrado hacer lo que no consiguieron en el Mesozoico, colonizar el mar. Este es el caso de unos comedores de algas marinos similares a los manatíes que descienden de pequeños ornitisquios como el Hypsilophodon. Ésta no es la única vía que ha tomado la evolución de los hipsilofodóntidos, un grupo en pleno crisol diversificativo de formas terrestres y arborícolas. Dinosaurios más clásicos como los saurópodos y los tiranosaurios también están presentes, aunque suelen ser formas arcaicas poco derivadas desde el Cretácico. Los saurópodos siguen siendo los animales más grandes de la Tierra, mientras que los tiranosaurios se han hecho aún más enormes y han dejado de cazar, especializándose en devorar las gigantescas carroñas dejadas por estos megasaurópodos. En los tiranosaurios y otros terópodos menores se observa una tendencia a perder las extremidades anteriores.

Por los cielos de la Tierra alternativa de Dixon vagan toda clase de aves, así como pterosaurios (una muestra de la antigüedad de la obra, pues hoy parece seguro que los grandes reptiles voladores ya se habían extinguido o estaban en rápida decadencia al final del Cretácico). También existen aves y pterosaurios ápteros, especialmente en islas apartadas como Nueva Zelanda, aunque una estirpe de pterosaurios pastadores no voladores, los lanks, llena las praderas continentales junto a diferentes tipos de hadrosaurios.

En los mares habitan toda una suerte de criaturas extrañas. Junto a elasmosaurios primitivos, poco variados desde finales del Cretácico, nadan también pliosaurios filtradores similares a ballenas y plungers, pterosaurios desprovistos de la capacidad de volar que hacen el papel de pingüinos. Los ammonites están muy diversificados e incluyen una especie gigantesca de brazos urticantes, el kraken.

El libro cosechó un éxito parecido al de su antecesor y animó a su autor a escribir una tercera secuela, la más polémica de todas, bajo el título de Man after man. En tiempos más recientes, Daniel Bensen y colaboradores han creado una especie de nueva versión modernizada de la obra de Dixon, bajo el nombre de The speculative dinosaur project [1]