Llave Stillson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una llave Stillson o grifa.

La llave Stillson, llave para tubos o llave grifa es una llave ajustable usada para apretar, aflojar o ajustar piezas que la llave inglesa no sería capaz. Se utiliza para ajustar piezas más grandes, que requieran la aplicación de un Par de apriete considerable. Existen en varios tamaños, como: 8,10, 12, 14, 18, 24, 34, 36, 48 y otras (expresadas en pulgada).

Fue patentada el 12 de octubre de 1869 por Daniel Chapman Stillson., con el número 95744

Funcionamiento[editar]

Dos llaves Stillson, una de 34 pulgadas y otra de 12".

Esta llave tiene gran versatilidad de ajuste de las dimensiones de la boca, por medio de un sistema que consta de: el cuerpo de la llave (que es también parte del pie que aprieta el elemento), una cremallera unida con el otro pie de apriete y un anillo roscado por dentro. Al girar el anillo roscado, la cremallera con uno de los soportes de apriete se cierra o abre, dando el diámetro deseado para el ajuste. La mayoría de estas llaves poseen dos muelles (son como suspensiones), las cuales sirven para que al ajustar, la boca se apriete.

Además de estas cualidades, los dientes de la llave tienen la forma de un tornillo de banco, haciéndolo capaz de poder sujetar firmemente, sin resbalar, piezas tales como cañerías lisas, tuercas y tornillos desgastados, etcétera.

Tiene un uso mayor a la llave inglesa puesto que esta ajusta las tuercas con un mayor par de apriete.

Breve historia[editar]

En 1870 a Daniel Chapman Stillson se le ocurrió hacer un ajuste basándose en las llaves de boca fija, y crear una universal, y para todos los tamaños. Su invento se lanzó gracias a la firma de Walworth y es muy utilizada bajo la misma técnica de diseño.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]