Los Bultos Cubanos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Por bultos cubanos se conoce un escándalo generado en Chile por el ingreso de cajas con armamento, durante el gobierno de Salvador Allende, como regalo de parte del gobierno cubano al mandatario chileno.

Historia[editar]

El 11 de marzo de 1972 un avión de Cubana de Aviación aterrizó en el aeropuerto de Pudahuel, portando una serie de cajas que fueron trasladadas en vehículos de la Policía Civil bajo la supervisión del director Investigaciones Eduardo Paredes, sin pasar por el control del Servicio Nacional de Aduanas. Dicho cargamento, sin embargo, fue detenido por funcionarios de aduanas, quienes insistieron en el procesamiento de los paquetes antes de que pudieran ser removidos del perímetro del aeropuerto.[1] Eduardo Paredes, quien había llegado de Cuba con su familia en la misma aeronave rechazó la petición de los funcionarios, ordenándoles retirarse.[1] Ante la negativa su, intercedió el Ministro del Interior, Hernán del Canto, quien les ordenó que dejaran ingresar los paquetes.

La noticia se filtró de inmediato en los periódicos. Durante las semanas siguientes el gobierno, atacado por la prensa, el Congreso y la Contraloría Nacional, dio varias excusas contradictorias sobre el contenido de los paquetes. Dijeron que eran libros, comida, cigarrillos y hasta artesanía; después se explicó que eran pinturas para una exposición de arte cubano que iba a ser montada en el Museo Nacional de Arte. Después incluso se mencionó equipamiento para la policía civil.[2] [3]

Allende en persona decidió poner fin a las especulaciones y la presión política. Declaró en una entrevista pública que

"... en realidad el vuelo que llegó a Pudahuel transportaba algunos regalos que fueron enviados por el Primer Ministro cubano a mí personalmente, así como a otras autoridades de Chile"

Salvador Allende[1]

Más tarde se constató que los paquetes contenían armamento destinado al Grupo de Amigos Personales (GAP), la unidad de guardaespaldas de Allende.[1]

Controversia[editar]

El escándalo fue utilizado por los detractores de Allende para desacreditar al gobierno, como un ejemplo de su falta de respeto por la legalidad y la institucionalidad, calificándo la situación como contrabando de armas destinado a formar un pequeño ejército revolucionario en Chile.[4] Fue citado por diputados opositores en la "Declaración de la Ruptura de la Democracia en Chile" como uno de los casos de ilegalidad de los funcionarios públicos del régimen.[5] [6] Este escándalo fue incluido dentro de un informe, conocido como Libro Blanco.

Según el escritor cubano, disidente y antiguo colaborador del régimen castrista, Norberto Fuentes durante todo el periodo de la Unidad Popular el gobierno de Cuba habría ingresado a Chile unos 3 mil o 4 mil fusiles de asalto AK-47, por medio de valijas diplomáticas que viajaban en Cubana de Aviación.[7]

Por su parte, algunos antiguos miembros del GAP señalan que dichas armas tenían como único objetivo la defensa de la residencia del presidente en la calle Tomás Moro y del Palacio de La Moneda, ante el riesgo de un eventual Golpe de Estado.[8] De acuerdo a estos últimos, el contenido de los bultos cubanos estaba compuesto por:.[9]

  • 76 pistolas-ametralladoras,
  • 12 ametralladoras de asalto AK-47
  • 6 cohetes PG-7
  • 457 pistolas y revólveres
  • Municiones

Referencias[editar]

  1. a b c d «Bultos Cubanos», Edicion especial, Revista "Que Pasa", 1982, pp. 21.
  2. «Puro Chile», Periodico chileno, 1972, pp. 1.
  3. Norman Friedman. The Fifty-Year War: Conflict and Strategy in the Cold War. 
  4. Sigmund, Paul. «Los años verde olivo», Edicion especial, "La Tercera", 2005.
  5. Robert H. Donaldson. The Soviet Union in the Third World: successes and failures. 
  6. Norman Friedman. The Fifty-Year War: Conflict and Strategy in the Cold War. p. 544. 
  7. Javier Ortega - La historia inédita de los años verde olivo
  8. Daniel Avendaño y Mauricio Palma (2001), El rebelde de la burguesía. La historia de Miguel Enríquez, Ediciones CESOC, Santiago.
  9. Daniel Avendaño y Mauricio Palma (2001), El rebelde de la burguesía. La historia de Miguel Enríquez, Ediciones CESOC, Santiago.