Los Dioses Gemelos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el Popol Vuh se cuenta la historia de Los Dioses Gemelos: Hunahpú e Ixbalanqué, que nacieron del encuentro entre Hun-Hunahpú y la doncella Ixquic, a quien sus padres querían matar en las cavernas de Xibalbá. Ixquic quedó embarazada por la saliva del Árbol de Jícara donde estaba depositada la calavera de Hun-Hunahpú y luego subió al mundo exterior escapando de los Señores de Xibalbá.

Ixquic fue eventualmente aceptada y atendida por Ixmukané, quien criaba a los 2 hijos mayores de Hun-Hunahpú. Ellos molestaban a Hunahpú e Ixbalanqué hasta que un día fueron convertidos en monos por sus hermanos menores.

Hunahpú e Ixbalanqué encontraron la cancha del Juego de pelota maya que había construido su padre, y al jugar molestaron a los Señores de Xibalbá, por lo que fueron llamados a visitar el Inframundo, donde pasaron por varias pruebas y vencieron a los Ajawab de Xibalbá.

Después de su victoria en el Inframundo, Hunahpú se convirtió en el Sol e Ixbalanqué se convirtió en la Luna.