Lorenzo Lotti

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Capilla Chigi en la Basílica de Santa Maria del Popolo con el Jonás de Lorenzetto a la izquierda del altar.

Lorenzo Lotti, también conocido como Lorenzetto, (Florencia, 1490Roma, 1541), nacido Lorenzo di Lodovico di Guglielmo, fue un escultor y arquitecto italiano del Renacimiento, perteneciente al círculo de Rafael.

Nació en Florencia y se casó con la hermana de Giulio Romano, otro pintor, escultor y discípulo de Rafael. Aparece biografiado en Le vite de' più eccellenti pittori, scultori e architettori de Giorgio Vasari.

Obra escultórica[editar]

Madonna del Sasso sobre la tumba de Rafael en el Panteón de Roma.


Según Vasari siendo aun un joven escultor, Lorenzetto terminó el sepulcro del cardenal Niccolò Fortiguerra, comenzado por Andrea del Verrocchio el año 1477 en San Jacopo, en Pistoia. Una vez en Roma hizo «muchas obras», de las cuales, según Vasari, «no hace falta destacar ninguna».[1]

Por influencia de Rafael, Lorenzetto recibió un encargo de Agostino Chigi para hacer su tumba en Santa Maria del Popolo, donde Agostino había hecho construir una capilla (Capilla Chigi). Según Vasari, Lorenzetto trebajó muy duro en este proyecto, tanto para impressionar Chigi como para quedar bien con Rafael. Con ayuda del joven escultor Raffaello da Montelupo, y empleando dibujos de Rafael (según Vasari), Lorenzetto hizo una estátua de Elías, así como un Jonás desnudo liberado del vientre de la ballena, como a símbolo de la ressurrección de los muertos.[1] También fue recomendado por Rafael para hacer unos relieves de bronce para la tumba de Agostino. El relieve de Cristo y la Samaritana fue trasladado a la base del altar por Bernini, a rraíz de posteriores reformas en la capilla.[2]

Según Vasari, la muerte casi simultánea de Chigi y Rafael (con una diferencia de cuatre días entre un y otro, el año 1520) fue la causa del declive de la fortuna de Lorenzetto. Los herederos de Chigi no retiraron las estátuas para la Capilla «durante muchos años» y Lorenzetto «perdió toda esperanza, al ver que habia desaprovechado todo su tiempo y su trabajo».[1]

No obstante consiguió el nuevo trabajo de hacer una estátua para la tumba de Rafael en el Panteón de Roma, obra para la cual contó con la ayuda de Raffaello da Montelupo. Esta escultura es llamada la Madonna del Sasso (Madre de Dios de la Roca), porque la madre de Dios apolla un pie sobre una piedra.

El año 1524, Lorenzetto acabó la tumba del poeta Bernardino Cappella en Santo Stefano Rotondo (de nuevo en compañía de Raffaello da Montelupo).

En esta misma época trebajó también en las tumbes de los papas Médici (Clemente VII i León X) en Santa Maria sopra Minerva (c. 1536) donde se encargó de trabajos secundarios, dado que la obra principal estuvo a cargo de Baccio Bandinelli.[1]

Obra en San Pedro de Roma[editar]

Sus últimos años, Lorenzetto también fue ayudante de Antonio da Sangallo el Joven como arquitecto y supervisor de la interminable obra de San Pedro del Vaticano bajo el papado de Pablo III. Según Vasari, este fue el trabajo más lucrativo de toda la carrera de Lorenzetto, porque:

Se trabajaba a destajo, a tanto la cana. Y así fue que en pocos años ganó más fama trabajando menos que en todos los años anteriores en qué sólo unos pocos lo conocían, de forma que Dios, los hombres y la suerte le eran propicios. Si hubiera vivido hoy, se hubiera resarcido de su mala suerte durante todos los años en que tan duramente trabajó. murió a los cuarenta y siete años, de unas calenturas, el año 1541.[3]

Referencias[editar]

  1. a b c d Enllaç en línia a la biografia de Lorenzetto a Le Vite de Vasari
  2. Blue Guide, Rome and environs, (1994) pàg. 162.
  3. Vasari, Giorgio, Le Vite delle più eccellenti pittori, scultori, ed architettori, edició de Luciano Bellosi i Aldo Rossi. Traducció castellana. Ediciones Cátedra, Madrid, 2002. ISBN 84-376-1974-2.

Enlaces externos[editar]