Llanura beniana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El río Mamoré cruza toda la llanura beniana

La llanura beniana o Llanos de Moxos cubren una extensión de 126,100 kilómetros cuadrados en las tierras bajas del Norte boliviano. En su mayor parte se localizan en el Departamento del Beni (cuyo nombre lleva la llanura beniana), en el Sudoeste de la cuenca del Amazonas, aunque en parte corresponden al Departamento de Pando, y se extienden hacia el Norte a los estados brasileños de Acre y Rondônia. Es ésta una zona muy húmeda con precipitaciones anuales entre los 2.000 y 2.500 mm en su parte Oeste, y 1,300mm en el Este. La zona presenta una vegetación de bosque húmedo, aunque se aprecia la presencia de extensas áreas de pastos naturales de la llanura, áreas de origen aluvial (véase sabana del Beni).

Varias sociedades complejas precolombinas se instalaron en los Llanos de Moxos. Se ha detectado presencia humana de gran antigüedad en esta zona, a partir de 8,000 AC, gracias al hallazgo de acumulaciones de conchas de mariscos resultantes del forrajeo.[1] Otras poblaciones más tardías, que pudieron descender de las recién mencionadas, edificaron múltiples obras de utilidad agrícola tales como campos elevados y canales, además de caminos y montículos habitacionales. Los hallazgos arqueológicos, que no se conservan bien en el trópico, revelan que estas obras estuvieron en uso en el periodo entre entre 2500 AC y 1450 DC.[2] Ver Cultura hidráulica de las Lomas. Algunos de estos vestigios presentan un volumen mayor que el de las pirámides de Gizeh (Egipto), y han provocado especulaciones sobre la forma en pudieron edificarse. Se ha determinado que los campos elevados para la agricultura podrían cubrir unos 50,000 kilómetros cuadrados de sabana Los pueblos prehispánicos de esta zona producían cerámicas decoradas, tejidos de algodón, y en algunos sitios enterraban a los muertos en grandes urnas.

Los inmigrantes europeos empezaron a asentarse en los Llanos de Moxos al final del SXVII. Las misiones jesuitas que se establecieron a partir de entonces y en el siglo siguiente a la larga dieron lugar a varios de los poblados modernos en esta región.

La presencia de bosques es importante en la región, aunque el entorno natural ha sido modificado por la intervención del hombre, lo que ha obligado al desplazamiento de especies de fauna silvestre; sin embargo, aún tiene una importante variedad de especies de fauna y flora silvestres. En esta zona se encuentra la reserva de la biosfera y tierra comunitaria de origen Pilón Lajas.

Desde la década de 1950, los ranchos constituyen aquí la forma más importante de agricultura.

  1. Lombardo U, Szabo K, Capriles JM, May J-H, Amelung W, et al. (2013) Early and Middle Holocene Hunter-Gatherer Occupations in Western Amazonia: The Hidden Shell Middens. PLoS ONE 8(8): e72746. doi:10.1371/journal.pone.0072746