Lo apolíneo y lo dionisíaco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Lo apolíneo y dionisíaco es una dicotomía filosófica y literaria, basada en ciertas características de la mitología en la antigua Grecia. Varios pensadores occidentales han apelado a esta dicotomía en sus trabajos, incluyendo Plutarco, Friedrich Nietzsche, Carl Jung, Robert A. Heinlein, Thomas Mann, Hermann Hesse, entre otros.

En la mitología griega, Apolo y Dioniso eran hijos de Zeus. Apolo es el dios del Sol, la claridad, la música y la poesía, mientras Dionisio es el dios del vino, el éxtasis y la intoxicación. En el uso moderno del concepto literario, el contraste entre Apolo y Dionisio simboliza los principios de la integridad contra el individualismo, la luz contra la oscuridad o la civilización contra la naturaleza. Los antiguos griegos no consideraban a estos dos dioses como opuestos o rivales.

Friedrich Nietzsche[editar]

El uso estético que Nietzsche da a los conceptos, que luego desarrolla filosóficamente, aparece por primera vez en su libro «El nacimiento de la tragedia», publicado por primera vez en 1872. Su mayor premisa era la fusión de los impulsos artísticos apolíneos y dionisíacos (Kunsttrieben), en las tragedias y el arte dramático en general.

Nietzsche insiste en que los trabajos de Esquilo y Sófocles representan la cumbre de la creación artística, la verdadera realización de la tragedia. Es con Eurípides, sostiene, con quien la tragedia comienza su "Untergang" (literalmente, hundimiento, decadencia, deterioro, declive, muerte, etc.) Nietzsche critica la interpretación racionalista que Sócrates hace de la tragedia, argumentando que la intrusión de la ética y la razón pervierte el origen de la tragedia, o sea el frágil balance entre lo dionisíaco y lo apolíneo.

Cuando Apolo encontró a Dionisos (cortometraje)[editar]

En 2009 se estrenó el cortometraje Cuando Apolo encontró a Dionisos, una comedia en tres actos dirigida por J. M. Asensio, que adapta algunos mitos griegos al mundo moderno sin renunciar a la fantasía.

La historia nos presenta a un personaje Apolíneo que necesita el impulso y la seguridad de su alter ego Dionisiaco para conquistar a Dafne, la chica de sus sueños hermafrodita. Este sueño, aparentemente inalcanzable, se convertirá en algo real si el personaje confía en sí mismo y se atreve a desafiar los límites de su razón. El arte dionisíaco en sí, consiste en el arte que usó Dionisio para expresar sus sentimientos más que todo, incluso cuando su estado de ánimo era deprimente (como vemos en su obra más importante "Un loco amor") después de haber tenido relaciones con Zeus.


El guión se basa en esta dicotomía entre lo Apolíneo y lo Dionisiaco, que se expresa en el cortometraje a través de los personajes, el montaje y la música.