Lumbricidae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Lombriz»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Lombriz de tierra
Regenwurm1.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Annelida
Clase: Clitellata
Subclase: Oligochaeta
Orden: Haplotaxida
Familia: Lumbricidae
Géneros

Los lumbrícidos (Lumbricidae), comúnmente denominados lombrices de tierra, son una familia de anélidos oligoquetos del orden Haplotaxida.

En la actualidad hay descritas unas 4000 especies y se calcula que existan unas 6000.

Su origen se sitúa hace aproximadamente 600 m.a. De origen acuático mantiene aún características propias del medio: respiración cutánea, dependencia de la humedad, sistemas de resistencia a desecamiento (cápsulas, puestas masivas, quiescencia).

Tienen un importante papel en los ecosistemas donde son consideradas especies clave:

  • Constituyen la 1.ª biomasa zoomasa del suelo.
  • Contribuyen a la formación del suelo.
  • Participan activamente en los ciclos del Carbono(C) y el Nitrógeno(N).
  • Promueven la actividad microbiana.
  • Mejoran las propiedades físicas y químicas del suelo.
  • Son importantes en las redes tróficas siendo la base de alimentación para aves y mamíferos (zorros, tejones, jabalíes, etc.).

En la península ibérica tenía presencia Eisenia foetida (llamada comúnmente lombriz roja californiana) y se ha asentado (podría ser considerada una especie invasora) Lumbricus terrestris (Lombriz canadiense).

Llegan a medir hasta 30 cm de largo y, si bien son originarias de Europa, han sido introducidas en muchas zonas del mundo. Algunas especies tropicales alcanzan los 4 m de longitud.[1]

Cabe destacar que el nombre de lombriz se aplica a otros invertebrados vermiformes sin relación alguna con los anélidos, como las lombrices intestinales (tenias, pertenecientes a los platelmintos y Ascaris lumbricoides del filo de los nematod.

Las lombrices más conocidas excavan galerías en el suelo y salen de noche a explorar sus alrededores. Son animales muy beneficiosos. Mientras excavan para hacer sus túneles, ingieren partículas de suelo y digieren cualquier resto orgánico. En épocas húmedas, arrastran hojas al interior de la tierra para alimentarse. Con ello remueven, airean y enriquecen el suelo, contribuyendo a que se mantenga fértil al hacer ascender fósforo y potasio del subsuelo y al expulsar sus propios desechos nitrogenados. La época más propicia para las lombrices es cuando el clima es húmedo y cálido, momento en el que salen a la superficie para procrear. Las lombrices son hermafroditas ya que poseen órganos reproductores masculinos y femeninos, pero necesitan aparearse (ver Oligochaeta).

Es muy voraz, llegando a comer hasta el 90% de su propio peso por día. De esta ingesta, excreta entre el 50 y 60% convertido en un nutriente natural de altísima calidad, conocido como lombricompuesto o humus de lombriz.

La lombriz de tierra no tiene dientes; su efectividad reside en su aparato digestivo para lo cual tiene un aparato bucal succionador, faringe, buche, molleja y el resto es intestino.

En estado adulto llega a medir entre 9 y 30 cm de largo.

Su apareamiento se produce generalmente cuando asoman a comer a la superficie. La puesta de huevos se realiza a razón de un cocón por animal cada 45 a 60 días. Viven de 4 a 5 años. No posee pulmones, respira por la piel.

Usos[editar]

Las lombrices de tierra tienen un importante interés práctico por muchos aspectos. Por ejemplo:

  • Uso como cebo vivo para pesca deportiva y recreativa.
  • Utilización como alimento animal (y humano) en vivo o en forma de harinas.
  • Tratamiento y valorización de residuos. Transformando residuos que se desecharían e irían a vertedero en abonos para la fertilización de suelos.
  • Producción comercial de humus de lombriz..

placer sexual by gengibre

Estructura y ciclo vital[editar]

Diagrama sencillo que muestra la ubicación de la boca, cola y clitelo en una lombriz de tierra.

No cuenta con una cabeza bien definida pero si con una boca en uno de sus extremos y un ano en el otro no obstante puede moverse en ambos sentidos sin mayor problema.

El sistema muscular de la lombriz de tierra consiste en una serie de fibras externas circulares o transversas de músculo, que rodean el cuerpo, y una serie interna de fibras musculares longitudinales que sirven para mover las cerdas.

El aparato circulatorio está formado por un vaso sanguíneo dorsal prominente y cuando menos cuatro vasos sanguíneos ventrales, que recorren de forma longitudinal el cuerpo y están conectados entre sí a intervalos regulares por medio de una serie de vasos transversales. El vaso dorsal está equipado con válvulas y es el verdadero corazón. No obstante, el bombeo de la sangre se produce sobre todo por movimientos musculares generales.

El sistema nervioso central consiste en un par de ganglios suprafaríngeos, generalmente llamados cerebro, y un cordón ventral que pasa debajo del canal alimentario con ganglios en cada segmento. Las lombrices de tierra carecen de órganos sensoriales aparte de los del tacto.

Pero sí podemos observar ya, en este organismo primitivo, los tres elementos esenciales del sistema nervioso: receptores, conductores y efectores y es en el desarrollo de la cadena nerviosa en la lombriz de tierra donde los conductores quedan organizados en vías ascendentes y descendentes. En este caso, el sistema nervioso cuenta con tres tipos de células nerviosas especializadas.

El aparato digestivo está formado por una faringe musculosa, un delgado esófago, un buche o receptáculo de comida de paredes delgadas, una molleja muscular empleada para moler la tierra ingerida y un intestino largo y recto.

Referencias[editar]

  1. Hickman, C. P., Ober, W. C. & Garrison, C. W., 2006. Principios integrales de zoología, 13.ª edición. McGraw-Hill-Interamericana, Madrid (etc.), XVIII+1022 pp. ISBN 84-481-4528-3

Enlaces externos[editar]