Demencia (derecho inglés)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Locura (derecho inglés)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
A Rake's Progress de William Hogarth, representando el hospital psiquiátrico Bethlem Hospital.

En el derecho inglés, defensa por demencia es una defensa de cargos criminales basada en la idea de que el acusado era incapaz de entender lo que estaba haciendo o que era incapaz de comprender que lo que estaba haciendo, estaba mal.

La defensa viene en dos formas; cuando se alega demencia del acusado al momento del crimen, o bien, cuando se alega demencia al momento del juicio. En la primera forma la defensa debe demostrar que el acusado sufría o sufre de alguna enfermedad que afecta el funcionamiento de la mente, lo cual lo llevó a un defecto de la razón que le impidió comprender lo que estaba haciendo o que no sabía que lo que hacía, estaba mal. En la segunda forma la prueba es demostrar si el acusado es capaz de diferenciar entre los veredictos de "culpable" o "inocente" y reconoce los cargos a los que se enfrenta. Si la defensa tiene éxito, es probable que el acusado sea detenido bajo la Ley de Procedimiento Penal (Demencia) de 1964,[Nota 1] aunque los jueces tienen un amplio margen de apreciación en cuanto a qué hacer.

El uso de la "demencia" como concepto se remonta a 1324, su aplicación penal se utilizó hasta finales del siglo XVI en una forma casi idéntica. Si la defensa resultaba éxitosa, al acusado se le podía permitir regresar a su casa o, en su defecto, ser encarcelado hasta recibir el indulto real. Después de 1542, un acusado que sufriese de demencia antes del juicio no podía ser juzgado por ningún delito, incluso por el delito de alta traición. Durante el siglo XVIII las pruebas para determinar la demencia se estrecharon, los acusados tenían la obligación de probar que no podían distinguir entre el bien y el mal y que además sufrían de una enfermedad mental que los hacía incapaces de comprender las consecuencias de sus acciones. La actual redacción proviene de las Reglas M'Naghten, basadas en el juicio legal de Daniel M'Naghten en 1843.

La defensa por demencia ha sido objeto de fuertes críticas, particularmente del Comité Butler, que afirma que la norma se «basa en un concepto muy limitado de la naturaleza del trastorno mental», destacando «el lenguaje pasado de moda, de las Reglas M'Naghten, que da lugar a problemas de interpretación y que las normas se basan en la creencia obsoleta en el papel preeminente de la razón en el control de la conducta social... [las reglas] por lo tanto no son una prueba satisfactoria de la responsabilidad criminal».[1] El comité propuso reformas a la ley en 1975, seguido por un proyecto de ley de la Comisión de Derecho en 1989, sin embargo, esos dos proyectos fueron ignorados por los respectivos gobiernos.

Historia[editar]

Jorge III, quien James Hadfield intentó fallidamente asesinar.[2]

La demencia en el derecho inglés data de 1324, con la Ley de Prerrogativa Regia que le permitió al rey usurpar los bienes a los "idiotas" y "lunáticos", la antigua ley usaba varias palabras: "idiota", "tonto" y "borrachín" para referirse a aquellos que eran aquejados por la demencia desde el nacimiento,[3] y "lunático" para aquellos afectados por la demencia después del nacimiento o que sufriendo demencia tenían momentos de lucidez.[4] En el derecho penal, la demencia era utilizada como una defensa idéntica desde ese punto hasta finales del siglo XVI; si un insano cometía un crimen, no recibía el mismo castigo que un felón sano que cometía el mismo crimen. Por varias razones; primero, porque el castigo dado a los criminales no tendría el mismo efecto en un demente. Segundo, porque los crímenes graves requieren de mens rea, una persona con demencia no sería culpable puesto que no cuenta con la capacidad de mens rea. Tercero, la frase furiosus solo fitrere punitur es decir un: «lunático es castigado por su propia locura».[5]

En muchos casos el acusado era puesto en libertad y se le permitía ir a su casa; en otros, era llevado a prisión hasta que el rey decidía perdonarlo, un demente que era aquejado por la demencia antes del juicio, no podía ser ejecutado, ni, después de 1542, acusársele por delitos, incluyendo el de alta traición.[6] Entonces fue establecido que alguien inocente por demenecia debía ser puesto en libertad inmediatamente (hasta principios del siglo XIX), lo cual era prácticamente todo lo que se podía hacer, aunque la Ley de Vagabundeo de 1714 permitía a dos jueces de paz confinar a un demente peligroso. La prueba de demencia era extremadamente estrecha; los acusados tenían que probar que eran incapaces de diferenciar entre el bien y el mal, siguiendo el caso de John Firth en 1790, que sufría de una enfermedad mental que lo hacía incapaz de «formar un juicio sobre las consecuencias de sus acciones».[7]

El caso de James Hadfield[editar]

El 15 de mayo de 1800, James Hadfield intentó asesinar a Jorge III;[8] Hadfield había llegado a creer que la segunda venida de Cristo sería provocada por su propia muerte y por lo tanto trató de ser ejecutado judicialmente.[9] Intentó asesinar al rey en la palco real del Teatro Drury Lane, disparó con una pistola contra él; sin embargo, el rey realizó una reverencia a la audiencia al mismo tiempo, y por lo tanto la bala pasó junto a su cabeza.[9] Fue juzgado el 26 de junio de 1800 en la Corte del Tribunal del Rey. Su abogado, Thomas Erskine, argumentó que, a pesar, de que la planificación del ataque hizo que la "demencia" no fuera suficiente, la verdadera muestra de demencia eran los delirios y el «frenesí o locura delirante», que sufría Hadfield. Varios expertos médicos testificaron que las lesiones de Hadfield sufridas en la Batalla de Tourcoing, donde fue golpeado repetidamente en la cabeza con un sable, habían causado su demencia,[10] Lord Kenyon inmediatamente envió al jurado a deliberar. El veredicto fue: «inocente; el acusado sufría de demencia durante el delito», allí surge la frase «inocente por demencia».[11]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. La Ley de Procedimiento Penal (Demencia) de 1964 define el procedimiento para determinar si un acusado sufre alguna discapacidad mental tal que constituya un obstáculo para ser juzgado.

Referencias[editar]

  1. Clarkson (2007) p.394
  2. Black (2006) p.357
  3. Crotty (1924) p.107
  4. Crotty (1924) p.109
  5. Crotty (1924) p.110
  6. Crotty (1924) p.111
  7. Moran (1985) p.32
  8. Black (2006) p.172
  9. a b Moran (1985) p.33
  10. Moran (1985) p.34
  11. Moran (1985) p.35

Bibliografía[editar]

Bibliografía[editar]

  • Clarkson, C.M.V.; H.M. Keating, S.R. Cunningham (2007). Clarkson and Keating Criminal Law: Texts and Materials (6ta edición). Sweet & Maxwell. ISBN 9780421947801. 
  • Crotty, Homer D.. «The History of Insanity as a Defence to Crime in English Criminal Law». California Law Review (University of California, Berkeley School of Law) 12 (2). ISSN 0008-1221date=1924. 
  • Herring, Jonathan (2008). Criminal Law: Texts, Cases and Materials (3rd edición). Oxford University Press. ISBN 9780199234325. 
  • Jones, Timothy (1995). «Insanity, automatism, and the burden of proof on the accused». Law Quarterly Review (Sweet & Maxwell) 111 (3). ISSN 0023-933X. 
  • Moran, Richard (1985). «The Modern Foundation for the Insanity Defense: The Cases of James Hadfield (1800) and Daniel McNaughtan (1843)». Annals of the American Academy of Political and Social Science (American Academy of Political and Social Science) 477. ISSN 0002-7162. 
  • Ward, Tony (1997). «Magistrates, insanity and the common law». Criminal Law Review (Sweet & Maxwell). ISSN 0011-135X. 
  • White, Stephen (1985). «The Insanity Defense in England and Wales Since 1843». Annals of the American Academy of Political and Social Science (American Academy of Political and Social Science) 477. ISSN 0002-7162. 
  • Black, Jeremy (2006). George III: America's last king. Yale University Press. 
  • West, Donald James; Walk, Alexander (1977). Daniel McNaughton: his trial and the aftermath. RCPsych Publications. 
  • Brooking, Julia I.; Ritter, Susan; Thomas, Ben L. (1992). A Textbook of Psychiatric and Mental Health Nursing. Elsevier Health Sciences. ISBN 9780443034619. 
  • Szasz, Thomas Stephen (1989). Law, liberty, and psychiatry: an inquiry into the social uses of mental health practices. Syracuse University Press.