Lobopodia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Lobopodia
Rango temporal: Serie 2-Pensilvánico temprano
Laggania cambria 01.JPG
Laggania cambria, un anomalocárido
Clasificación científica
Reino: Animalia
Subreino: Eumetazoa
(sin clasif.) Bilateria
Superfilo: Protostomia
División: Ecdysozoa
Filo: Lobopodia
Snodgrass, 1938
Subfilos

Los lobopodios (Lobopodia) son un grupo de animales poco conocidos, que corresponden principalmente a taxones relacionados con los artrópodos. Su registro fósil se remonta al Cámbrico. Los lobopodios están segmentados y las patas suelen llevar uñas en sus extremos.[1]

Morfología[editar]

La mayoría de lobopodios miden solo algunos centímetros de longitud (con excepción de algunas formas cámbricas como Anomalocaris). Son segementados, aunque las segmentos puede ser difícil de discernir debido a su estrecho espaciamiento (~ 0,2 mm) y baja estatura. Los lobopodios y sus patas son circulares en sección transversal. Sus patas, técnicamente llamadas lobópodos, están sueltas en forma cónica, las patas son más sólidas en el centro del tronco, cerca de la cabeza y de la cola. Las uñas son ligeramente curvadas. Su longitud es poco proporcional a la longitud de sus patas. Los ojos son similares a los de los artrópodos modernos como se ha demostrado en Miraluolishania haikouensis.

Su intestino es recto, con tubos indiferenciados, que en algunos fósiles se encuentran llenos de sedimento. El intestino de Paucipodia es ancho y variable, siendo mayor hacia el centro del cuerpo. Su posición en la cavidad del cuerpo es sólo vagamente fija y la flexibilidad es posible.

Registro fósil[editar]

El más antiguo fósil casi completo hasta la fecha de estos animales corresponde al Cámbrico inferior, y algunos también se conocen desde el Silúrico. Poseen numerosas patas,o si carecen de ellas, lóbulos laterales como en los dinocáridos. Tienen numerosas placas blindadas que a menudo cubren todo el cuerpo y la cabeza. Ya que esto disminuye su flexibilidad, en ocasiones poseen espinas que probablemente jugaban un papel defensivo ante los depredadores. El grupo incluye formas del Cámbrico, así como los actuales onicóforos.[cita requerida]

El muy reciente (febrero de 2011) descubrimiento del lobopodio Diania cactiformis en el yacimiento Esquistos de Maotianshan (China), datado en el Cámbrico Inferior (unos 530 millones de años), puede contribuir a demostrar que los artrópodos, que son el filo más diverso de la actualidad con más de un millón de especies, provienen del filo Lobopodia. Diania presenta extremidades articuladas y cubiertas por un exoesqueleto rígido, que es la característica más esencial de los artrópodos.[cita requerida]

Los géneros mejor conocidos son Aysheaia, que fueron descubiertas en los estratos canadienses del Esquisto de Burgess y es el lobopodio más similar en apariencia a los modernos onicóforos; un par de apéndices en la cabeza han sido considerados precursores de las actuales antenas. Xenusion aparentemente era capaz de rodar por sí mismo, tenía espinas que daban hacia el exterior, dando la idea de esa estrategia defensiva es común en los lobopodios. Sin embargo, con mucho, los más famosos lobopodios son los miembros del género Hallucigenia, llamados así por su extraña apariencia. Originalmente fue reconstruida con las patas similares a zancos y misteriosas protuberancias carnosas dorsales. Durante mucho tiempo fue considerado un ejemplo de la forma en que la naturaleza ha experimentado con los más diversos diseños y cuerpos extraños en el Cámbrico. Sin embargo, más descubrimientos demostraron que en esta reconstrucción el animal se había colocado al revés: la interpretación de las "protuberancias" similares a espinas eran en realidad las patas. Esta segunda reconstrucción también intercambió los bordes delanteros y traseros de la criatura, lo que con investigaciones más recientes demostró ser errónea.

Referencias[editar]

  1. Liu (2007). «Origin, diversification, and relationships of Cambrian lobopods». Gondwana Research 14 (1-2):  pp. 277. doi:10.1016/j.gr.2007.10.001. 

Galería[editar]