Los Guadalupes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Desde los primeros movimientos autonomistas de 1808 en la Nueva España hasta el triunfo del movimiento encabezado por Agustín de Iturbide en 1821, se organizaron variadas redes ocultas de apoyo a los diferentes movimientos emancipadores, que informalmente se fueron organizando con paso del tiempo, de estos el más conocido es el llamado de “Los Guadalupes”, el cual tuvo una intensa actividad entre 1811 y 1814.

El nombre[editar]

Durante la colonia se decía que la Ciudad de México estaba protegida por cuatro advocaciones de la Virgen María, al sur La Piedad, al oriente de la Merced, al norte la de Guadalupe y al poniente la Virgen de los Remedios, entre estas dos últimas existió una especie de competencia en la cual la clase de españoles y criollos se identificaban con la Virgen de Los Remedios, mientras los indígenas y castas lo hacían con la Virgen de Guadalupe ya que se identificaban por estar plasmada en una tilma de maguey y ser una representación morena de María.

Esta competencia incluso se traslado a la guerra donde formalmente los ejércitos virreinales nombraron como Capitana General a la advocación de los Remedios para enfrentar el uso que dieron las múltiples fuerzas insurgentes a la imagen de la Virgen de Guadalupe la cual tomaron como símbolo en común, a tal punto fue esta identificación que en no pocas ocasiones, luego ganar una batalla sometían a juicio a la imagen de la advocación opuesta y su consiguiente castigo que usualmente era el fusilamiento, como lo ocurrido luego de una escaramuza el 15 de febrero de 1813 en el Fuerte de San Diego en Acapulco.[1]

Esta identificación motivo que como medida de seguridad los firmantes de la gran variedad de documentos que se intercambiaron los insurgentes, lo hicieran bajo un seudónimo relacionado con la Virgen de Guadalupe, tal como “los doce”, “número 12”, “Serafina Rose” y más comúnmente Los Guadalupes del cual fue tomado el nombre en general.

Historia[editar]

Desde la conjura de 1808 empezaron a operar una gran variedad de grupos subversivos, los cuales estaban conformados mayoritariamente por criollos y mestizos, estos grupos planearon y echaron a andar varias conspiraciones como la de Valladolid y la de Querétaro de donde nació el movimiento de independencia de 1810, entre estos grupos se tiene noticia de uno llamado “El Águila”, el cual al parecer fue el iniciador o por lo menos el primero de importancia, al grado de ser blanco de las investigaciones del gobierno virreinal.

Este grupo al parecer fue desorganizado por la derrota y captura de Miguel Hidalgo ya que varios de sus integrantes se unieron abiertamente al movimiento cuando parecía cercana la victoria luego de la Batalla del Monte de las Cruces, derrotados se acogieron a las amnistías o fueron detenidos, entonces la dirección del movimiento recayó en Ignacio López Rayón el cual como abogado le dio una estructura y un gobierno, creando la Suprema Junta Gubernativa de América la cual fue defendida en lo militar por José María Morelos, en su organización dividió tareas y estableció un sistema de espionaje el cual se basó en informantes bien avenidos con el poder virreinal, los cuales por medio de correos clandestinos y argucias[2] hacían llegar a las fuerzas insurgentes, pertrechos de boca y fuego, imprentas y sus accesorios, dinero y sobre todo información de lo que pensaban y hacían los realistas. Este carácter secreto que se basaba en la destrucción de las cartas y documentos tan pronto llegaban a destino, como el uso de seudónimos ha hecho poco menos que difícil dar un cuerpo a su historia, quedando en retazos su composición.

Así que se sabe que el firmar los documentos como “Los Guadalupes” inicio hacia mediados de 1811 y que no se tienen documentos posteriores a finales de 1814, se conoce que el gobierno virreinal mandaba comunicados a España donde establece la existencia de los Guadalupes en el mismo periodo, que llevó a juicio y sentenció a destierro a varios personajes de la época, que entre Lucas Alamán y Carlos María de Bustamante se han identificado a 42 personas que formaron parte de este grupo del cual la mayoría son de la ciudad de México y sus alrededores, aunque es seguro que muchos fueron totalmente anónimos. De sus movimientos se conoce pocos hechos documentables:

  • Al ser derrotado José María Morelos en la batalla de Tenango, le fue decomisada una caja con varias cartas de Los Guadalupes de donde partió una investigación que llevó a la cárcel a varios espías.
  • Al jurarse la Constitución de Cádiz de 1812 varios de los integrantes pudieron ser electos como electores de parroquia, lo que les permitiría controlar los entes del gobierno virreinal bajo la nueva constitución, aunque al suspenderse la constitución sus esfuerzos fueron frustrados.
  • Que basado en la misma constitución y gracias a la libertad de prensa que creó y duro solo dos meses, los partidarios pudieron hacerse de imprentas de mano las cuales fueron usadas para crear pasquines, volantes y periódicos en las filas insurgentes, además de crear periódicos legalmente constituidos los cuales propugnaban la autonomía del virreinato.
  • A consecuencia de correspondencia capturada a Ignacio López Rayón en Sultepec, el 30 de mayo de 1812, fueron reducidos a prisión los abogados Falcón y Garcés, Benito Guerra, José Ignacio Espinosa, Juan Guzmán, el doctor Díaz, María Peimbert. Tiempo después fueron puestos en libertad.[3]

De los hechos contados por contemporáneos como Lucas Alamán y Carlos María de Bustamante, se conocen algunos que no son verificables:

  • Antes de ser nombrado virrey Félix María Calleja era visitado por miembros del grupo los cuales le proponían alzarse con los ejércitos virreinales y crear un reino independiente de España, pero al ser nombrado virrey este advirtió a sus conocidos que no osaran continuar sus pasos.
  • Que de igual manera lograron acercarse a Agustín de Iturbide con el cual tuvieron éxito en levantarlo contra el gobierno virreinal.
  • Otro hecho no comprobado es el peso que tuvieron las recientemente formadas Logias Masónicas en la conformación del grupo, ya que por los nombres conocidos y sujeridos parece ser un grupo muy heterodoxo, compuesto tanto por clérigos, abogados, arrieros, comerciantes, soldados, burócratas, albarradonas, etc. Estos españoles de origen, criollos, indígenas, negros y mestizos. Muchos de los cuales luego de lograda la independencia no se les conoce afiliación a las mismas.

Miembros Conocidos[editar]

Algunos de sus miembros conocidos fueron:[4]

  • Ignacio Adalid y Gómez, hacendado, pulquero y letrado.
  • José María Alba y Llave; Comerciante.
  • José María Alcalá y Orozco; Eclesiástico.
  • Francisco de Arce; Comerciante.
  • Manuel Argüelles; Abogado.
  • José Nicolás Becerra; Burócrata.
  • José Antonio de Bustamante; Licenciado, escribano.
  • Joaquín Caballero de los Olivos; Regidor perpetuo.
  • Dionisio Cano y Moctezuma; Cacique indígena y comerciante.
  • Pedro Cárdenas; Abogado.
  • José Manuel Cortázar; Abogado.
  • José Antonio del Cristo y Conde; Abogado.
  • Manuel Díaz; Abogado y hacendado.
  • Antonia Peña; esposa de Manuel Díaz y hacendada.
  • José Ignacio Espinosa. Abogado.
  • José María Fagoaga y Lizaur; Hacendado. Firmante del acta de independencia en 1821.
  • Agustín Gallegos.
  • José Antonio Garcés y Eguia; Abogado.
  • José María de la Garza Falcón, Abogado.
  • Benito José Guerra.
  • Diego Andrés Hurtado de Mendoza; Conde del Valle de Orizaba.
  • María José Jáuregui; Abogado, firmante del acta de independencia en 1821.
  • Félix López de Vergara; Eclesiástico y abogado.
  • Antonio Ignacio López Matoso; Abogado.
  • Francisco de la Llave; Comerciante.
  • José María de la Llave; Comerciante.
  • Ignacio Moreno y barros; Marqués del Valle de Ameno.
  • José Cándido de la Parra; Burócrata de tesorería.
  • José Nazario Peimbert y Hernández; Abogado. Perteneció a la Sociedad “El Aguila”.
  • Margarita Peimbert. Hija de José Nazario Peimbert y Hernández.
  • José María Peláez; Eclesiástico.
  • Ricardo Pérez Gallardo; Abogado.
  • Juan Bautista Raz y Guzmán; Abogado. Miembro de la Junta Provisional Gubernativa (1821 – 1822).
  • Antonio del Río; hacendado, miembro de la sociedad “El Águila”.
  • Juan Wenceslao Sánchez de la Barquera; Periodista, escritor y abogado.
  • Francisco Manuel Sánchez de Tagle; Escritor, Poeta, Propietario de fincas, regidor perpetuo, además de firmante del acta de independencia y miembro de la Junta Provisional Gubernativa (1821 – 1822).
  • José Mariano de Sardaneta y Llorente; Marques de San Juan de Rayas, Minero, además de firmante del acta de independencia y miembro de la Junta Provisional Gubernativa (1821 – 1822).
  • Ignacio Velarde; miembro de la sociedad “El Águila”.
  • María Leona Vicario Fernández; Esposa de Andrés Quintana Roo.
  • Manuel Villaverde; Eclesiástico.
  • Valentín Zerecero; miembro de la sociedad “El Águila”.
  • Anastasio Zerecero; hijo de Valentín Zerecero.
  • José Manuel Zozaya Bermúdez; Abogado y burócrata.
  • Francisco Antonio Galicia; Cacique indígena de la parcialidad de San Juan.
  • Jacobo de Villaurrutia y López Osorio; Abogado y burócrata.

Véase también[editar]


Referencias[editar]

  1. * Luz de Guadalupe Joseph. (1992). En el viejo Acapulco. México: Editora de Periódicos S.C.L. p. 233. 968-6344-01-2. 
  2. * Virginia Guedea (1992). En busca de un gobierno alterno; Los Guadalupes de México. México: Universidad Nacional Autónoma de México. pp. 64 – 65. 968-36-2346-8. 
  3. Zárate, 1880; 305
  4. * Virginia Guedea (1992). En busca de un gobierno alterno; Los Guadalupes de México. México: Universidad Nacional Autónoma de México. pp. 362 – 383. 968-36-2346-8. 

Bibliografía[editar]

  • Virginia Guedea (1992). En busca de un gobierno alterno; Los Guadalupes de México. México: Universidad Nacional Autónoma de México. 968-36-2346-8.